La Nación le quita a Misiones más de 600 millones por año y a los municipios 20 millones por mes con la eliminación del Fondo de la Soja

La Nación le quita a Misiones más de 600 millones por año y a los municipios 20 millones por mes con la eliminación del Fondo de la Soja

RELACIONADAS

El Gobierno nacional volvió a transferir el costo del ajuste a las provincias y los municipios. Eliminó por decreto el Fondo de Soja por el cual Misiones recibió el año pasado 605 millones de pesos, de los cuales 230 millones se repartieron entre los municipios. La noticia obligó a las comunas a suspender compras de maquinaria y pequeñas obras que tenían previstas. Los intendentes además se sienten traicionados por la Nación porque aseguran que adhirieron a la ley de Responsabilidad Fiscal con la promesa de que así no perderían el Fondo de la Soja.

El Gobierno nacional volvió a afectar los intereses de las provincias y los municipios con una nueva medida que se inscribe en la política de ajuste -cada vez más severo- que viene llevando adelante el equipo de Macri en su intento por estabilizar a una economía que sigue en caída libre. De manera intempestiva el ministerio de Hacienda de la Nación informó hoy martes que eliminó a través de un decreto de necesidad y urgencia el fondo a través del cual se transfería a provincias y municipios el 30 por ciento de la recaudación de los derechos de exportación a la soja.

Aunque la decisión fue tomada de manera inconsulta por la Nación e incluso desoyendo acuerdos previos, la plana mayor de los funcionarios provinciales misioneros ya presumía el golpe y tras el anuncio, comenzó un frenético raid de gestiones para revertir la medida. A favor de esta posibilidad juega el frondoso historial de retractaciones y marchas atrás que tiene el Gobierno nacional.

A quienes sí tomó por sorpresa el comunicado de Hacienda de Nación fue a los intendentes y funcionarios municipales, la mayoría de los cuales dependía del Fondo de la Soja para la adquisición de maquinaria o la concreción de pequeñas obras. Además, muchos se sienten traicionados por el Gobierno nacional, porque, según afirman, se habían acogido al Pacto Fiscal a cambio de la promesa de que el Fondo de la Soja se mantendría.

Tanto para la provincia cuanto para las comunas será un duro golpe. Según un informe de la Fundación Mediterránea, Misiones recibió el año pasado 605 millones de pesos gracias al fondo que hoy martes eliminó Nación, lo que representa el 1,4 por ciento de los ingresos totales de la provincia y el 6 por ciento del gasto de capital. Ese dinero que hasta ayer llegaba a Misiones –así como el que llegaba a las demás provincias- ahora quedará en manos de la Nación en lo que representa un retroceso para el federalismo.

Desde Hacienda de Nación destacaron que la medida les permitirá “ahorrar” 8.500 millones de pesos al año, esa es la suma que el Gobierno de Macri confiscará a provincias y municipios para tratar de sanear sus números y cumplir con los mandatos del FMI.

El fondo se alimentaba con el 30 por ciento del total recaudado en concepto de retenciones a la soja y se distribuía a las provincias según el mismo criterio de la coparticipación. Además las jurisdicciones subnacionales estaban obligadas a destinar en forma directa a los municipios, al menos 30 por ciento de lo que recibieran. El dinero no podía ser usado para financiar gastos corrientes, lo que hizo que se convirtiera en un recurso importante para comprar bienes, especialmente maquinaria.

San Vicente por ejemplo, recibió el año pasado casi 4,5 millones de pesos y en el primer semestre de este 2,2 millones. Su intendente Waldomiro “Valdir” Dos Santos se mostró indignado por la noticia. Explicó que gracias a la instrumentación del Fondo de la Soja –en 2009- hasta la fecha, pudieron comprar cinco máquinas viales, entre otras inversiones.

Señaló que el momento que eligió la Nación para eliminar el fondo es particularmente inoportuno, dado que por efecto de la crisis la recaudación propia de los municipios está cayendo notoriamente.

Otro que lamentó la situación fue el intendente de Bernardo de Irigoyen, Guillermo Fernández, quien precisó que recientemente habían comprado dos camiones, un compactador  y un volcador con un crédito que tomó como garantía el Fondo de la Soja. “No es una forma de gobernar el país, presionando a las provincias y a los municipios”, cuestionó.

“El Gobernador nos pide que seamos responsables con los recursos, y estar cerca de la gente, pero estas cosas te sorprenden. Con el Gobierno anterior las retenciones siempre llegaron y ahora la mayoría estamos endeudados y que nos corten así, es preocupante”, manifestó el jefe comunal de la localidad fronteriza con Brasil que el año pasado recibió 1,7 millones de pesos y 820 mil durante el primer semestre de 2018.

El intendente de Puerto Iguazú Claudio Filippa también se manifestó indignado. “A partir de hoy vamos a estar muy complicados… Esto es ‘lopaitema’, el colmo de los colmos, no solo para Iguazú sino para todos los pueblos, porque las ciudades grandes como CABA o provincia de Buenos Aires, con el aumento de la coparticipación se arreglan, pero las provincias chicas con municipios chicos sonamos, nos va a costar muchísimo hacer obra pública. Esto es terrible, indignante, vergonzoso”, dijo en diálogo con El Independiente, de Iguazú.

Puerto Iguazú recibió el año pasado 8,7 millones de pesos y casi 4,3 millones en la primera mitad del año en curso.

Por su parte, el Secretario de Hacienda de Eldorado, Sebastián Cafetti, remarcó que ese municipio se había adherido a la ley de Responsabilidad Fiscal con el único objetivo de no perder el Fondo de la Soja y ahora se encuentran con esta desagradable sorpresa.  Eldorado recibió el año pasado 13,6 millones de pesos y en la primera mitad de este año, más de 6,6 millones.

El golpe también se sentirá en Posadas, municipio que el año pasado recibió más de 52 millones de pesos a través del Fondo de la Soja y en el primer semestre de este año 28,4 millones. El intendente capitalino, Joaquín Losada, se limitó a decir que la noticia le cayó como un balde de agua fría.

Carlos Pernigotti, intendente de Concepción de la Sierra, también lamentó la medida y señaló que es un golpe más de Nación que ya había suspendido obras que tenía previsto realizar en el ese municipio.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE