Doble homicidio mafioso: el “Negro” Rojas negó haber ejecutado a Vega e Ibarra y que fue un plan montado en su contra

Doble homicidio mafioso: el “Negro” Rojas negó haber ejecutado a Vega e Ibarra y que fue un plan montado en su contra

Nestor Fabián “El Negro” Rojas fue imputado formalmente por el asesinato a balazos de Sebastián Vega y Rodrigo Ibarra, hecho ocurrido en Posadas el 17 de diciembre de 2005. Ayer, el sospechoso fue llevado al juzgado de Instrucción Tres, a cargo de Fernando Verón, para la declaración indagatoria. Dijo que él no tiene nada que ver con las ejecuciones y que no tiene problemas en someterse a una pericia de cotejo de voz para demostrar que no es la suya la que se oye en las escuchas telefónicas que obran en el expediente.
Con un estricto operativo de seguridad, el hombre de 52 años, detenido hace dos semanas en el complejo de cabañas La Aventura, fue llevado desde la Dirección de Investigaciones de la Policía al edificio donde funcionan los juzgados penales para el trámite. Fue asistido por sus abogados Ramiro Riveros y Ricardo Skanata.
También presenció la declaración, que empezó a las 9.30, la fiscal Adriana Herbociani.
Vega e Ibarra fueron acribillados en el interior del auto Chevrolet Agile que la hermana del primero le había prestado para que fuera a una reunión a la que lo había convocado por un conocido. Este le había prometido a Vega ponerle en contacto con una persona interesada en comprarle marihuana, según consta en el expediente. Pero Vega se encontró con una trampa: no se topó con el comprador, sino con dos hombres que habían decidido ejecutarlo, supuestamente porque el muchacho habría alertado a las autoridades acerca de los movimientos delictivos de un cartel del narcotráfico regional.
A Vega también lo habrían acusado de “mejicanear” droga a esa mafia. Ibarra, allegado de Vega, habría estado en el lugar equivocado en el momento equivocado.
Los cuerpos aparecieron el 17 de diciembre de 2015 en una calle del barrio Tacurú. Acribillados.
De acuerdo con la acusación, Rojas es uno de los que esa noche jaló del gatillo.
Rojas dijo que Denise Candia, la joven que lo incriminó en el hecho, no era novia suya. Que en realidad era la mujer del verdadero responsable del doble homicidio: Ricardo Vázquez, otro de los imputados que tiene la causa y a quien señalan como el “entregador”.
Dijo que ese relato se armó sólo para perjudicarlo. Habló de un montaje para perjudicarlo.
Negó que conociera a las víctimas, sobre todo a Vega, presuntamente el blanco del ajuste de cuentas. Se declaró inocente en varios pasajes de la indagatoria.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE