Santiago de Liniers será declarada “Cuna de la Harpía Misionera”, una especie emblemática de la biodiversidad como el yaguareté

Se presentó en la EPET N°22 , de la localidad de Santiago de Liniers, en el departamento de Eldorado, un estudio de antecedentes para contribuir con la formulación de un Plan Estratégico de Conservación de la Harpía (Haria harpyja) en la provincia de Misiones. La especie es una de las representantes emblemáticas de la biodiversidad de la selva misionera de la provincia. “Santiago de Liniers se constituye en la “Cuna de la Harpía Misionera” al registrarse como el sitio en el que se encontró el primer nido de esta especie en el año 1988, determinando a partir de ese hallazgo que formaba parte de la rica biodiversidad de la selva misionera”, remarcaron los profesionales que llevan adelante la iniciativa, y que cuenta con la declaración de interés de la Cámara de Diputados y el Ministerio de Ecología de Misiones.

“Chiquito” es el único ejemplar en cautiverio que existe en Argentina y hace 30 años se encuentra en el Zoobalpark, en Montecarlo. No sobreviviría si fuera liberado, por lo que propone se transforme en el “Embajador” por la conservación de los ejemplares libres y que pudiera servir esta experiencia para programas de educación ambiental, adecuando igual su lugar el cual, en la actualidad, presenta muchas deficiencias.

El proyecto fue realizado en el marco de las pasantías profesionales del alumno Álvaro Ibarra, del 6to año de la EPET N°22 de la localidad de Santiago de Liniers, bajo la dirección del ingeniero forestal Juan Emilio Bragado y la colaboración de Jorge Anfuso, del Refugio de Vida Silvestre Güira Oga (Puerto Iguazú).

“Misiones alberga más de un 50% de la biodiversidad del país, conservando una importante superficie de selva paranaense que abarca más del 50% del total de la provincia. Pero los esfuerzos que se vienen realizando a través de las políticas ambientales necesitan de un empoderamiento de la sociedad para alcanzar el tan anhelado objetivo del desarrollo sostenible, un desarrollo que este en armonía con el ambiente, con mayor equidad social y viabilidad económica”, remarcaron los responsables de la iniciativa.

“Este empoderamiento lo lograremos si la sociedad misionera toma conciencia de la generosidad que la naturaleza ha tenido para con este pueblo regalándonos un ecosistema considerado como uno de los más valioso del planeta y que hoy se encuentra entre los más vulnerables”, expresó, por su parte, el ingeniero Bragado.

En este sentido la Harpía (Harpia harpyja) se torna en uno de los representantes emblemáticos de la biodiversidad de la provincia, y Santiago de Liniers se constituye en la “Cuna de la Harpía Misionera” al registrar el primer nido encontrado en el año 1988 determinando a partir de ese hallazgo que la especie formaba parte de la rica biodiversidad de la selva misionera.

 

Una red por la Harpía

“Teniendo en cuenta estos antecedentes y en vista de los trabajos aislados que se han venido realizando desde el hallazgo, es que proponemos realizar un profundo estudio que involucre a la sociedad en su conjunto, no solo para determinar los nidos existentes y los ejemplares que pudieran existir, sino también para conformar una red de actores que se constituyan en los garantes de la biodiversidad en general y de la especie en particular”, indicaron respecto a la propuesta de investigación.

Agregaron que “Misiones es líder en políticas ambientales, pero de igual forma necesita articular con la sociedad civil la gestión conjunta de sus recursos naturales. De esta manera lograremos juntos conservar lo que nos queda. Y así como levantamos la bandera del Yaguareté, necesitamos levantar de igual forma por la Harpía, poniendo en valor la especie de águila más fuerte del mundo y símbolo de nuestra biodiversidad”, fundamentó Bragado en contacto con ArgentinaForestal.com.  

Del estudio realizado por el estudiante avanzado surgió la propuesta de declarar a Santiago de Liniers “Cuna de la Harpía Misionera”, y se propone incorporar la imagen del Águila al escudo de la ciudad.

La dirección del establecimiento escolar, a cargo de Rubén Portillo, la profesora de la materia de Prácticas Profesionalizantes, Elisa Amarilla, en consideración al significado que tiene la especie para el municipio, plantó un ejemplar de lapacho negro, especie arbórea donde se encontró el primer nido de Harpía en Misiones.

 

“Chiquito”, un Embajador

La bióloga española radicada en Ecuador, Ruth Muñiz López, especialista en Harpías, se contacto con la Fundación Cambium –presidida por Bragado- a raíz del estudio y realizó importantes aportes que tienen que ver con “Chiquito” que es el único ejemplar en cautiverio que existe en Argentina y hace 30 años se encuentra en el Zoobalpark, en Montecarlo.

Consultada por la factibilidad de que pueda ser liberado, la especialista consideró que “no es recomendable, enumerando el contexto y las distintas razones entre las cuales figura el hecho que está en cautiverio desde pichón, y siempre se le proveyó del alimento. No sabría cómo sobrevivir en su habitad, porque nunca estuvo allí. La inserción a su habitad original demandaría un fuerte entrenamiento de caza, con una infraestructura adecuada y personal especializado”, explicó Muñiz López.

En conclusión, el ejemplar debería constituirse en el “Embajador” por la conservación de los ejemplares libres y que pudiera servir esta experiencia para programas de educación ambiental, adecuando igual su lugar el cual hoy presenta muchas deficiencias.

Un rescate de hace 30 años

Hace 30 años atrás, después de un trabajo de investigación ante denuncias de que un obrajero tenía en cautiverio un pichón de Harpía, una comisión del Ministerio de Ecología de Misiones, conformada por los ingenieros Juan Emilio Bragado y Mario Ochoa, y el Guardafauna León Florentín, localizaron el área de obraje donde habían cazado el pichón de Harpía.

Dos días después de un exhaustivo rastrillaje por el lugar se pudo encontrar el nido sobre un ejemplar de Lapacho. Este hallazgo marco un hito en la biodiversidad misionera, ya que se pudo afirmar que la especie habitaba en Misiones. Tiempo después se encontraron 4 nidos más y se han producido avistajes de la especie en la zona del Corredor Verde de Misiones.

“Los que más han estudiado el comportamiento de la especie en la provincia fueron Jorge y Silvia Anfuso, del Refugio de Vida Silvestre Güira Oga. Jorge, quien acompañó de cerca este estudio con aportes significativo, brindó recientemente una conferencia que enriqueció lo vertido en el estudio realizado por el alumno Álvaro Ibarra”, precisó Bragado.

La Harpía se encuentra en la cima de la cadena alimenticia, y es considerada como un indicador de equilibrio ecológico de la fauna, pero ante esa fortaleza, tiene dos grandes amenazas, las cuales son de origen antrópico: “la expansión de la frontera agropecuaria y la caza furtiva. Estos factores demandan de un ajuste en las políticas de desarrollo rural y un riguroso esquema de control”, recomiendan en el estudio.

La Harpía, considerada por la UICN como una especie en peligro de extinción, es parte fundamental de un componente de los servicios ecosistémicos de los bosques, la biodiversidad, un privilegio tenerla entre nosotros. “Estará en la sociedad misionera garantizarle su hábitat para revertir la tendencia que la lleva a su extinción”, concluyeron.

 

 

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE