¿Por qué no vienen masivamente los paraguayos a comprar a Posadas?

Atraídos por la diferencia cambiaria, miles de chilenos y uruguayos cruzan la frontera para llevar productos argentinos a sus países. Pero no ocurre lo mismo en Posadas.
A diferencia de otro pasos fronterizos como en el caso Mendoza con Chile y Uruguay con Entre Ríos, donde tentados por la devaluación del peso los visitantes extranjeros aprovechan la excelente diferencia cambiaria para realizar compras y pasear y descansar unos días del lado Argentino, en Posadas, los paraguayos provenientes de Encarnación, brillan por su ausencia.
Solo este fin de semana más de 20 mil chilenos llegaron a Mendoza.  Al revés de lo que sucedió hace unos meses, ahora tanto  chilenos como los uruguayos ven muy baratos los precios de los productos que se ofrecen del lado Argentino.
En el caso de la frontera con Chile, el sábado fue la jornada de mayor tránsito, con 13.500 visitantes desde Chile a Mendoza y una espera promedio de tres horas en la aduana. Cruzaron en micros y vehículos particulares por el paso Cristo Redentor.
En pocos meses y con la marcada devaluación del peso argentino frente al dólar, cambió la tendencia: se terminaron los tours de compras de argentinos a Chile y Paraguay, ahora son ellos  los que encuentran conveniente viajar a la Argentina.
De acuerdo con los datos de la Dirección Nacional de Migraciones, el último jueves cruzaron por la frontera hacia Mendoza alrededor de 2.000 chilenos, el viernes fueron 4.500 y el sábado, 13.500. El paso internacional de alta montaña está abierto las 24 horas, por lo que se aguarda un permanente ingreso de visitantes en las próximas horas.
En el caso de los uruguayos cruzan en masa a Argentina para cargar combustible y comprar mercadería. Aunque las autoridades de ese país establecieron un límite de cinco kilos por persona en productos para pasar por la aduana, esto no desalentó a sus ciudadanos, quienes reconocen que encuentran en nuestro país, insumos hasta un 50% más barato.
Según datos de Migraciones, el fin de semana pasado, el paso de uruguayos en los cruces fronterizos de Colón, Concordía y Gualeguaychú creció un 30%, con respecto al primer fin de semana de agosto, cuando el dólar estaba lejos de tocar los $40.
En solo tres días, 10 mil uruguayos ingresaron al país, mientras que Concordia fue la ciudad que más visitantes recibió, con un total de 3.100 extranjeros durante el primer fin de semana de septiembre.
Estos antecedentes generaron expectativas en Posadas, pero los paraguayos no cruzan masivamente a comprar. El inicio de la semana obligará a investigar acerca del por qué e esta ausencia.
Estrictos controles en la Aduana encarnacena impiden que paraguayos compren en Posadas 
A partir del mes de junio, ya en plena crisis cambiaria en Argentina, se resolvió en el Paraguay, la prohibición total del ingreso de ciertos tipos de mercaderías desde el extranjero, principalmente desde la República Argentina. Por eso se intensificaron los controles vehiculares, incluyendo a los de dominio argentino, para evitar la introducción de productos, especialmente alimenticios, que actualmente son para los encarnacenos, más baratos en nuestro país.
La disminución de compradores argentinos en Encarnación, también por efecto de la devaluación y la caída del poder adquisitivo, facilita dichos controles por haber menos tránsito internacional en el puente San Roque González de Santa Cruz. Pero no es solo allí que aumentaron las inspecciones, que antes se no se hacían a los vehículos, sino también  en los diferentes puertos de embarque a lo largo del Río Paraná, así lo explicó en esa oportunidad, el Jefe de Resguardo aduanero de Encarnación Jorge Sánchez.
“Estos controles se realizan principalmente para evitar la introducción de mercaderías de contrabando, especialmente aquellos productos que también son elaborados en nuestro país” señaló el funcionario.  Y mencionó que entre los productos completamente prohibidos, se encuentran los frutihortícolas y los de la canasta básica familiar como aceite, harina, arroz, leche, azúcar y yerba mate entre otros.
La semana pasada el titular de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), Christian Cieplik lamentó que la crisis económica en los grandes países como Brasil y Argentina esté afectando a las empresas paraguayas legalmente conformadas. “Acá no es ir en contra del contrabandista, es ir a favor de la formalidad”, reflexionó.
Al respecto, señaló que los supermercados son los mayores afectados, ya que la gente deja de adquirir productos de consumo de dichos locales.
“Hay una importante caída en las ventas en el mercado formal porque el ingreso informal de productos aumentó muchísimo nuevamente en los últimos días”, relató en contacto con una radio paraguaya.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE