Apicofom: “Por la baja de los reintegros a la exportación de la madera, el aumento de la tarifa eléctrica y la caída de las ventas, no descartamos cierres de industrias en el sector”

Así lo adelantó la gerente de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes (Apicofom), María Cristina Ryndycz. Sostuvo que la medida de aplicar una rebaja sustancial al reintegro a las exportaciones de madera “fue algo no esperado, realmente desalienta al sector”, dijo. “Se venía trabajando en la Mesa Nacional de Competitividad en acciones que buscaban recuperar el mercado externo, disminuir costos de logística y sostener fuentes de trabajo. Esta medida de baja de reintegros pone un freno a la actividad”, recalcó.

Las industrias forestales se estaban preparando para reaccionar ante algunas medidas de mejora de competitividad que se fueron articulando entre Nación, Provincias y Sector Privado en el último año, con miras a recuperar las ventas al exterior, y tras la devaluación del peso de los últimos meses algunas medianas y grandes empresas ya se vieron beneficiadas en su economía.

Pero para las Pymes madereras, la situación económica es más crítica frente a la caída de las ventas internas. La inflación que impacta en los costos y la falta de financiamiento con líneas adecuadas a las Pymes hace que aún no logren levantar cabeza. Según adelantó la FAIMA (Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines), el sector de la Madera y Mueble se encuentra en la actualidad a un 50% de su capacidad de producción y se espera una caída de la actividad de un 8% para el año 2018.

En este contexto,  el sector foresto-industrial se vio sorprendido la semana pasada con el anuncio del gobierno nacional de aplicar una baja sustancial de los reintegros a la exportación de la madera (se trata de la devolución de impuestos internos), según el Decreto 767/18 publicado el 21 de agosto de 2018.

“Esto es un desaliento para la actividad. Las empresas madereras tenían la esperanza de recuperar mercados externos con el tipo  de cambio del dólar y se comenzó a trabajar en este sentido en estos últimos meses. Empresas de Apicofom avanzaron en convenios de exportaciones de madera aserrada con China, Taiwán y otros países, como para empezar a exportar, aunque los precios internacionales de la Argentina no sean los más competitivos y los márgenes de ganancia sean muy bajos en la actualidad”, explicó Ryndycz. “De igual forma,aunque el escenario no era el mejor, se esperaba que desde el sector se logre producir en mayor volumen para exportar, porque las ventas internas están muy decaídas este año”, agregó en la entrevista con Radio Libertad.

Para cerrar los convenios, llevaron adelante una gestión de planificación de costos y presupuestos estimados para cumplir con los pedidos de exportación hasta el final del presente año, pero ahora los números se verán afectados con la quita de los reintegros, y por ende, su rentabilidad. “No podemos transferir al cliente del exterior los costos internos, no podemos agregarle en la facturación un incremento de un 75% porque el gobierno decidió eliminar el reintegro a las exportaciones de madera. Todo esto es realmente muy difícil, es muy duro, es un desaliento para las industrias forestales”, remarcó la directiva de la cámara empresaria.

El negocio de las exportaciones exige números muy finos que ajustar. “Por un lado, la inflación influye en los costos, principalmente en logística porque hay que considerar tiempos de salida del contenedor del Puerto de Buenos Aires según la inspecciones que se realicen sobre los productos. Es decir, el margen de ganancia es muy bajo. De igual forma, las empresas se encuentran intentando avanzar en la exportación de su producción en un contexto donde hay una alta tasa de morosidad en el pago de las ventas internas, o hay cheques que fueron emitidos pero que la gente no logra cubrir. La realidad es que, por un lado se esperaba que la suba del dólar beneficie al exportador, que son los menos, pero la inflación que se enfrenta afecta a todos. Este no es un país donde se mantienen los precios, no hay certeza sobre la economía”, sostuvo la directiva de Apicofom.

Revisión de medidas

Apicofom fue una de las primeras instituciones que adhirió a la creación de una Mesa Nacional de Competitividad de la Cadena Foresto-industrial, espacio en que en el último año sector público y privado busca consenso para adoptar medidas que favorezcan a la competitividad, las inversiones y la generación de empleo en el sector. Incluso, la cámara misionera fue sede de la fundación de ese espacio, acompañando en la gestión de Luis Miguel Etchevehere, ex presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) y actual Ministro de Agroindustria de la Nación, que logró que los cuatro encuentros posteriores sean encabezados por el Presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Al respecto, Ryndycz señaló que se continua trabajando en la Mesa Nacional.“En abril pasado, cuando el Presidente estuvo en en la reunión que se realizó en el aserradero de Pindó, en Puerto Esperanza, dijo que el Puerto de Posadas sería un gran centro de logística de la región. Sin embargo, se avanzó en la convocatoria de licitación de obras y ahora se impugnó la misma. Todo esto demora y frena la necesaria competitividad para las industrias forestales de la región”, puntualizó la directiva.

En esta línea, consideró que urgen encontrar aún soluciones de logística, de reducción de costos internos, y de financiamiento para el pequeño y mediano industrial que no tiene la capacidad de enfrentar la retracción actual del mercado. “Con un puerto en Posadas, a solo 100 o 200 kilómetros de distancia de la planta industrial, sería más fácil la logística. En la actualidad, no sabemos que puede pasar, y las empresas están prácticamente paralizadas. La baja de los reintegros es una traba que no esperábamos”, admitió Ryndycz.

Otro factor que preocupa a los industriales madereros en el incremento de la tarifa eléctrica. “Estamos en conversaciones con las autoridades de EMSA para revisar las tarifas y con las municipalidades por las altas tasas que cobran en el alumbrado público. Todo esto perjudica a las Pymes, no ayuda a la reactivación de las industrias madereras y tampoco genera el escenario para volver a exportar”, afirmó.

Finalmente, en la entrevista radial se refirió a la fuerte apuesta que los empresarios madereros realizan con la fábrica de casas de madera que funcionará en el Parque Industrial de Posadas. “Es un proyecto en el que se está avanzando, las obras de preparación de terreno se están realizando, ya se pagó el 90& de la maquinaria que son de Alemania, pero hay que gestionar su importación una vez que se terminen las obras. Con la fábrica se esperaba producir 20 viviendas de madera por día, con destino al mercado interno y se podrían exportar kid completos de viviendas de madera sociales o con diseño industrializado diferentes. Pero con estas últimas medidas de rebaja de reintegros, sumado al costo de la luz, la baja de ventas, no sabemos qué pasará con la exportación. Indefectiblemente, de seguir este escenario, lo que sí no descartamos es el cierre de industrias y despidos, porque es algo que ya están advirtiendo algunos empresarios madereros frente a los altos costos que ya no pueden cubrir”.

 

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE