Para agosto, la humanidad ya consumió más servicios que los recursos naturales pueden generar para todo el año

El Día Mundial del Sobregiro es una fecha que se calcula a partir de la huella ecológica. Global Footprint Networtk, organización internacional que es pionera en la métrica de contabilidad ambiental, calcula esta fecha a partir de la suma de todas las demandas por áreas productivas (alimentos, madera, fibras, captura de carbono e infraestructura). Esa sumatoria la compara con los recursos naturales disponibles en el planeta para solventar esas demandas y la capacidad de respuesta que tienen los ecosistemas para reponer esos recursos y manejar los residuos. A esto último se le conoce como biocapacidad.

Cuando se dice que el 1 de agosto marcó la fecha del sobregiro es porque, como humanidad, hemos consumido los recursos naturales que teníamos disponibles para todo el 2018 y que debían alcanzarnos hasta el 31 de diciembre. No obstante, los consumimos entre el 1 de enero y el 1 de agosto.

De hecho, esta es la fecha que más temprano hemos llegado al sobregiro desde los años 70.

Si toda la humanidad viviera como algunos países latinoamericanos, ¿cuándo alcanzaría su fecha de sobregiro? Si todos imitáramos el consumo de los chilenos, por ejemplo, la fecha del sobregiro hubiera sido el 2 de junio. De seguir los pasos de los argentinos, ese día hubiera sido el 16 de junio.

El próximo 29 de agosto marcaría la fecha de sobregiro si viviéramos cómo lo hacen los mexicanos y el 2 de setiembre, si tuviéramos un comportamiento de consumo similar al de los costarricenses.

Siguiendo con el ejercicio, si imitamos a  Panamá, esa fecha sería el 22 de setiembre, Perú (25 de setiembre), Ecuador (28 de octubre), Colombia (17 de noviembre), Cuba (19 de noviembre) y Jamaica (13 de diciembre).

De hecho, Global Footprint Network desarrolló una calculadora para que las personas pudieran calcular su huella y la fecha de sobregiro si todo el mundo siguiera su estilo de vida. Está disponible en www.footprintcalculator.org

 

Según los datos de la organización, el uso actual que hacemos de los recursos naturales es 1,7 veces más rápido de lo que los ecosistemas pueden regenerar. Otra forma de verlo: para satisfacer nuestro ritmo de consumo, la humanidad requiere 1,7 planetas similares a la Tierra.

Ese es el promedio global, pero si toda la humanidad viviera como lo hacen los estadounidenses, por ejemplo, se necesitarían cinco planetas. Si lo hiciera como los australianos, se requerirían 4,1 planetas. Si todos adoptáramos el estilo de vida surcoreano, se necesitarían 3,5 planetas, mientras que si siguiéramos los pasos de los rusos, se requerirían 3,3 planetas. Y si la humanidad imitara el consumo de los alemanes, serían tres planetas los necesarios.

Los costos del sobregiro se evidencian en la deforestación, la escasez de agua dulce, la erosión del suelo, la pérdida de biodiversidad y la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que contribuyen al cambio climático.

“Estamos tomando préstamos de los recursos futuros de la Tierra para operar nuestras economías en el presente. Esto funciona por un tiempo, pero a medida que los países, las empresas o los hogares se hunden cada vez más en deudas, finalmente se quiebran”, manifestó Mathis Wackernagel, CEO de Global Footprint Network y quien será uno de los principales expositores del I Congreso Latinoamericano sobre Sostenibilidad, Ecología y Evolución (SEE), por realizarse del 26 al 29 de setiembre en Costa Rica.

¿Se puede revertir esta tendencia? Wackernagel lo cree posible. De hecho, si se moviera la fecha unos cinco días al año, el ritmo de consumo se podría satisfacer con menos de un planeta para el año 2050. Con tan solo reducir la huella de carbono en un 50%, la fecha de sobregiro se movería 93 días. El tomar acciones en temas como manejo de residuos, alimentación, movilidad urbana y turismo tendrían un impacto significativo en el sobregiro ecológico, según Global Footprint Network.

“El sobreuso de los recursos de los ecosistemas de la Tierra es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la humanidad en la actualidad y el cambio climático es una gran parte de ese desafío”,  dijo Wackernagel y añadió: “transformar nuestras economías para enfrentar este desafío no es tarea fácil, pero, tal como la humanidad ha aprovechado la creatividad y el ingenio en el pasado, podemos hacerlo de nuevo para crear un futuro próspero libre de combustibles fósiles y destrucción planetaria”.

Para ahondar en este tema, LatinClima conversó con Wackernagel. A continuación, algunas de sus respuestas:

Si todos siguiéramos los pasos de Chile y Argentina, para poner ejemplos de países latinoamericanos, alcanzaríamos fechas de sobregiro a mitad de año. ¿Qué están haciendo estos países para llegar al límite tan temprano?

El Día Mundial del Sobregiro calcula cuándo será la fecha si todos consumimos como las personas en ese país.

”Los países que tienen mucha biocapacidad también tienden a usar más. Por ejemplo: la dieta en Argentina es bastante pesada. Como resultado, la huella ecológica per capita es grande, incluso más grande que el promedio mundial. Pero Argentina también tiene mucha biocapacidad. Entonces, como país, no tiene un déficit ecológico.

”Otro caso: Costa Rica tiene un Producto Interno Bruto (PIB) bastante alto por persona y, por tanto, también un alto consumo y de ahí se deriva una gran huella ecológica. Costa Rica, por persona, tiene menos biocapacidad y en las últimas décadas ha estado corriendo con déficit ecológico”.

¿Por qué los ciudadanos deberían ser más conscientes de su huella ecológica? ¿A qué nos exponemos si continuamos haciendo las cosas como hasta ahora?

Si crees que se requieren recursos para ejecutar una economía, entonces tener la seguridad de los recursos parece ser un parámetro importante. Ciertamente, a corto plazo, podemos obtener recursos a pesar del agotamiento, pero esta no es una opción a largo plazo.

”El riesgo de no tener la seguridad de los recursos es particularmente grande para las poblaciones que ganan menos del promedio mundial, porque no pueden comprar más que el resto del mundo.

”Actualmente, el 70% de la población mundial vive en países que tienen déficit ecológico y menos del promedio del PIB mundial”.

De todas nuestras actividades como sociedad, parece que el consumo de energía es el que más abulta nuestra huella ecológica. ¿Es este el caso o es que no estamos viendo el impacto de otras actividades?

El acceso barato y fácil a los combustibles fósiles nos ha permitido aumentar nuestro metabolismo de manera significativa. De hecho, el uso mundial de combustibles fósiles representa el 60% de la huella ecológica de la humanidad.

”Si queremos vivir en París, Francia, esa porción debería ser cero antes de 2050, pero esto no debe implicar que se utilice más de otros recursos como la leña o convertir alimentos en combustible.

”La presión general es la suma de todo y, sí, la porción de combustible fósil es un gran impulsor”.

En el corto plazo, para ver los resultados de la reducción de nuestra huella ecológica, ¿qué acciones deberíamos tomar? Cuatro áreas de solución son particularmente significativas: ciudades, energía, alimentos y población.

 

¿Se puede aplicar la metodología de Global Footprint Network a empresas u organizaciones?

Se puede aplicar a cualquier nivel, desde una empresa que vende cepillos de dientes, hasta ciudades, países y el mundo en general.

”La pregunta es si las empresas ven la ventaja estratégica de hacerlo. Algunos ya lo hacen, ese es el caso de Schneider Electric. Investigadores de Global Footprint Network y Schneider Electric estimaron que el potencial de reducción actual de la huella ecológica, mediante el reacondicionamiento de las instalaciones existentes, podría mover la fecha del sobregiro al menos 21 días; esto sin ninguna pérdida en la comodidad o la productividad económica.

“Esto evidencia que los beneficios ambientales y financieros podrían producirse de inmediato, ya que existen tecnologías comerciales listas para usar para edificios, procesos industriales y producción de electricidad”, concluyen en el informe.

 

 

 

 

Fuente: LatinClima

 

PE

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE