La Nación redujo los reintegros a las exportaciones de las producciones tradicionales de Misiones

La Nación redujo los reintegros a las exportaciones de las producciones tradicionales de Misiones

Los reintegros a las exportaciones de yerba mate bajaron de 3 a 0,75 por ciento; las de té, de 3,50 a 1,25 por ciento; las de almidón de mandioca, de 4,05 a 1,25 por ciento; las de cítricos, de 3,5 a 1 por ciento y las de tabaco, de 2,8 a 0,8 por ciento. La medida perjudica directamente a las economías regionales, pero se enmarca en un contexto devaluatorio que beneficia a los exportadores. La caída del beneficio obligará a los yerbateros a resignar cerca de 50 millones de pesos por año y a los tealeros, unos 60 millones.

El Gobierno nacional oficializó la reducción de los reintegros a las exportaciones que había anunciado la semana pasada, en el mismo paquete de medidas que eliminó el Fondo de la Soja. En la mayoría de los casos, el beneficio que recibían los exportadores fue reducido a una cuarta parte de su valor anterior.

Tomando en cuenta que el año pasado se exportó yerba mate por poco más de 67 millones de dólares –según datos del Ipec- la reducción de 2,25 puntos porcentuales de reintegros implica resignar poco menos de 50 millones de pesos por año. Para la producción tealera, tomando como base las exportaciones de 2017 que superaron los 87 millones de dólares, la merma de 2,25 puntos porcentuales de reintegros se traducirá en una pérdida de ingresos de alrededor de 60 millones de pesos por año.

Desde Hacienda argumentan que los exportadores ya fueron beneficiados primero con la quita de las retenciones a las producciones regionales y luego con la devaluación, que en lo que va del año supera el 60 por ciento. Argumentan que ahora no necesitarían los reintegros para sostener su competitividad.

El economista Guillermo Knass lamentó la medida porque reduce un beneficio que resulta útil a la competitividad, porque el Estado le devuelve al productor parte de los impuestos que le cobra para que éste no los traslade al exterior y sea menos competitivo.

Advirtió empero, que en el contexto actual, la medida no debería resultar un golpe importante, porque los exportadores fueron beneficiados con un tipo de cambio más competitivo. “Desalienta las exportaciones, el consumidor de otro país no va a pagar más caro porque Argentina aumenta los impuestos. Es una medida que si la mirás en particular perjudica, pero cuando la evaluás en el contexto, con la devaluación, no debería afectar”, señaló en diálogo con Radio República.

Consideró además que resulta “lógico” que a la hora de instrumentar el ajuste, el Gobierno apunte a los sectores que ganaron con la devaluación. “El problema va a pasar si se vuelve a atrasar el tipo de cambio. “i volvemos a esa situación la caída de los reintegros va a ser mucho más perjudicial”, dijo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE