Un bebé murió diez días después de nacer: su mamá le contagió herpes en el parto

Un bebé murió diez días después de nacer: su mamá le contagió herpes en el parto

Kira Aldcroft, de 22 años, tuvo un embarazo perfectamente saludable antes de que su hijo Leo naciera nueve días antes de la fecha prevista, el pasado 9 de agosto. No presentó ningún síntoma fuera de lo común, sin embargo, le traspasó un herpes al bebé que murió a los diez días de haber llegado al mundo.

La mujer trabaja como camarera en Prestwich, una localidad ubicada al norte de la ciudad de Manchester. En una de las revisiones durante el embarazo consultó por un afta que le había salido pero le dijeron que era un efecto secundario normal de la gestación. No obstante, se trataba de un herpes.

Dio a luz sin ningún inconveniente el 9 de agosto pasado y se llevó a su hijo a casa. Ocho días después tuvo que volver al hospital porque el bebé había empezado a sangrar por la boca. El estado de salud del pequeño empeoró de forma acelerada hasta que le debieron inducir un coma. Fue entonces cuando los médicos detectaron que Kira era portadora de un tipo de herpes genital y que se lo contagió a Leo durante el parto.

“Al virus podría haberlo contraído antes o durante el embarazo, ya que puede estar inactivo durante meses o años, así que no hay forma de saberlo. No tenía conocimiento de que tenía el virus, ya que no había ningún otro síntoma aparte de la candidiasis bucal, y si me hubieran ofrecido una prueba durante mi embarazo, todo este dolor podría haberse evitado”, lamentó Kira.

Primero el hígado y los riñones del pequeño empezaron a fallar por lo que lo conectaron a una máquina de diálisis para mantenerlo con vida. Poco después, se le detectó un coágulo e hinchazón en el cerebro y de a poco el resto de los órganos dejaron de funcionar. Tras dos días conectado a diversos aparatos Kira decidió terminar con el sufrimiento de su hijo y desconectarlo.

“Me quedé dormida con mi cabeza en su incubadora y sostuve su mano y cuando llegó el momento de detener las máquinas, me dejaron abrazarlo. Fue desgarrador, mientras respiraba por última vez en mis brazos, lo tomé de la mano y lo abracé tan cerca, y le dije lo orgullosa que estaba de él”, recordó la mujer.

Después de esa trágica experiencia, decidió canalizar su dolor hacia una campaña en GoFoundMe para advertir a futuros padres que se hagan las pruebas de detección de todos los tipos del virus del herpes.

Hay dos tipos de herpes: el tipo 1, que causa herpes labial, y el tipo 2, que generalmente provoca herpes genital y puede transmitirse a los recién nacidos durante el parto vaginal. En menor frecuencia, la transmisión puede producirse en la placenta o de un recién nacido a otro por el personal del hospital o la familia.

Ambos tipos son peligrosos para los bebés ya que su sistema inmunitario no está en condiciones para combatir el virus, aunque el 2 suele producir más casos que el 1.

Las madres de recién nacidos con infección por HSV tienden a presentar infección genital recién adquirida, pero en muchos casos pueden no haber tenido síntomas todavía en el momento del parto.

El herpes neonatal puede estar localizado en la piel, los ojos o la boca, el sistema nervioso central o estar diseminado en varias zonas del cuerpo. La infección causa alta mortalidad, morbilidad significativa y deja secuelas neurológicas entre los supervivientes.

.El tratamiento suele implicar la administración de un reconocido antiviral. Además, se aconseja a las mujeres embarazadas que lo presentan que es mejor dar a luz por cesárea si tienen lesiones activas de herpes genital.

“Ahora estoy instando a los hombres y mujeres a hacerse la prueba. Ese es mi mensaje para todos, no solo para las mujeres embarazadas. Espero que compartir la historia de Leo salve otras vidas”, expresó Kira.

“Mi hijo estaría aquí hoy si me hubiesen hecho la prueba, tratado y ofrecido una cesárea. Creo que esta prueba debería ser obligatoria y ofrecerse en las revisiones y durante el tercer trimestre. Quiero contarle la historia a Leos y, con un poco de suerte, concientizar a todos, esta infección es potencialmente mortal y no se sabe lo suficiente. ¡Por favor, incluso si ha estado con su pareja durante mucho tiempo, hágase la prueba! Tarda 5 minutos y salvará la vida de su hijo”, manifestó.

 

Fuente: TN



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE