En el Teatro Lírico sonaron “Guitarras del Mundo” en la XXIV edición de este festival

En el Teatro Lírico sonaron “Guitarras del Mundo” en la XXIV edición de este festival

En una velada en la cual el protagonismo fue exclusivo de la guitarra clásica, cuyas cuerdas vibraron al son de las más pulidas melodías de la mano de exponentes del instrumento a nivel nacional, el público pudo disfrutar de manera gratuita un espectáculo de primer nivel en el Teatro Lírico del Parque del Conocimiento.

 

 

 

El festival se acerca a su cuarto de siglo de hacer sonar guitarras del mundo. Esta edición fue la 24 de un evento que la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) viene organizando año tras año para acompañar y sintetizar los enormes avances cualitativos de la guitarra en todo el mundo y, particularmente, en nuestro país, para demostrar que aunque antiguo, el instrumento de seis cuerdas sigue con intacta capacidad de sorprender en manos de el intérprete adecuado.

 

 

 

Los encargados de generar esa sorpresa en los oídos del centenar de personas que se dirigieron al Parque del Conocimiento el viernes por la noche, fueron Carlos Wernicke, reconocido transcriptor de música antigua, compositor y arreglador y Leonardo Andersen, prodigioso solista y profesor de la Universidad de San Martín. Por otra también tuvieron su lugar en el escenario exponentes provinciales como el dúo de Diego José Navarrete y Agustín Cardozo de Oberá, David Luna de Eldorado, Martín Miguel Brilloni de Posadas y Pablo Assaf Grahl de Aristóbulo del Valle. Todo enmarcado en el homenaje que representó esta edición del Festival para el músico e historiador del folklore argentino, Carlos di Fulvio y el guitarrista y compositor Horacio Castillo, recordado con cariño por el público misionero luego de haber fallecido en un accidente de tránsito a la joven edad de 30 años.

 

 

 

El encargado de dirigir este festival es el compositor Juan Falú, caracterizado por ser un referente nacional del folklore argentino. Obviamente esta característica es la misma que impregna de sonidos regionales, que remontan a los campos pampeanos o las sierras cordilleranas de nuestro país, al Festival. En ese sentido el compositor Leonardo Andersen, quien tocó apenas comenzada la velada, brindó para el público una excelsa versión de la afamada canción de Ramón Ayala “mi pequeño amor”, pieza que supo despertar una gran ovación por parte del fanático público misionero. Sin embargo, hubo intérpretes, como Carlos Wernicke, que se desplazaron del folklore para tocar piezas de un tenor más clásico. Wernicke es argentino pero lleva años viviendo en España y tal vez esa sea la causa de que se haya apartado de los géneros folklóricos argentinos, lo cual para nada significó un punto negativo, sino todo lo contrario, ya que dotó de variedad a la velada y como frutilla del postre, presentó una pieza que compuso exclusivamente para el festival Guitarras del Mundo.

 

 

El Festival se ha vuelto todo un hito para los amantes de la guitarra, es que haber llegado a las 24 ediciones habla de la trascendencia que ha logrado el evento desde sus comienzos en 1995. Por su parte, la Honorable Cámara de Representantes de la provincia de Misiones, presidida por el Ingeniero Carlos Eduardo Rovira, ha declarado a la XXIV edición del Festival Guitarras del Mundo de interés provincial, en clara concordancia con la fuerte apuesta que realiza el estado provincial en materia de cultura.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE