Afirman que la firma Dass debió despedir a más de 350 empleados desde que asumió en la gestión de Cambiemos

Afirman que la firma Dass debió despedir a más de 350 empleados desde que asumió en la gestión de Cambiemos

El representante sindical en la fábrica de zapatillas de Eldorado, Darío Vera, indicó que el lo que va del año se perdieron entre 50 y 60 fuentes de trabajo, que se suman a otros 300 despidos desde que asumió Macri. Afirma que cayeron las ventas por la apertura de las importaciones. El intendente de la localidad del norte, Norberto Aguirre, valoró que la compañía “está haciendo un enorme esfuerzo por no cerrar” y se mostró preocupado por cierres de comercios.

La industria del calzado es una de las que más sufrió por la apertura de las importaciones. En los últimos dos años, según datos del Indec, la cantidad de zapatillas importadas en Argentina aumentó 50 por ciento mientras que las ventas totales bajaron. En 2016 comenzaron los despidos y los primeros cierres, el último hace poco más de una semana cuando bajó definitivamente sus persianas la planta de Adidas ubicada en Esteban Echeverría, Buenos Aires, fábrica que hasta 2015 empleaba a 600 personas.

“A los empresarios les resulta más rentable importar las zapatillas que fabricarlas o incluso que ensamblarlas”, indicó Vera, delegado de la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (UTICRA) en la fábrica de Dass de Eldorado, en diálogo con Radio República.

El gremialista indicó que en los casi tres años de gobierno de Cambiemos, la planta que llegó a emplear a alrededor de 1.400 trabajadores, debió despedir a alrededor de 350 y a 50 solo en el último año. Lejos de cuestionar el accionar de la empresa, reconoció que la situación de los trabajadores de Eldorado es mejor que la de sus pares de otras plantas. “La fábrica Dass vive en una burbuja, porque la fábrica Adidas en Buenos Aires cerró la semana pasada dejando a 600 trabajadores en la calle. No tenemos reducción de horario, ni suspensiones, ni adelanto de vacaciones como pasa en otras empresas del país. Sí hay una reestructuración porque se redujo significativamente el volumen de producción en los últimos años a partir de la apertura indiscriminada de las importaciones de zapatillas que vienen de China y de otros países”, señaló.

Según Vera, el principal problema que enfrenta el sector es la importación. “Con el Gobierno anterior la importación estaba limitada por cupos y se trabajaba bien, con posibilidades de crecimiento. En 2015 un 30 por ciento de la producción de la planta era totalmente local y de un tiempo para acá eso bajó a un 5 por ciento lo que acarreó reducción de mano de obra, porque cuando la zapatilla la hacés de cero precisas más mano de obra y la verdad es que esto lo único que hizo fue perjudicar nuestra situación”, indicó.

“Por todos los medios tratamos de dialogar con el gobierno, pero no nos dio respuesta”, afirmó.

El intendente de Eldorado, Norberto Aguirre, también se mostró preocupado. Señaló que la fábrica de Dass llegó a tener más de 1400 empleados, hoy no llegan a mil y los propietarios “están haciendo un enorme esfuerzo para no cerrar”. “Ahí ya tenés más de 300 familias que se quedaron sin trabajo, esto significa menos consumo”, dijo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE