En Uruguay, la celulosa lleva a la forestación hacia el liderazgo en las exportaciones del país

A los crecientes volúmenes embarcados se añade un precio mejor que, en lo que va de 2018, nunca descendió de US$ 600 por tonelada. En julio se exportaron 179,4 mil toneladas de celulosa por US$ 117 millones, lo que establece un promedio de 652,3 por tonelada, el segundo máximo valor desde que se exponen los mencionados registros.

El precio de la celulosa se mantiene firme en el mercado internacional, por encima de los US$ 650 por tonelada, según datos aportados al diario uruguayo El Observador desde Uruguay XXI, cuyos técnicos elaboran un indicador de evolución del valor en base a datos de la Dirección Nacional de Aduanas, de Montes del Plata y del Nuevo Sistema de Nueva Palmira.

Esto da sustento a la afirmación que establece que ya este mismo año el sector forestal, con la celulosa con gran locomotora, liderará las exportaciones de bienes del país, sitial que parece difícil ceda en los próximos años. En julio se exportaron 179,4 mil toneladas de celulosa por US$ 117 millones, lo que establece un promedio de 652,3 por tonelada, el segundo máximo valor desde que se exponen los mencionados registros.

Considerando lo ocurrido en los últimos tres años, en enero de 2018 por primera vez el precio promedio estuvo por encima de los US$ 600 (US$ 606,5) y desde entonces nunca ha descendido de esa barrera.

En los primeros siete meses del año el volumen de celulosa exportado totalizó 1,49 millones de toneladas, generándose el ingreso de US$ 954,8 millones, lo que da un promedio de US$ 639,4 por tonelada.

El volumen exportado (287,3 mil toneladas), las divisas ingresadas (US$ 187,5 millones) y el precio promedio (US$ 652,8) obtenido en junio de este año fueron los mejores logros desde que se inició el análisis, en enero de 2016.

En un análisis publicado este viernes en El Observador Agropecuario se informó que la forestación este mismo año puede desplazar a la carne del liderazgo en materia de rubros generadores de divisas para el país. No solo incide en ello el buen momento de la celulosa, como se señaló, dado que también hay otros rubros que progresan dentro de la agroindustria maderera.

En 2017 la agroindustria cárnica generó ingresos al país por US$ 1.800 millones, el complejo agroforestal lo hizo por US$ 1.700 millones y las ventas de soja se aproximaron a los US$ 1.200 millones.

Este año, tras la peor cosecha de soja en la historia local del cultivo dadas fuertes adversidades climáticas, lo que distanció a este rubro agrícola de la lucha por el liderazgo, está claro que el techo del podio lo disputarán los sectores cárnico y forestal en un mano a mano que por ahora muestra mejor al segundo de ellos.

En ese sentido, en los primeros siete meses de 2018 solo la celulosa (que ha explicado últimamente alrededor del 75% de las exportaciones del sector maderero) logró colocaciones próximas a los US$ 1.000 millones, superiores a las de la carne.

Fuentes del sector privado estiman que este año la agroindustria forestal, con la celulosa como gran motor, puede generar ingresos por sus exportaciones en el orden de los US$ 1.900 millones a US$ 2.000 millones, capturando el liderazgo, lo que se afianzará en los próximos años, especialmente cuando se concrete la puesta en marcha de la actividad en la anunciada tercera planta de celulosa del país, la segunda de la empresa finlandesa UPM.

 

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE