“Estamos en una crisis complicada”, sostuvo el presidente de la Cámara de Molineros de Yerba Mate

“Estamos en una crisis complicada”, sostuvo el presidente de la Cámara de Molineros de Yerba Mate

El titular de la entidad, Víctor Saguier, remarcó que el sector no escapa a la falta de financiamiento y a las dificultades en la cadena de pagos que se registra en otras actividades. Subrayó que realizan “un gran esfuerzo” por sostener el empleo y que por el momento las inversiones “están en el freezer”. También hizo hincapie en que “se hace difícil” trasladar los aumentos de la materia prima al precio en góndola.

Falta de financiamiento, retrasos en la cadena de pago, imposibilidad de trasladar mayores costos a los consumidores son todas dificultades que el contexto económico impone de igual manera a diversas actividades productivas. La industria yerbatera no escapa a este común denominador. “Estamos en una crisis complicada”, sostuvo Víctor Saguier, el presidente de la Cámara de Molineros de Yerba Mate de la Zona Productora (CMYMZP).

Si bien los números del negocio yerbatero marcan un consumo sostenido en el mercado interno y un repunte en las exportaciones, esto no alcanza para atenuar la incertidumbre. “Es una situación difícil porque, por ejemplo, en la producción los insumos como agroquímicos y herbicidas están dolarizados. Eso va a impactar”, advirtió.

La CMYMZP agrupa a empresas y cooperativas que – remarcó – realizan “un gran esfuerzo” para mantener los puestos de trabajo. “Lo que si están paralizadas son las nuevas inversiones. ¿Cómo se puede ir a pedir plata al banco con tasas del 80%?”, planteó.

La reposición del stock también se plantea complicada para la industria, ya que su principal insumo, la yerba mate canchada, tiene nuevo precio fijado por el INYM. “No olvidemos que nuestro sector está regulado por distintos entes, lo cual hace muy difícil , por ejemplo que cuando se determina un precio, poder trasladar ese valor al momento de discutir con las cadenas comerciales. Estas muchas veces no aceptan ese traslado de precios, lo cual se refleja en las deudas de la industria yerbatera. Muchas veces no cuesta que los demás integrantes de la familia yerbatera comprendan lo complicado que es trasladar precios al consumidor final”, explicó.

Finalmente, hizo referencia a la cadena de pagos, ya que desde hace unos meses los plazos se fueron extendiendo. “No es solo en nuestro sector, pero se estiraron los plazos y se demoran los pagos en 45, 50, 60 días; incluso más. Todo hace al combo de la crisis que atraviesa el país”, concluyó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE