La industria de celulosa y papel buscará ocupar un rol clave en el Plan Nacional ForestAR 2030

“El país necesita más fábricas para incrementar el valor de las exportaciones que surgirán como consecuencia de la gran producción de madera prevista. Dichas fábricas, por sus procesos continuos, tienen una demanda muy regulada y constante, lo que dará además, previsibilidad de consumo a la materia prima forestal”, sostienen desde la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel de la Argentina (AFCP).  El país tiene en la actualidad funcionando 73 fábricas papeleras, entre grandes, medianas y chicas. Y en un 61% de la producción de madera implantada se destina a las industrias de Celulosa y Papel.

 

De esta forma, desde Asociación marcaron su posición institucional sobre el rol que deberá cumplir la industria celulósica papelera en el Plan Nacional ForestAR 2030. “Estamos frente a oportunidades excepcionales para que la Celulosa y el Papel aporten el valor agregado necesario a la gran cantidad de madera que la Argentina producirá en el futuro”, señalaron en su editorial del Boletín de Noticias institucionales N°258.

La plataforma ForestAR 2030 fue presentada en junio de este año por el gobierno nacional como “una estrategia interministerial que apunta a consolidar al país como una potencia forestal sustentable para el año 2030, impulsando la creación de un mercado competitivo y sostenible, donde la reforestación promueva el desarrollo social, económico y ambiental”, detallaron en el comunicado desde la AFCP.

La estrategia es liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, en coordinación con los ministerios de Agroindustria, de Producción, de Desarrollo Social, de Trabajo y de Educación, para la que contrataron la colaboración de la organización internacional no gubernamental The Nature Conservancy Argentina (TNC) para que lleve adelante el Plan Nacional.

“ForestAR 2030 se inscribe en el marco de las acciones del Gabinete Nacional de Cambio Climático y tiene como objetivo alcanzar los compromisos asumidos por la Argentina en el Acuerdo de París”, remarcaron en la editorial.

Con esta plataforma, la industria forestal se plantea el objetivo de crecer en superficie hasta alcanzar dos millones de hectáreas implantadas en el año 2030 (en la actualidad las cifras oficiales indican que existen 1,3 millones de hectáreas forestadas en el país).

Este objetivo implicará incorporar unas 62.000 hectáreas de patrimonio adicional por año, por medio del sistema de la Ley 25.080 de promoción forestal argentino que ya tiene 20 años de vigencia, y el cual se espera sea logre una prórroga por 10 años más, de ser aprobado el proyecto en el debate del Congreso Nacional en el transcurso de 2018.

 

Fotos de ArgentinaForestal.com: Claudio Terres y Néstor Nisnik, presidente y gerente respectivamente de la AFCP

Visión de la industria

“Nuestra Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel es integrante de la Mesa de Competitividad de la Cadena Foresto-industrial, la cual ha tenido un gran respaldo del presidente de la Nación, Mauricio Macri, a tal punto que en forma personal presidió varias reuniones con todos los actores de la cadena de valor de la actividad”, valoraron desde la entidad gremial empresaria.

“En dicha mesa hemos planteado el rol clave que nuestra industria celulósico papelera debe cumplir en el objetivo de ForestAR2030. El país necesita más fábricas para incrementar el valor de las exportaciones que surgirán como consecuencia de la gran producción de madera prevista. Dichas fábricas, por sus procesos continuos, tienen una demanda muy regulada y constante, lo que dará además, previsibilidad de consumo a la materia prima forestal”, explicaron.

Actualmente, el país tiene aproximadamente 73 fábricas papeleras entre grandes, medianas y chicas. En un 61% de la producción de madera implantada se destina a Celulosa y Papel. “El mundo demandará mayor cantidad de embalajes de papel y cartón, ya que la tendencia mundial es reemplazar al plástico, con un material, sustentable y reciclable”, pronosticaron desde la AFCP.

En ese contexto, se necesitará lograr una sustitución de importaciones especialmente en el rubro packaging, y en particular de papeles kraft a base de pino, De esta forma, “nuestras futuras exportaciones de carnes, pescados, frutas, pollos y vinos se harían 100% a partir de producción nacional”, indicaron.

En la Mesa Nacional desde la AFCP han planteado entre, otros temas. “la imperiosa necesidad de tener instrumentos de promoción para nuestra industria Celulósico Papelera El país necesita más fábricas de Celulosa y Papel para incrementar el valor de las exportaciones que surgirán como consecuencia de la gran producción de madera prevista, que en rubros de importancia capital como son los materiales para embalajes, es fuertemente deficitaria y por ende dependiente de la importación”, señalaron en la editorial.

“Nuestra intención como Asociación es seguir trabajando en esta línea con la esperanza de que se pueda generar el ambiente propicio para atraer capitales y así lograr estos objetivos dentro del plan Forestar 2030. De esta manera, se podrá revertir buena parte del déficit comercial actual y crear más fuentes de trabajo tanto directas como indirectas”, concluyeron.

 

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE