Banco de Desarrollo de América Latina realizó la segunda colocación de bonos verdes para financiar proyectos ambientales

Con el propósito de canalizar recursos de inversionistas hacia el financiamiento de proyectos con alto impacto ambiental y social dentro de la región, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) realizó la segunda colocación de “Bonos Verdes”.

La nueva emisión es por un monto de 30 millones de dólares a un plazo de cinco años. El banco BNP Paribas fue la entidad encargada de la colocación.

“En CAF estamos comprometidos con la migración hacia economías bajas en carbono y resilientes al cambio climático. Por eso el 28 por ciento del monto total de las operaciones de crédito y cooperación técnica en 2017 correspondió a financiamiento verde”, aseguró Luis Carranza, presidente ejecutivo de la institución.

Según el ejecutivo, el programa de emisión de Bonos Verdes que está llevando a cabo el banco tiene éxito gracias a la confianza de los inversionistas. “Nos permiten seguir avanzando en esta dirección para promover el desarrollo sostenible en América Latina”, sostuvo Carranza.

Entre las dos primeras operaciones se ha logrado captar un total de 82,2 millones de dólares provenientes de inversionistas que se destinarán solo a proyectos con alto impacto ambiental y social. Estas transacciones se enmarcan en el Programa de Emisiones de Bonos Verdes de CAF.

En su gestión, el banco incorpora transversalmente la sostenibilidad ambiental y el cambio climático en la región mediante programas, proyectos y acciones que promueven ciudades más resilientes al cambio climático y con bajas en emisiones. Además del uso del suelo y servicios ecosistémicos; energía sostenible y eficiencia energética; infraestructura sostenible; movilidad y conectividad; y transformación productiva sostenible.

De igual manera, la institución dirige esfuerzos a la identificación y estructuración de proyectos y programas para los fondos Verde para el Clima, de Adaptación y Ambiental Mundial.

El Banco de Desarrollo de América Latina fue creado en 1970 y conformado en la actualidad por 19 países: 17 de América Latina y el Caribe, junto a España y Portugal y 13 bancos privados.

Con la misión impulsar el desarrollo sostenible y la integración regional, es una de las principales fuentes de financiamiento multilateral en la región.

 

México a la vanguardia

Por su parte, con la venta de tres mil 909 bonos de carbono forestal, por 46 mil 908 dólares (equivalente a 888 mil 200 pesos), la Ciudad de México se convirtió este miércoles en el primer gobierno local en emitir este tipo de títulos en México y América Latina.

Mediante la fotosíntesis, los bosques capturan dióxido de carbono de la atmósfera y lo fijan creando la madera que los conforman. De ahí, una tonelada de carbono es igual a un bono de carbono forestal que sale a la venta de mercados de este tipo. Para el caso de México uno voluntario por el momento.

Para esta primera emisión, la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) acreditó los beneficios del Bosque del Ejido de San Nicolás Totolapan en la plataforma Climate Action Reserve (CAR) de California. Los ingresos de la venta de casi cuatro mil bonos de carbono forestal se utilizarán para acciones de conservación y mantenimiento del bosque para incrementar la captura de carbono.

En el marco del lanzamiento del mercado voluntario de carbono forestal en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Tanya Müller, secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México, reveló que seis consorcios, Herdez, HSBC, México CO2, Ve por Más, Mexichem y Unilever, fueron los que compraron los bonos de carbono para cumplir con sus compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

“Para participar en el mercado voluntario de carbono forestal se deben registrar los benéficos del bosque en plataformas acreditadas, para dar certeza y transparencia a las empresas que los compran”, describió Müller.

Especificó que de diciembre de 2017 a julio de 2018 se capturaron diez mil 235 toneladas de dióxido de carbono (CO2) de dicho ejido, equivalente a las emisiones de CO2 generadas por tres mil 239 automóviles particulares durante un año.

La funcionaria de la CDMX precisó que durante cinco años se capturarán 32 mil 603 toneladas de carbono, las cuales se podrán comercializar en el mercado , el cual arrancará México en el 2019.

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE