Un misionero es el guardiamarina más joven a bordo de la fragata ARA “Libertad” y cuenta su experiencia

Un misionero es el guardiamarina más joven a bordo de la fragata ARA “Libertad” y cuenta su experiencia

Se trata de Maximiliano Azeves quien finalizó sus estudios secundarios en el Liceo Naval Militar Almirante Storni con el mejor promedio de su promoción y fue premiado para realizar el Viaje de Instrucción a bordo de la fragata junto a los cadetes Guardiamarinas en Comisión de la Escuela Naval Militar.

 

Como en cada Viaje de Instrucción, la fragata ARA “Libertad” recibe a diferentes invitados ligados al ámbito militar, educativo o diplomático que acompañan a los guardiamarinas en comisión por los mares del mundo. Ahora, con tan sólo 18 años, Maximiliano cumple uno de sus sueños recorriendo el continente americano a bordo del buque escuela de la Armada Argentina y asegura: “Este viaje me ofreció nuevos conocimientos sobre el mundo”.

 

Oriundo de Posadas, Maximiliano Azeves realizó los estudios primarios en la Escuela Jardín Modelo y en 2012 ingresó al Liceo Naval Militar “Almirante Storni”. Allí cursó el secundario y luego de cinco años egresó con el promedio más alto de su promoción, lo que le permitió embarcarse en la fragata ARA “Libertad”.

 

“Las materias en el liceo abarcan desde el ámbito militar a la navegación”, explica. Así, a lo largo de su formación escolar contó con prácticas de desfile, instrucción naval y navegaciones a vela o remo, todo complementado con materias teóricas específicas y relacionadas estrictamente al plano naval.

 

“Ya en 3º año comencé a hacerme la idea de viajar a bordo de la fragata, por lo que poder estar haciéndolo ahora es toda una satisfacción personal”, admite.

 

Una vez egresado, Maximiliano recibió el título de Guardiamarina de la Reserva Naval.

 

 

Entusiasmado con estudiar Licenciatura en Relaciones Internacionales, en febrero rindió el ingreso a la Universidad Católica de Córdoba y solicitó un cupo para el próximo año: “Sabía que esta experiencia sería importante para conocer otras culturas y realidades, por eso decidí postergar el inicio de mis estudios universitarios para el 2019 y enfocarme en la fragata”, señala.

 

Con respecto a su actividad a bordo, el posadeño tiene la opción de participar tanto de las clases áulicas como de las guardias, y si bien estas actividades no son obligatorias, reconoce que contribuyen a afianzar aún más su relación con la Armada Argentina.

 

Sobre el recorrido que desde marzo viene llevando adelante junto a los guardiamarinas en comisión de la promociones de la Escuela Naval Militar (147° del Comando Naval, 82° de Infantería de Marina y 103° de Intendencia) admite que el puerto de Ushuaia (Tierra del Fuego) fue uno de los que más llamó su atención por la diversidad de paisajes.

 

“Este viaje también me permitió ser más independiente y valerme por mí mismo en varias situaciones, además de ofrecerme nuevos conocimientos sobre el mundo y el continente americano”, agrega.

 

Por último, también destaca el hecho de haber forjado amistades en otros países, Fuerzas e instituciones: “Creo que eso es lo más valioso que uno se puede llevar. Pese a las distancias, me siento muy orgulloso de interactuar continuamente con gente nueva y representar, desde mi lugar, a mi provincia y país”.

 

Representante misionero por el mundo

 

A mediados de marzo zarpó la “Libertad” de Buenos Aires para dar inicio a su 47° Viaje de Instrucción. Su itinerario incluye 20 puertos del continente americano y la participación en el Encuentro Internacional de Grandes Veleros “Velas Latinoamérica 2018”.

 

Al mando del Capitán de Navío Carlos Gabriel Funes, la tripulación de la fragata está compuesta por más de 300 tripulantes. El viaje lleva cinco meses desde su zarpada y visitó los puertos de Río de Janeiro en Brasil –donde se dio inicio al “Velas Latinoamérica 2018”– Punta del Este y Montevideo en Uruguay; Buenos Aires y Ushuaia en Argentina; los puertos chilenos de Cabo de Hornos, Punta Arenas, Talcahuano, Valparaíso y Antofagasta.

 

Recorrió El Callao (Perú), Guayaquil (Ecuador), Balboa (Panamá), Cartagena de Indias (Colombia), Santo Domingo (República Dominicana), Cozumel y Veracruz (México) puerto donde finalizó el encuentro de Grandes Veleros el primero de septiembre por la tarde. Los veleros participantes de esta tercera edición del Velas “Latinoamericana” fueron la fragata Argentina; “Cisne Branco”, de Brasil; “Esmeralda”, de Chile; “Gloria”, de Colombia; “Guayas”, de Ecuador; “Juan Sebastián de Elcano” de España; “Cuauthémoc” de México; “Unión” de Perú; “Capitán Miranda” de Uruguay; y “Simón Bolívar” de Venezuela.

 

El buque escuela argentino se encuentra navegando rumbo a Baltimore (Estados Unidos de Norteamérica) para continuar con su Viaje de Instrucción. San José de Puerto Rico (Puerto Rico) y Fortaleza (Brasil) son los últimos puertos estipulados para finalizar a mediados de noviembre el viaje de unas 25 mil millas náuticas (46 mil kilómetros aproximadamente).

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE