Intoxicación por consumo de Floripondio: una angustiada madre de Alem denunció el caso de su hijo

Intoxicación por consumo de Floripondio: una angustiada madre de Alem denunció el caso de su hijo

Una madre de la localidad de Leandro N. Alem denunció que su hijo de 18 años consume un fuerte alucinógeno conocido como Floripondio  y necesita de manera urgente un tratamiento para superar  la adicción a esta droga.

Verónica Chapacú, es la madre de Leandro, el joven de 18 años que ingresó al Samic de Leandro N. Alem con un grave cuadro psicótico producto del uso de la droga  conocida como Floripondio. A las pocas horas de la internación su hijo decidió escaparse de la Institución saltando por una ventana que se encontraba a más de tres metros de altura, pero a las pocas horas personal policial dio con él y fue devuelto al nosocomio local para seguir con el tratamiento de recuperación.

La mujer explicó que esto sucede seguido en la ciudad y que  hay muchos jóvenes que se encuentran en la misma situación que la de su hijo, “quiero que este caso sirva para ayudar a otros”.

 

¿Qué es el Floripondio?

El floripondio es una planta muy peligrosa. Entre las propiedades nocivas que contiene hay un agente anticolinérgico que bloquea algunos receptores del cerebro, lo cual produce una distorsión de la realidad. El efecto puede durar hasta 72 horas después de unos 25 min de consumirlo.

Más de 100 miligramos puede ser mortal. Algunos síntomas es el aumento del pulso y el ritmo respiratorio, las pupilas se dilatan, la garganta y la nariz se resecan. Pareciera que sus efectos alucinatorios son exclusivamente visuales, pero también tiene efectos auditivos e incluso táctiles. Se pierde el contacto con la realidad. Puede provocar vómitos, convulsiones, coma o hasta la muerte instantánea.

¿Qué hacer en caso de emergencia?

En primer lugar, recurrir en forma urgente al médico, ya que la intoxicación con floripondio es muy peligrosa, ocasiona vómitos, convulsiones y en casos fatales coma y muerte. Ante cualquier sospecha debe aplicarse un lavado gástrico y debe tratarse al paciente con carbón activado o con un inhibidor de la colinesterasa como la fisostigmina, por lo que debe considerarse como urgencia médica.

Hay que tranquilizar a la persona, aunque es poco probable poder entablar una comunicación coherente con ella. Lo mejor es cuidarla para que no se lastime mientras dura el efecto y solicitar atención médica.

 

 

Fuente: Noticias Alem



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE