Condena por la explotación de la prostitución en Buenos Aires

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 3 de Capital Federal, compuesto por los jueces Andrés Fabián Basso, Javier Feliciano Ríos y Fernando Machado Pelloni, publicó los fundamentos de la condena contra Gabriel Nicolás Athanassopoulos, apodado “El Griego”.

El Griego era el dueño del local que funcionaba en Recoleta con los nombres “Hellas”, posteriormente “Malaka”, y finalmente “Stavros”, y se encuentra penado como autor del delito de trata de personas con fines de explotación
sexual, bajo el accionar de captador de las víctimas.

Esta figura penal, se encuentra agravada por el aprovechamiento de la situación de vulnerabilidad de la víctima, por mediar engaño para llevar a cabo el accionar, y por la efectiva consumación de la explotación, desde principios del año 2013 hasta el mes de  junio  de  2014,  en  calidad  de autor y partícipe necesario, condenado conjuntamente con la señora Betiana Soledad Alles.

Ello así, toda vez que el Tribunal tuvo por acreditado que “El Griego” captó a principios del 2013 a una mujer mayor de edad mediante el ofrecimiento de un empleo como camarera en un comercio ubicado en la localidad de Vicente López.

Sin embargo, la verdadera finalidad fue introducirla en el circuito de prostitución contra su voluntad y explotarla sexualmente, todo ello utilizando en un comienzo manipulaciones psicológicas, y con posterioridad amenazas e intimidaciones, aprovechándose de la situación de vulnerabilidad en la que la misma se encontraba, y privándola ilegítimamente de su libertad, hasta mediados del año 2014.

Asimismo, se le endilga a Alles haber participado en la mencionada explotación, al encontrarse a cargo de la administración del comercio y hallarse descripta como encargada del mismo.

También se tuvo por acreditada la captación de una mujer de 25 años con fines de explotación sexual, y que el comercio “Stavros” fue explotado ininterrumpidamente entre los años 2006 y 2016.

Por otro lado, una de las víctimas manifestó la verdadera utilización del comercio, las irregularidades de su habilitación, y las negociaciones corruptas, cohechos y coimas existentes entre El Griego y las autoridades  administrativas y policiales.

A mayor abundamiento, se destacaron las falacias alegadas por el condenado, el cual manifestó que en aquel entonces, durante el 2014, no se encontraba a cargo del local, en virtud de la supuesta venta del fondo de comercio celebrada entre el nombrado y la víctima.

Por todo ello, se condenó a El Griego a 4 años de prisión por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, y se absolvió a Alles del mencionado delito.

 

(*) Hugo López Carribero
Abogado Penalista
Director del Instituto de Derecho Penal
Colegio de Abogados La Matanza

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE