Se dispara la demanda de equipos de gas vehicular por la suba de las naftas

Se dispara la demanda de equipos de gas vehicular por la suba de las naftas

Un litro de GLP cuesta la mitad que uno de nafta súper y –quienes lo venden- asegura que tiene un rendimiento similar. Los equipos más modernos y de mayor capacidad cuestan 30 mil pesos. La demanda es tal, que el único taller que instala los cilindros en Misiones tiene turnos tomados hasta febrero del año próximo, sin embargo, quienes estén dispuestos a dejar el auto varios días en el taller pueden aprovechar un turno caído. La principal desventaja es que hay solo una estación de servicio que despacha GLP en toda la provincia.

Con la nafta aumentando prácticamente todas las semanas, los automovilistas buscan alternativas para bajar costos y una de ellas es instalar un equipo de GLP vehicular. En todo Misiones hay solo una empresa que se desempeña en ese rubro, se trata de Salustri SA que tiene en Garupá una estación de servicio y un taller para montar los equipos. Desde esa firma aseguran que la demanda se viene incrementando sostenidamente en lo que va de este año y proyectan abrir un segundo local en inmediaciones de la avenida Santa Cruz, en Posadas.

Helga Hansen, encargada de la administración de la expendedora de Garupá indicó que el principal atractivo para los clientes es la economía, ya que un litro de GLP actualmente 19,38 pesos, la mitad de lo que vale un litro de nafta súper y su rendimiento –afirma- es similar.

Trabajan en Misiones desde diciembre de 2014. “Los primeros en acercarse a esta tecnología fueron los taxistas, después los que viven lejos de su lugar de trabajo”, señaló Hansen.

Los precios de los equipos dependen del tamaño del cilindro instalado y de la tecnología del vehículo en el que se instalará. Uno de quinta generación con inyección secuencial de gas, que el que usan los autos de modelos posteriores a 2009, con un tanque de 80 litros, cuesta 30 mil pesos y su compra puede financiada con tarjetas de crédito con os planes Ahora 12 y Ahora 18.

Hansen explicó que el tiempo que demorará el usuario en recuperar la inversión inicial del equipo de gas para comenzar a ahorrar de manera efectiva, dependerá del uso que se le dé al vehículo: cuántos más kilómetros por mes se recorran, más rápido se recuperará la inversión.

Estimó que alguien que gaste 10 mil pesos por mes en nafta, podrá ahorrar alrededor de 5.000 pesos por mes instalando un equipo de gas, con lo cual le llevará seis meses amortizar un equipo de 30 mil pesos.

Pero además de plata, quien quiera “pasar su auto a gas” deberá tener de paciencia. Actualmente el taller de Salustri –el único habilitado en Misiones para ese trabajo- tiene todos los turnos cubiertos hasta febrero del año próximo. Quien llegue con un turno, deberá esperar solo dos horas para salir con su auto equipado, pero también existe la posibilidad de dejar el auto en el local a la espera de que algún cliente con turno no aparezca, lo que puede demorar varios días.

Hay que aclarar que el combustible que se expende en Garupá (GLP) es distinto al que se usa en Buenos Aires y otras provincias del centro del país (GNC), por ende los equipos necesarios para uso también son distintos, por lo tanto ni los autos equipados para GNC podrán cargar en Misiones, ni los adaptados para GLP podrán hacerlo en las estaciones del centro del país.

De allí que quien convierta su auto a GLP en Garupá podrá cargar combustible solamente en esa expendedora.

Otros aspectos a tener en cuenta tienen que ver con seguros y garantías. Es conveniente que quienes tengan un auto nuevo que todavía esté bajo garantía del fabricante, consulten en la concesionaria en la que compraron el auto si la instalación del equipo de gas no afecta en algún modo la cobertura de la garantía. Lo mismo ocurre con algunas coberturas de las aseguradoras.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE