Aseguran que tras la devaluación, otras dos líneas aéreas ofrecerán vuelos “low cost” de cabotaje

Aseguran que tras la devaluación, otras dos líneas aéreas ofrecerán vuelos “low cost” de cabotaje

Norwegian ofrece viajes de cabotaje ida y vuelta desde $ 699. Jet Smart, Buenos Aires-Santiago a partir de $ 1.999 por tramo. Competirán con las ofertas de Flybondi.

 

La oferta de vuelos “ultra económicos” era aún incipiente en Argentina. Pero este martes dio un salto y se confirmó que seguirá creciendo fuerte en los próximos meses, con el desembarco en el país de dos importantes líneas aéreas con formato “low cost”.

 

Se trata de Norwegian Air y JetSmart, ambas de origen extranjero y con ambiciosos planes de hacer vuelos de cabotaje a gran escala, justo cuando se inicia una época de dólar alto que promete incentivar el turismo interno.

 

Norwegian, la tercera “low cost” más grande de Europa y la sexta mayor del mundo, empezó este martes a vender pasajes para sus primeras rutas de cabotaje, que recorrerá con aviones Boeing 737-800 de 189 asientos y una única clase: la económica.

 

Con base en el Aeroparque Jorge Newbery, ofrecieron tickets básicos para viajar ida y vuelta a Córdoba por $ 699 finales, y a Mendoza por $ 899, con partidas desde el 16 de octubre. También ofrecen ya tickets desde $ 899 para conocer desde noviembre Iguazú o Neuquén, y asientos a partir de $ 999 para llegar desde diciembre a Bariloche y desde enero a Salta.

 

Se trata, según aclararon, de tarifas que sólo incluyen el derecho de llevar un bolso de mano de hasta 10 kilos, como es típico en las compañías de tarifas bajas. Para llevar una valija en bodega, por ejemplo, hay que pagar $ 300 extras por tramo y también se pagan adicionales si se desea comer a bordo, elegir el asiento o tener prioridad para el embarque.

 

Pero esto es sólo el inicio. La firma prevé, dentro de un año, estar realizando unos 246 vuelos semanales con entre 10 y 15 aviones, que en cada caso tendrán a un “héroe local” dibujado en sus colas. A la empresa el Gobierno le autorizó 152 rutas, de las cuales 72 son de cabotaje.

 

 

“Tenemos interés en la Argentina y un compromiso de largo plazo. El país tiene un enorme potencial para el desarrollo de la aviación y lograr una economía más integrada. Nuestros planes apuntan a contribuir con eso con precios accesibles, alta eficiencia y altos estándares de seguridad”, explicó Ole Christian Melhus, el CEO de la firma de origen noruego.

 

La otra recién llegada, que ayer tuvo su lanzamiento oficial, es JetSmart, una compañía que se define como “ultra low cost” y que declara como misión “ser siempre la oferta más competitiva en traslado aéreo”. La firma tiene detrás a Indigo Partners, un fondo de inversión con sede en Arizona que se especializa en aerolíneas de bajo costo y tiene como antecedente haber desarrollado otras en Estados Unidos (Frontier), México (Volaris) y Europa (Wizz).

 

 

JetSmart comenzó a operar en Chile en julio del año pasado y ya une 13 destinos en ese país, donde llegó a ofrecer pasajes a 3 dólares. Ahora, su próxima y mayor meta es crecer en Argentina, para lo cual adquirió la empresa Alas del Sur, que tenía rutas otorgadas por el Gobierno.

 

Este martes, en un acto, la empresa confirmó que inició el proceso ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para obtener el Certificado de Explotador de Servicios Aéreos, con la idea de iniciar “a principios del año que viene” la venta de pasajes de cabotaje. Tickets que siempre contemplarán un precio básico sólo para el traslado y la posibilidad de comprar servicios adicionales, como el despacho de equipaje, únicamente si se necesitan y se van a usar.

 

 

“Nuestros pasajeros viajarán siempre cómodos y seguros, en aviones Airbus A320 nuevos, y pagando menos, con tarifas que suelen ser 30 a 40% inferiores que las de las grandes líneas aéreas. En Argentina seremos los más baratos. Con una propuesta así, la crisis económica actual no es una traba, sino que la vemos como una oportunidad porque la gente está más sensible a los precios”, dijo a Clarín Estuardo Ortiz, el CEO de la compañía.

 

William Franke, socio director de Indigo Partners, agregó: “Los argentinos viajan muy poco en avión, vinimos a solucionar eso, con precios capaces de sumar a los que aún no pueden hacerlo. Las rutas de cabotaje están por definirse, pero nos atrae la idea de hacer conexiones directas entre ciudades sin pasar por las grandes capitales. Eso será una prioridad”.

 

Por lo pronto, JetSmart empezó este martes a vender pasajes para volar entre Argentina y Chile desde diciembre y enero. Tomando precios finales por tramo, a Santiago ofrecen ir desde El Palomar por $ 1.999, desde Mendoza por $ 1.799 y desde Córdoba por $ 2.999. Por ese precio, también irán a La Serena desde Córdoba y desde Mendoza.

 

Tanto JetSmart como Norwegian llegan a competir con Flybondi, que hasta ahora se mantenía como la única línea “low cost” pura que operaba vuelos nacionales. Esa empresa arrancó sus vuelos en enero en el país y cerró agosto con un récord de 190 mil tickets vendidos.

 

Los micros y las grandes aerolíneas compiten con rebajas agresivas

La llegada de las nuevas líneas aéreas de bajo costo, junto con la decisión oficial de eliminar las tarifas mínimas del transporte aéreo en agosto y del terrestre este mes, forzaron a las empresas más tradicionales a reaccionar rápido para evitar que los nuevos competidores se lleven a sus pasajeros con la tentadora propuesta de viajar más barato. Y el reflejo, en la mayoría de los casos, fue “lowcostizarse”: lanzaron rebajas agresivas para las compras anticipadas e incorporaron la práctica típica de las “low cost” de vender pasajes básicos y cobrar aparte por servicios que pueden usarse o no, como comer y despachar bultos.

 

En el caso de los micros, a las 0 del sábado pasado, apenas entró en vigencia la eliminación del piso tarifario, las principales empresas de ómnibus de larga distancia publicaron en sus sitios Web promociones con rebajas agresivas del 60% en promedio, y de hasta un 75% en algunos casos.

 

Se trata de ofertas con cupos limitados de 4 a 6 asientos por vehículo, para coches semicama sin servicio de catering y para quienes compran con al menos 30 días de anticipación. Pero así, quien planea con tiempo sus vacaciones ahora puede ir por tierra a Rosario por $ 188 (en vez de $ 460), a Córdoba por $ 380 (en vez de $ 950), a Mendoza por $ 399 (en vez de $ 1.050) y a Salta por $ 800 (en vez de $ 2.376), entre otros casos.

 

En las líneas aéreas hubo un reflejo similar a partir del 1° de agosto, al entrar en vigencia la eliminación del piso tarifario en ese sector para las compras anticipadas.

 

 

Aerolíneas Argentinas, por ejemplo, lanzó entonces tickets con descuentos del 50% en promedio que por primera vez en la historia de la compañía no incluían el despacho de equipaje: lo cobraban aparte. En la línea de bandera consideran que fue un éxito y explican que por eso volvieron este mes a ofrecer pasajes desde $ 499 por tramo, que pueden comprarse hasta este miércoles.

 

A ese precio, por caso, permiten volar de Capital a Córdoba y Bahía Blanca. A Mendoza se puede ir por $ 704; a Iguazú, por $ 699; y a Bariloche, por $ 929.

 

Latam, en tanto, también sorprendió en los primeros días de agosto con ofertas muy por debajo de las tarifas mínimas anteriores, y recientemente inició una nueva campaña. Hasta este miércoles, ofrece pasajes de cabotaje que parten de $ 499 finales por tramo, comprando ida y vuelta y que incluyen sólo un bolso de mano de hasta 8 kilos en la cabina: el equipaje en bodega se paga aparte. De Buenos Aires a Córdoba, por ejemplo, cuesta $ 499 por tramo, a Iguazú $ 699, a Mendoza $ 704 y a Bariloche $ 929.

 

La empresa, además, empezó a aplicar este mes un nuevo esquema de categorías tarifarias que le da al pasajero más posibilidades de personalizar su pasaje “pagando sólo por los servicios que requiere”, entre ellos el despacho de valijas y la chance de seleccionar el asiento.

 

 

Del lado de las “low cost”, Flybondi, que en agosto había sorprendido con pasajes a $ 199 por tramo a todo el país, también inició este mes con una apuesta fuerte. Repitió ese monto para varias rutas y ofreció pagarlo en 3, 6 y 12 cuotas con tarjeta.

 

Clarín



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE