El fiscal quiere que a Julieta Silva le den prisión perpetua por atropellar y matar al rugbier

El fiscal quiere que a Julieta Silva le den prisión perpetua por atropellar y matar al rugbier

El fiscal Fernando Guzzo fue el gran protagonista de la última audiencia de la semana en el juicio contra Julieta Silva, al solicitar el cambio de calificación a “homicidio agravado por el vínculo”, que prevé prisión perpetua.

La mujer está acusada de atropellar y matar a Genaro Fortunato el 9 de setiembre del año pasado a la salida del boliche Mona Bar en San Rafael. Durante las dos semanas de debate, el fiscal y el abogado de la familia del joven rugbier de 25 años intentaron dejar en claro que entre ambos existía una relación consolidada.

En cambio, la defensa de la mujer de 30 años buscó desacreditar esa posibilidad destacando que el vínculo entre ambos no superaba los tres meses.

Para Guzzo, los testimonios de diferentes testigos que desfilaron por la sala de audiencias de los tribunales san rafaelinos durante el debate confirman la relación entre ambos. También destacó los más de 4.000 mensajes de Whatsapp y 98 llamadas que se cruzaron en tres meses donde hablaban de “casamiento” y “vivir juntos”.

Pocos días después del hecho, la fiscal Andrea Rossi imputó a Silva por “homicidio doblemente calificado por el vínculo de pareja y su comisión por alevosía en concurso ideal” y la envió a prisión. Pero el 31 de octubre del año pasado, un tribunal de apelaciones cambió la calificación de la causa y decidió otorgarle a la mujer el beneficio de la prisión domiciliaria.

Pocos días después del hecho, la fiscal Andrea Rossi imputó a Silva por “homicidio doblemente calificado por el vínculo de pareja y su comisión por alevosía en concurso ideal” y la envió a prisión. Pero el 31 de octubre del año pasado, un tribunal de apelaciones cambió la calificación de la causa y decidió otorgarle a la mujer el beneficio de la prisión domiciliaria.

El padre de Fortunato, en una entrevista con Clarín, criticó esa determinación del tribunal conformado por Alejandro Celeste, Jorge Yapur Meca y Néstor Murcia. “El presidente del tribunal dijo que es una zona de penumbras y después las pericias lumínicas confirmaron otra cosa. Otro juez dijo que no había vínculo que se podía probar, pero no estaban desencriptados los mensajes. Y hay mas de 6.000 mensajes entre ambos. Si un juez se permite el lujo de suponer, me desconcierta. Me da una sensación de inseguridad. Me incomoda, me pone nervioso como mínimo”, aseguró antes del comienzo del juicio.

Este viernes tanto Guzzo como el abogado de la familia Fortunato, Tindaro Fernández, también cuestionaron esa decisión del Tribunal que, a instancias de lo planteado por el abogado defensor de Silva, desechó los agravantes que había formulado la fiscal Rossi al principio de la instrucción.

La defensa de Silva, encabezada por el exministro de Seguridad de Mendoza, Alejandro Cazabán, lógicamente se opuso rotundamente al cambio de calificación solicitado por Guzzo y habló de “ignorancia” del Ministerio Público.

El Tribunal conformado por los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes a las 15:30 para definir si acepta o no el pedido del fiscal. También determinará cuándo se realizarán los alegato



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE