El arquitecto Fernando Benetti admitió una merma en el ritmo de la construcción por la situación cambiaria

El arquitecto Fernando Benetti admitió una merma en  el ritmo de la construcción por la situación cambiaria

“La construcción privada se ve afectada por esta cuestión del dólar, la componente del dólar en la conformación del precio es bastante alta por algunos costos internacionales de productos como el hierro y el aluminio, el cemento mismo también” , respondió el arquitecto Fernando Benetti, en una entrevista con Misiones OnLine TV sobre la situación de la construcción en el actual contexto de incertidumbre de la  economía argentina.

Agregó que la actividad esta bastante condicionada por la fluctuación del dólar que “al parecer no termina de acomodarse y estas cuestiones inciden muchísimo en la construcción, no así el salario que es más lento, no tiene estos picos y estas tensiones, lo que lleva a que la especulación de quienes nos proveen los materiales para poder asegurarse y resguardar su reaprovisionamiento un poco retacean el material, no proveen o nos cortan cuenta corriente que es lo que ha estando pasando los últimos días en la ciudad”.

Benetti, quien es docente de la carrera de Arquitectura de la sede Posadas de la Universidad Católica de Santa Fe, admitió que por la coyuntura de inestabilidad cambiaria disminuyo el ritmo de construcción y también el inicio de muchas obras, “por lo tanto la cadena se va poniendo un poco más lenta, hay obras que están en terminación que es donde se empieza a resentir un poco más, en estas terminaciones es donde más cuesta, el valor aumenta en la inversión, se hace un pico de inversión y también comienzan a demorarse un poco más las entregas y se demoran por sobre todas las cosas el inicio de otras obras nuevas por la incertidumbre que estamos hablando”. Particularmente considero que esto va a ser pasajero, no puede durar mucho tiempo mas, las obras se van a reactivar”.

“Tenemos que entender que al ladrillo siempre ha sido un buen resguardo para las inversiones, para los ahorros de las familias, uno tiene que pensar que una renta inmobiliaria o la rentabilidad que se le puede dar a una renta inmobiliaria puede rondar en un  2 por ciento y en la rentabilidad en un 12 por ciento como máximo y siempre esta en bien como resguardo”, sentenció el ex miembro de la comisión directiva del Colegio de Arquitectos de Misiones, al referirse a las ventajas de la inversión inmobiliaria.

Precisó que, “uno puede entrar en un ´pozo´ invirtiendo en pesos y el valor final de la unidad que ha comprado se lo valoriza en dólares, entonces un o puede comprar en cuotas en pesos y vender en dólares el día de mañana, por lo cual sigue siendo un muy buen resguardo. En esta cuestión financiera puede encontrar otras cosas, de mejor rendimiento financiero, pero son volátiles, puede invertir en un bono soberano, Argentina esta pagando tasas altísimas esos bonos soberanos, pero si Argentina entra en default o hay un problema con el país perdés todo, en el inmueble no lo perdés”.

Sobre la incidencia de los créditos hipotecarios en el rubro y el actual escenario de altas tasas e inflación el arquitecto Benetti evaluó que no es conveniente hoy que tomar un crédito UVA o un crédito hipotecario, “con la volatilidad que hay no es conveniente tomarlo. Durante años los créditos PROCREAR han sido créditos con los cuales ha accedido a viviendas gente que era insospechable que podrían llegar a tener, fue un muy buen evento esa cuestión de la aparición del PROCREAR y un fenómeno que sirvió mucho a todos, porque se armaron obras no solamente de arquitectura, dentro de un lote se armaron también obras de infraestructura para poder abastecer de urbanidad a esos lotes, el PROCREAR fue un desarrollo muy interesante”.

No solo las obras se ven afectadas por el contexto de incertidumbre económica, también la venta de inmuebles, “el que tiene el departamento terminado no lo va a vender porque no sabe a cuento, hablar de 2 mil dólares el metro cuadrado hoy como están hablando algunos es un valor que ahuyenta más que atraer clientes o personas que puedan estar interesadas en esto. Es muy difícil a un departamento terminado ponerle un valor y pensar que el inversor pueda entrar en ese producto”, analizó el profesional.

Reiteró Benetti su postura de la conveniencia de invertir en “ladrillos” mostrándose optimista en que se volverá pronto a normalizar el mercado, “cuando la cosa se calme, creo que puede ser en breve, espero” para explicar que es conveniente la inversión que se denomina desde el pozo, cuando se inicia la operación de compra simultáneamente con el inicio de la obra, “creo que el pozo va a ser más atractivo que el departamento terminado, el pozo va a ser más atractivo sin lugar a dudas porque uno puede ir cambiando dólares, a valor de mercado e ir pagando en pesos la inversión, cuando contratas un producto de estos desde el pozo empieza a ser más atractiva porque se lo paga en pesos y terminas teniendo un producto en dólares”.

Consultado sobre su experiencia en otros países y esta cuestión Argentina de vivir en una economía “bimonetaria” consideró como “muy difícil de desentrañar esta cuestión cultural, es  nuestra idiosincrasia que gira alrededor del dólar, al argentino, a la argentina, la falta de previsibilidad hace que tengamos la cabeza pensando en dos monedas, esto  o es sano para ninguna economía porque siempre estas como tentado a no saber a dónde ir, si irte al dólar o quedarte en la moneda corriente de tu país, me parece muy importante tratar de trabajar eso en los próximos años, la política económica y la política social trabajen estas dos cuestiones, en tratar de resolver este monstruo de dos caras que siempre tenemos con el tema financiero que uno no sabe si corre la inflación del peso o el valor del dólar”

Abogó Benetti por que “políticamente el país tiene que resolver esta situación y nos dejaría a todos mucho más tranquilos, nos dejaría hacer todo más previsible como es en todos los otros países. En otros países es todo mas previsible se trabaja en políticas de largo plazo, la construcción y evolución de las ciudades se da en ese marco, por lo tanto la ciudad prevé inversiones de infraestructura y de vivienda que es la faltante de siempre en todas por el crecimiento demográfico”.

Sobre algunas modificaciones a normas de construcción aprobadas recientemente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) sostuvo que, “toda la arquitectura tiene a ser más compacta, viene de una cultura muy europea que uno entiende, esas ciudades que están como más encorsetadas, con pocas posibilidades de crecimiento necesita y requiere habilitar la cuestión del metro cuadrado como unidad de vivienda, además todo cambia, ya no están las familias numerosas hoy es la pareja y esta cosas que pasan en la cultura europea tiene algún reflejo en la grandes ciudades, Buenos Aires siempre fue un reflejo de  oteas culturas y creo que viene por ese lado y aprovechar también la inversión inmobiliaria, buscando un rango de inversión que no supere los 80 mil dólares, lo hace más accesible”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE