El Poder Judicial en los barrios: “Se amplían los espacios de acceso a la Justicia”, ratificó la Defensora Oficial a cargo de la oficina de Villa Cabello

El Poder Judicial en los barrios: “Se amplían los espacios de acceso a la Justicia”, ratificó la Defensora Oficial a cargo de la oficina de Villa Cabello

Marcela Carina Domínguez juró el viernes último como Defensora Oficial Civil Comercial Laboral y de Familia N°7, cuya sede funciona en el barrio de Villa Cabello, de la ciudad de Posadas. Indicó que realizan un servicio a la comunidad que además de brindar asesoramiento gratuito, patrocinan a las personas de bajos recursos.

 

La Defensoría Barrial de Villa Cabello se ubica en la galería del centro comercial detrás de la comisaría Séptima de Posadas. En el lugar se asiste a los ciudadanos de bajos recursos, a las personas que no se presentan en un juicio, y a los incapaces, que son los menores de edad o personas con alguna discapacidad.

 

Domínguez contó que el edifico nuevo donde funcionará la Defensoría y el Juzgados de Paz se está construyendo en inmediaciones de Blas Pareras y Jauretche de Posadas. Asimismo dijo que el fin las defensorías barriales acercar a la población a la Justicia. “El Poder Judicial se traslada a los barrios para facilitarle a las personas el acceso a la justicia desde su lugar. Las personas que viven en la jurisdicción correspondiente a la defensoría en ese barrio pueden recurrir ahí para que le asistan en el derecho que quiera formular”, explicó.

 

En cuanto a la jurisdicción de la Defensoría de Villa Cabello, indicó que abarca desde el arroyo Mártires, por Martín Fierro hasta San Martín, y desde esa esquina hasta el río Paraná.

 

Atienden de lunes a viernes de 7 a 12 horas, de forma gratuita y que se atienden trámites relacionados por lo general a la problemática de Familia (divorcios, regímenes de comunicación y contacto, responsabilidad parental, y violencia doméstica).

 

La Funcionaria contó que trabajan en conjunto con las comisarías, donde la principal meta es actuar con celeridad, sobre todo en las causas que implican violencia de género y donde hay involucrados menores de edad.

Respecto a las consultas sobre el régimen de alimentos, la Defensora contó que existe una instancia previa al juicio y que es obligatoria: la mediación judicial. “Con este paso previo a todo reclamo lo que se busca es simplificar el proceso judicial del requerimiento de alimentos recurriendo al Centro Judicial de Mediación asistiendo a la parte requerida o requirente. Aquí se busca que las personas involucradas lleguen a un acuerdo. Por ejemplo, en caso de que se llegue a un acuerdo, la persona que deba pagar los alimentos y que trabaje en relación de dependencia, el juez ordena que se le descuente automáticamente del sueldo el dinero correspondiente. Tiene como objetivo que sea lo más rápido y sencillo posible”, dijo.

 

Finalmente recordó que además de las Defensorías Barriales que también funcionan en Itaembé Miní y en Garupá, hay un nuevo paradigma en el Poder Judicial misionero cuyo fin es agilizar los procesos disminuyendo la burocracia y sumando todos los recursos de la tecnología para tal fin.

 

“Tenemos una justicia que va evolucionando con la sociedad, nuestra justicia con la creación de nuevos juzgados, nuevas defensorías barriales, busca llegar a la gente que más necesita, hacer efectivo el acceso a la justicia”, ratificó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE