Para el experto en estrategia empresarial, Roberto Serra, hay que romper paradigmas y apostar a la innovación disruptiva

Para el experto en estrategia empresarial, Roberto Serra,  hay que romper paradigmas y apostar a la innovación disruptiva

El profesor doctor Roberto Rafael Serra, experto en estrategia empresarial, en el marco del Congreso de Administración Empresarial, realizado el lunes y martes en el Campus de la Unam analizó en una entrevista con Misiones On Line la situación actual de la economía y como deben adaptarse las empresas para poder sortear una situación tan cambiante, no solo en el contexto local sino del mundo entero, destacando que, “no es fácil, incluso no solo en Argentina sino a nivel global se está hablando con las letras de VUCA (por sus siglas en inglés), Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad”.

Serra, explicó que, “estamos hablando de volatilidad, que todo cambia a toda velocidad, para un lado y para el otro, estamos hablando de incertidumbre que no conocemos bien las variables, ni siquiera las que están ahora y menos la que va a venir en el futuro. Complejidad, que hay interdependencia, que todo se mueve para diferentes lugares y no hay una variable dependiente de la otra y la ambigüedad es que todos pensamos diferente y lo mismo lo podemos ver distinto y ahí también, cuando uno tiene que tomar una decisión, cual es sobre lo mismo, porque no hay una realidad, es eso que percibimos por lo cual no es fácil el tema”.

Agregó que por estas percepciones el hombre entra en la complejidad, pese que algunos quieren atacar a la complejidad, “no se puede porque la complejidad es el entorno y el hombre muchas veces complica más, entonces en muchos casos el hombre se mete y termina complicando las cosas”.

Respecto a los empresarios, en este contexto de volatilidad e incertidumbre, sugirió que “ahora tienen que ser agiles, tiene que meterse la gente lo menos posible, no trabar no generar burocracia, no generar lentitudes, sino que la organización se pueda mover a mucha velocidad, la organización tiene que poder ser muy dinámica y ver. Tengo una visión y ver el sueño que tengo para el futuro pero ese sueño a veces lo tengo que cambiar porque viene algo que me cambia todo y no puedo llegar a eso, entonces tengo que moverme rápido y cambiarlo. No puedo poner las barreras de entrada como se hacía antes, porque cuando más barreras ponga, más barreras de salida voy a tener”.

Para fundamentar su teoría sobre la agilidad de las empresas ejemplificó que hoy el consumidor “no compra en un solo canal, ni en dos, ni en tres, sino en lo que se llama el ´omnicanal´. De repente no quiere una cosa, ni la otra, ni la otra y compra en cualquier lado y la segunda vez compra en otro lugar, entonces lo que se busca ahora es la innovación, innovación, innovación. Innovación disruptiva, lo que llamamos romper con las cosas viejas y crear otra cosa. Muchas veces podemos cometer errores y fallar, pero de varios errores sale algo que es muy fuerte y diferente, entonces uno tiene que estar creando cosas, tiene que estar rompiendo los paradigmas tradicionales y si uno mira cómo funciona nuestro cerebro, de acuerdo a la neurociencia, lo más difícil de todo es desaprender lo que aprendimos, desaprender del pasado, romper esa conexión entre neuronas es lo más difícil, es más fácil crear nuevas que romper las viejas”.

Sobre la toma de decisiones en una empresa, donde hay un directorio y varias opiniones, a veces encontradas, el estratega empresarial sostuvo que, “muchas veces hay que tratar de conseguir un consenso entre todos y poder tener una decisión consensuada, eso es lo mejor de todo, pero en último caso habrá un CEO, un gerente general o como se llame que será quien diga, bueno nos jugamos por acá, con un consenso de todos los demás y con distintas miradas habrá un alguien que tome la decisión”.

Consideró que en lo económico financiero en el país se cometieron muchos errores en el tema, “miramos muy el corto plazo y los números, cuando en el país hubo oportunidad de tomar otras decisiones que no se tomaron y ahí nos tenés. Creo que somos uno de los países con mayor carga impositiva del mundo quien va a venir a invertir, lo primero que había que haber hecho es bajar los impuestos y como no se bajaron no vinieron las inversiones y como no vinieron las inversiones se pidieron créditos que no se pueden pagar y ahí hay que hacer el ajuste y es más difícil hacerlo ahora que en el otro momento”.

También analizó las medidas económicas tomadas por el actual Gobierno nacional considerando que, “siempre son las mismas y nunca van a dar buen resultado y hasta que no soltemos la cosa. Hay que achicar el Estado y reducir impuestos, si bajamos los impuesto las empresas crecen y si las empresas crecen, las empresas pueden tomar la gente que puede sobrar del Estado, pero si no se hace eso hay que achicar el estado y queda gente sin trabajo entonces es peor, como todos los temas es difícil”.

Insistió Serra sobre la presión impositiva de Argentina, enfatizando que no se puede cobrar “esos impuestos, es disparatado” y mencionó el Impuesto a las Ganancias sobre sueldos bajos, la alícuota del IVA que la fueron cambiando hacia arriba hasta llegar al 21 por ciento actual, el Impuesto al Cheque y “siguieron agregando, impuestos internos, tasas, etc”.

Agregó que, “en su momento estaba la oportunidad, si bajo los impuestos, achico el Estado para bajar el gasto y las empresas empiezan a vender mucho más, el público empieza a comprar, los precios bajan porque los impuestos tienen que bajar y la gente que sobra del estado las empiezan a tomar las empresas, para mi esa es la apuesta, pero…”

Sobre los capitales y su fugaz paso por Argentina, sostuvo que “eso depende de cómo nos manejemos nosotros, si nos manejamos bien las gente va a deja la plata acá, si nos manejamos mal, en el momento que ven cosas malas se van, a mí no me preocupa eso, son libertades que tienen que existir”.

Reiteró Serra sobre la economía nacional que “tenemos que tomar medidas de fondo, mucho más fuertes y hay que jugarse y hasta ahora nadie se ha jugado lo que se tiene que jugar”, sobre el déficit fiscal, desde su punto de vista, “el Estado no puede perder porque en el momento que pierde tiene que tomar crédito y si emito en moneda local genero inflación y eso no es bueno”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE