Carlos Berninger: “Las retenciones a la exportación son perjudiciales para las economías regionales, en especial afectará a las Pymes forestales”

El especialista en comercio internacional de productos forestales, Carlos Berninger, propietario de la firma Carber SRL (Eldorado, Misiones) se suma a las críticas opiniones respecto al impacto de la medida anunciada por el Gobierno Nacional de volver a aplicar retención sobre los productos exportados: “es la segunda medida que afecta a los exportadores en una semana, después de anunciarse la baja de los reintegros a la madera”, remarcó.

“La implementación nuevamente de las retenciones a la exportación, aunque quieran llamarla de otra forma y aplicarla con otra metodología, para no quedar tan en evidencia que se está de alguna manera volviendo a lo mismo que hace unos meses atrás, es un mecanismo que puede utilizarse ante una devaluación importante, en lugar de bajar los reintegros de los productos, que es una medida que, recordemos, fue aplicada también recientemente, hace sólo una semana”, remarcó el especialista en comercio internacional.

 

“El mercado local va a estar en peores condiciones y la salida era la exportación, pero la misma se está viendo afectada no sólo por los impuestos que están imponiendo a las mismas, sino por la baja de precios que se está dando en la madera, ya que la devaluación fue internacional, por una revalorización del dólar también, lo que para algunos productos generó un acomodamiento de precios”, explicó.

 

El especialista analizó el escenario, y sostuvo que para algunos sectores, que destinan gran parte de su producción a la exportación, conformado principalmente por empresas grandes y que ya eran competitivos, puede ser que la devaluación de los últimos días haya generado una ganancia adicional inesperada, y las retenciones pueden compensar algo de  la retribución de parte de esa ganancia y evitar un aumento de precios significativo de estos productos en el mercado argentino. “Pero esta medida debe ser de carácter excepcional y temporal. Hay que considerar que las últimas retenciones aplicadas en el 2002 ante la gran devaluación de ese año, duró unos 13 años aproximadamente. Ahora, para las economías regionales, que estuvieron muy castigadas durante la última década, de vital importancia para las distintas regiones del país, y conformadas principalmente por una gran cantidad de empresas PyMES, como es el caso de la foresto-industria en Misiones y Corrientes, estas medidas anunciadas son sumamente perjudiciales”, aseveró en la entrevista con ArgentinaForestal.com.

Las industrias que fabrican productos de madera, recién con la última variación del dólar pudieron recuperar la competitividad para exportar, es decir, la devaluación no es una ganancia adicional, sino que solo compensó el atraso del dólar de los últimos años y equiparó los precios de los productos de exportación con los que se venden en los mercados locales, explicó el profesional, coincidiendo de alguna manera con la posición expuesta ayer por el empresario Cristian Gruber, del Establecimiento Don Guillermo, de Santiago Liniers.

 

Ver noticia relacionada: Competitividad “cero”: exportadores de la industria de la madera preocupados por las nuevas medidas

 

“En estas dos semanas, entre la baja de reintegros y la re implementación de retenciones, ya el Estado impuso un 15% de impuestos nuevos a la exportación. Muchas de las empresas que iban a retomar la senda de ventas al exterior, ya lo están reconsiderando, más teniendo en cuenta que los incrementos de precios en todos los insumos, servicios, mano de obra, etcétera, todavía no llegaron, y en el momento que se apliquen, perderán la competitividad y deberán dejar de exportar, como pasó ya muchas veces”, pronosticó Berninger.

En esa línea, cuestionó las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional: “una vez más, se aplican medidas generales, sin tener en cuenta las distintas realidades de cada sector, como hicieron también en otros ámbitos. No a todos los sectores esta nueva realidad los favorece tanto, y en el caso de la foresto-industria considero es un gran error, como lo es para otras economías regionales similares. Parece que la Mesa Nacional para la Competitividad del Sector no ayudó mucho a considerar esto tampoco, siendo, como lo llaman en el Gobierno, uno de los sectores estratégicos del país”.

 

 

Medidas “temporales”

Para Berninger, la única medida económica para el sector privado concreta que anunció el gobierno nacional, es la vuelta a las retenciones generales a la exportación. “Como comenté, para algunos sectores específicos no es una mala medida, siempre y cuando se retire ni bien cambien las condiciones.  El resto de las medidas de recortes de gastos y disminución de subsidios indirectamente van a afectar en aumento de servicios, disminución de la obra pública, más inflación y más desempleo. Lo que no quedó en claro, es cómo el gobierno, como el sector político va a ajustarse, posiblemente lo hagan, pero no quedó en claro cómo”, sostuvo Berninger.

Por dar un ejemplo gráfico, indicó que las PASO cuestan millones de dólares, y ya quedó demostrado que lo único que es, es ser una encuesta. Ese tipo de gastos no se recortan, cuando podrían hacerlo. De estos ejemplos, se podrían enumerar muchísimos más desde la sociedad, y que sería relevante que en algún momento entren en discusión también.

Respecto a los cambios en el organigrama público para realizar “ajustes”, opinó que “la disminución de ministerios no se entendió muy bien, parece ser solo una reducción de salarios de algunos funcionarios que en lugar de ser ministros pasarán a ser secretarios, al igual que modificaciones de funcionarios de menor rango, pero no sé hasta qué punto puede aportar. Primero llevaron el número de ministerios a un número absurdo, superponiendo las funcionas y decisiones entre unos y otros. Ahora recortan más de la mitad. Me parece que algunos ministerios, como el de Salud, no deberían haber bajado de rango. Una vez más, el común de la gente, no entiende exactamente como esto contribuye, deberían explicarlo mucho mejor”, indicó el especialista forestal.

 

Otro golpe a las Pymes forestales

De las medidas adoptadas, consideró el profesional que pareciera ser que el Gobierno tiene como único objetivo corregir el déficit fiscal, como la solución a todos los problemas. “No creo que sea así, el déficit comercial, el déficit en turismo, entre otros también afecta el balance de las arcas nacionales, sin mencionar otros problemas como la suba del dólar, inflación, etc. que no van a corregirse por arte de magia sólo con equilibrar la balanza fiscal. Las medidas tienen que ser complementarias, no apuntando solo a un objetivo. Lamentablemente respecto a la balanza comercial, que es la diferencia entre importaciones y exportaciones, las medidas que se están tomando van totalmente en contra de este objetivo. Esperemos que pueda revertirse el escenario de crisis actual, que se encuentre el rumbo, lamentablemente no lo veo fácil, ni un plan integral para lograrlo”, opinó Berninger.

Respecto a la foresto-industria, no tiene dudas que estas últimas medidas afectaron el sector. “El mercado local va a estar en peores condiciones y la salida era la exportación, pero la misma se está viendo afectada no sólo por los impuestos que están imponiendo a las mismas, sino por la baja de precios que se está dando en la madera, ya que la devaluación fue internacional, por una revalorización del dólar también, lo que para algunos productos generó un acomodamiento de precios”, explicó.

En resumen, concluyó que “el gobierno sigue estando superpoblado de funcionarios, en todas las áreas. Con todo este plantel deberían contar con profesionales capacitados para generar información sectorial que permita tomar medidas no generalizadas y que sean aplicadas a quienes puedan absorberlas, sin generar merma en las exportaciones y mantener las condiciones para los sectores que lo necesitan, a fin de mejorar la balanza comercial, mantener el empleo y ayudar a las economías regionales”, concluyó.

 

 

 

Por Patricia Escobar 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE