Le prometió al amigo llevar al taller su auto, pero lo terminó vendiendo

Le prometió al amigo llevar al taller su auto, pero lo terminó vendiendo

Samuel Burgueño le ofreció a su amigo llevarle el auto al mecánico y, a mitad de camino, lo vendió y se quedó con el dinero. Sucedió en Esquel, Chubut. 

El hombre fue condenado a un año y medio de prisión de cumplimiento efectivo tras ser declarado culpable del delito de defraudación por venta de cosa ajena y declarado reincidente por segunda vez. Burgueño, en noviembre de 2017, vendió el Fiat Spazio de su amigo a 15 mil pesos, por lo que se le inició una causa y concluyó con la pena de prisión.

En el juicio abreviado, el acusado admitió su culpabilidad y no objetó la declaración de reincidencia que le impide solicitar la libertad condicional. Reconoció haberse llevado mercadería sin pagar de un comercio y ser responsable de una tentativa de robo de la que pudieron recuperarse los elementos sustraídos.

El viernes 24 de agosto, el fiscal Fernando Rivarola ofreció este acuerdo de reconocimiento de responsabilidad que fue aceptado por la defensa del acusado y una semana después el juez penal de Esquel Martín Zacchino lo homologó. Entretanto, el damnificado por la estafa realizada con su vehículo deberá esperar la resolución de la Justicia civil por los perjuicios económicos desencadenados por el accionar de su supuesto amigo. Sin embargo, desde la fiscalía sostuvieron que se le reintegrará el dinero.

Antecedentes

Además, en 2015, Burgueño fue absuelto por el homicidio de Herodez Vázquez y encontrado responsable del hurto de su celular. La fiscalía había solicitado una pena de dos años de prisión en tanto que la defensa pidió que se imponga sólo un mes. Los magistrados Ricardo Rolón, Daniel Pérez y Mariano Nicosia lo condenaron a cuatro meses de prisión de cumplimiento efectivo.

En su veredicto, el tribunal encontró insuficiente la prueba para condenarlo por los delitos de robo respecto del hecho ocurrido el 21 de diciembre de 2013, y por el homicidio en ocasión de robo, por el que lo acusó la fiscalía, respecto de los sucesos del 11 de enero de 2014. Sobre este último hecho, los magistrados consideraron que quedó acreditado el desapoderamiento del celular por parte de Burgueño y lo declararon autor del delito de hurto.

Otro de los delitos de Burgueño fue a una jueza, cuando asistió como imputado a una causa y le robó la notebook a la magistrada. Luego que culminara el procedimiento, la doctora Paola Estefanía se percató del faltante del aparato dando inmediata intervención a la policía. A muy pocas cuadras del lugar, en pleno centro de Esquel la policía lo interceptó logrando recuperar la valiosa notebook y detuvo al sujeto nuevamente.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE