Castores se convirtieron en una amenaza ambiental para Chile y Argentina

Las especies invasoras pueden dañar los ecosistemas y socavar los esfuerzos de conservación. Los Objetivos Globales de Desarrollo de las Naciones Unidas instan a los países a proteger el medio ambiente. Puedes unirte a nosotros y tomar medidas.

Durante más de 7,5 millones de años, el castor de América del Norte fue capaz de crear un nicho ecológico en algunas partes del continente, ayudando a aves, plantas y otros mamíferos a desarrollarse, según publicó recientemente el Washington Post.

Pero en 1946, 25 de estos castores, también conocidos como Castor canadensis, fueron traídos a la Argentina desde Canadá para promover el comercio de pieles.A diferencia de América del Norte, el castor no se adaptó a su nuevo entorno. Debido a que no tenía depredadores, los castores se reprodujeron rápidamente, creciendo a una población actual de más de 200,000 y se extendieron a través de la frontera hacia Chile. Durante todo este tiempo, los castores destruyeron ríos y arrasaron con bosques enteros, según informó el Washington Post .

Y esta especie invasora no solo está afectando su entorno inmediato, sino que también está alterando los gases en el aire y, en última instancia, contribuyendo al calentamiento global. Los estanques que los castores crean en los ríos pueden ser grandes productores de gases de efecto invernadero como el metano y el óxido nitroso, según publicó la revista Science .

En general, este ha sido el caso de una especie invasora anómala, según informó Los Angeles Times.

El plan de Argentina para deshacerse de estos castores es simple: entrenar a un grupo de cazadores para exterminarlos, según informó Business Insider. El país espera tener resultados positivos en 15 años. Pero que el bosque se recupere podría tomar otros 80 años, porque los castores han modificado alrededor del 15% de la superficie terrestre y el 50% de los arroyos de Tierra del Fuego, un archipiélago frente a la costa sur de América del Sur.

Las especies invasoras pueden representar grandes amenazas para los entornos de todo el mundo. Entre otras cosas, pueden matar o desplazar a otras especies existentes, propagar enfermedades y destruir la vida silvestre, según indicó la Federación Nacional de Vida Silvestre.

Por ejemplo, una garrapata en Asia oriental ha encontrado la forma de abrirse camino hacia los Estados Unidos y esto podría plantear serias amenazas para la salud en el futuro. Además, las polillas gitanas de Europa son muy dañinas para los árboles en América del Norte.

Las especies invasoras son cada vez más comunes a medida que se acelera el comercio humano, según informó la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) . De hecho, en los últimos 200 años, un tercio de todas las especies invasoras se introdujeron después de 1970, señala la UICN, y estos animales y plantas están alterando los ecosistemas en todo el mundo.

“Las especies exóticas invasoras están entre los principales problemas contra la biodiversidad en el planeta, y el mundo está despertando”, dijo Barbara Saavedra, directora de la Sociedad Chilena de Conservación de la Vida Silvestre, a Los Angeles Times.
El gobierno chileno ha hecho todo lo posible para tratar de controlar a la población, gastando $7,8 millones para financiar un proyecto para poner trampas y matarlos.”Sería demasiado optimista pensar en la extinción de esta especie invasora en el corto plazo, pero podemos esperar un mejor control de la misma”, dijo a Los Angeles Times Pablo Badenier, Ministro de Medio Ambiente de Chile.Por eso ahora los gobiernos de Argentina y Chile quieren matar a 100.000 castores.

Fuente: Global Citizen
PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE