Mientras en el país se importa papel de embalaje, a nivel global sería el producto que mayor crecimiento registra en el mercado forestal

Los papeles de embalaje comprenden los Krafliner (de fibra virgen), los Testliner (de papeles reciclados), el papel onda (la capa media las cajas de cartón) y las cartulinas para cajas. El escenario del mercado de estos papeles en la Argentina, indica que “en la última década se registró una caída de la producción del 1% anual. Esta caída es compensada por la importación, principalmente de Brasil que alcanza, según el año, a un 20% del consumo nacional”, indicó el consultor Gustavo Cetrángolo.

La mayoría de la producción nacional, que oscila en 1.000.000 de toneladas utiliza papel reciclado como materia prima, solo unas 140.000 toneladas son de fibra virgen (producidas por astillas y rollos).

En cuanto a participación de mercado, después de la adquisición de Cartocor del Grupo Zucamor, ARCOR detenta el 45% de mercado, Smurfit Kappa un 15% del mercado y el resto, el 40% se reparte entre otras empresas pequeñas.

En general el equipamiento de estas fábricas es de tecnología de los años 70 y más antiguas, con producciones muy pequeñas en algunos casos.

“En la medida que la Argentina desarrolle las exportaciones de alimentos con más valor agregado y se incremente el e-commerce, estos papeles tienen muy buenas perspectivas de crecimiento como se registra en todo el mundo. El consumo de papeles de embalaje es el que más viene creciendo a nivel global y seguirá con buenas perspectivas”, sostuvo el consultor y socio de Agroforestal Oberá.

 

 

 

 

Por Patricia Escobar 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE