Hasta 4 horas de espera y más de 450 consultas por día en el Hospital Pediátrico de Posadas

Hasta 4 horas de espera y más de 450 consultas por día en el Hospital Pediátrico de Posadas

La gerente Asistencial del Hospital Pediátrico de la capital misionera, Liliana Fernández Sosa, explicó que ante la situación actual de preocupación de padres por casos que hubieron últimamente de gripes, problemas respiratorios o todo lo que se originó con la bacteria que mató a una niña de 7 años, las consultas se duplicaron y hay mucha espera. De todas maneras, la médica transmite tranquilidad y asegura que se atienden todos los casos y que hay profesionales en el nosocomio para hacer un buen trabajo.

Liliana Fernández Sosa, gerente Asistencias de Hospital Pediátrico de Posadas (Red Ciudadana)

La doctora Fernández Sosa explicó en Red Ciudadana que están teniendo el doble de consultas promedio para esta etapa del año, con aproximadamente 450 pacientes por día en la guardia y consultorios. “Contamos con siete profesionales distribuidos durante el día, 4 de manera activa y en simultaneo las 24 horas del día más los refuerzos. Tres en la guardia y uno haciendo consultorio más los que podemos colaborar para descomprimir la gente como yo o el propio doctor fuentes, director del hospital”, dijo.

Respecto a los horarios, indicó que la atención es durante las 24 horas del día aunque un grupo entra a las 7 de la mañana para ayudar a los que vienen de la guardia durante la noche. “La mayoría de los casos tienen que ver con cuadros febriles, estados gripales o cuadros respiratorios. También tuvimos consultas por gastroenteritis, vómitos y diarreas”, agregó la profesional.

En función de la preocupación de la bacteria que tanto miedo está sembrando, explicó que produce anginas con placas y que es la que ha estado siempre, solo que en algunos casos afecta a la piel o puede producir otras patologías.

La recomendación a los médicos es actuar dependiendo de cada caso. “Si vienen con un cuadro febril y se logra estabilizarlo y el organismo responde, es decir que si el chico está de ánimo para correr y jugar se lo lleva a la casa y posteriormente al pediatra para descartar cualquier cosa. Ahora, si se baja la fiebre pero no cambia su estado de decaimiento y no mejora dentro de las 24 horas de la consulta en la guardia y no se lo puede llevar al pediatra de cabecera, hay que volver y obviamente se hacen otros estudios”.

Por último, dijo que la recomendación que puede dar es que si van a venir al hospital hay que tener paciencia porque actualmente hay hasta 3 o 4 horas de espera por la cantidad de gente pero que se atiende a todos.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE