Aumentaron las exportaciones de yerba y están en los niveles más altos de los últimos cinco años

Aumentaron las exportaciones de yerba y están en los niveles más altos de los últimos cinco años

En los primeros siete meses de 2018 se exportaron 23,8 millones de kilos, lo que representó un incremento de 27,5 por ciento en relación a igual período del año pasado. La recuperación del mercado sirio explica el incremento. Durante el período referido, se dirigieron al exterior 13,5 por ciento de las ventas totales del sector, el restante 86,5 por ciento se dirigió al mercado interno.

Las exportaciones de yerba mate continúan este año el camino ascendente iniciado el año pasado, lo que permitió recuperar con creces la caída experimentada en 2016, cuando la guerra en Siria –principal destino fuera de Argentina para el producto madre de la región- alcanzó su punto cúlmine.

De enero a julio se exportaron casi 24 millones de kilos, 27,5 por ciento más que en igual período del año pasado y casi el doble que lo vendido en el mismo lapso de 2016.

Sin embargo, el porcentaje de yerba argentina que se exporta sigue siendo relativamente bajo en comparación a la cantidad que se destina al mercado interno. Solo 13,5 kilos de cada 100 kilos de producto elaborado que salen de los molinos terminan en el exterior.

En el mercado interno las ventas se mantienen en los mismos niveles del año pasado, a pesar de la crisis que afecta al consumo de productos masivos en todo el país. Esto demuestra una vez más que el consumo de yerba es inelástico, es decir que no varía de acuerdo a los vaivenes de la economía.

El movimiento de la “yerba mate a salida de molinos” al mercado interno durante el periodo mencionado alcanzó los 152.048.193 kilos, manteniendo el segundo lugar en la comparación interanual de los últimos cinco años. De mantenerse la tendencia, este año podría repetir el registro de 2017.

Buena cosecha

En lo referente al ingreso de hoja verde a secaderos, los datos del INYM revelan que en los primeros siete meses del año de 2018 se alcanzó una marca récord para ese período en los últimos cinco años, sin embargo desde el sector afirmaron que los números de agosto y septiembre serán bajos.

Lo que ocurrió fue que la cosecha avanzó rápidamente porque el clima así lo permitió y quedó poco material por recolectar en los últimos dos meses de la zafra. Estiman que se alcanzarían los 700 millones de kilos de hoja verde, pero no se llegaría a las marcas de 2015 y 2016 cuando se superaron holgadamente los 800 millones de kilos.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE