Mitos y verdades sobre la carga de batería del celular

Mitos y verdades sobre la carga de batería del celular

¿Dejarlo enchufado toda la noche o desconectarlo cuando está completa? ¿Descargarla hasta el 0% o mantenerla siempre con algo de energía? ¿Cómo cargo más rápido?  Acá tenes todas las respuestas para cuidar la batería del teléfono y no caer en errores comunes.

Podemos tener el modelo más nuevo, con múltiples cámaras, GPS, pantalla de mil pulgadas, todas las conexiones y hasta limpiaparabrisas (?) incorporado. Pero todos los teléfonos tienen algo en común: sin batería no sirven.

Aunque el auge de los cargadores externos empezó a evitar que muchas personas corran desesperadas a buscar un enchufe, todavía la duración de las baterías no es la ideal. ¿Qué podemos hacer para cargar el teléfono más rápido o intentar que las baterías duren más tiempo?

Llevar la carga a 0%

Es un error común que se remonta a otro tipo de baterías, las de níquel, y no a las actuales de ion de litio. Lo mejor es cargar los dispositivos cuando la energía está por debajo del 50%. Y los expertos afirman que lo mejor es hacerlo alrededor del 20%.

Lo peor es esperar al 0%, porque esto provoca que se consuma un ciclo entero de la batería. El consumo de estos ciclos son los que disminuyen la vida útil de las baterías.

“Toda batería tiene alguna ‘memoria’. Las baterías son reacciones electroquímicas en sólidos. Por lo tanto tengo que mover átomos en un sólido. Y el movimiento de átomos en un sólido es muy lento. Entonces cuando yo recargo una batería tendría que volver todo a la situación inicial. Pero esto no puedo hacerlo. Por eso no quedan siempre igual. Y con el número de ciclos, de carga y descarga, esto se va modificando. Así va disminuyendo la eficiencia de las baterías”, explica Ernesto Julio Calvo, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

De todas formas, muchos especialistas recomiendan hacer una descarga de la batería cada 45 días para que no se solidifiquen los cristales internos que tienen y evitar pérdida de capacidad.

Cargarlo al 100%

Tampoco es lo más recomendable, aunque no es tan grave. Por el mismo motivo del ciclo de cargas, lo mejor es desenchufarlo cuando alcanza un 80 o 90%.

Hay que cargar 8, 12 o 24 horas un celular nuevo

Falso. Las baterías son inteligentes, no necesitan una carga “más potente” cuando empiezan a trabajar. Solamente necesitamos cargarlo hasta el 100%, igual que un teléfono que ya esté en uso.

“La carga de más horas aplicaba a tecnologías anteriores de baterías (Ni-Cd Níquel Cadmio y Ni-MH Níquel Metal). Hoy en día todos los celulares utilizan baterías de Li-ion (Litio ion) la cual, una vez que alcanza la carga máxima, deja de consumir energía, por lo que dejarla más tiempo es innecesario”, explican los Ingenieros Juan Pablo Vales y Flavio Narvaja Docentes de la materia Electrónica de Potencia del Departamento de Electrónica de la UTN Facultad Regional Buenos Aires.

“De hecho, las baterías de los equipos nuevos vienen con un 40% de su carga de fábrica puesto que de esta manera la batería dura más que si viniera cargada al 100% para períodos inciertos de venta de un equipo celular o tablet. Incluso se puede utilizar sin realizar una carga completa”, agregan.

Apagar funciones ahorra batería

Verdadero. Si tenemos poca energía, podemos apagar la conexión de datos, el GPS, la conexión bluetooth o bajar el brillo para que gaste menos. También muchos equipos tienen una función de ahorro de datos que logran estirar muchísimo la vida útil de la batería, especialmente los que ponen la pantalla en blanco y negro.

No hay que dejarlo enchufado toda la noche

Falso. En la actualidad, los fabricantes de baterías cortan el flujo de corriente una vez que están cargadas para evitar las sobrecargas. Por este motivo, podemos dejar el celular enchufado todas las horas que querramos, no generará problemas en las baterías.

“Una vez que la batería está cargada, la tensión llega a su valor nominal y la corriente es prácticamente nula, por lo que la batería no absorberá más energía del cargador, dejarla más tiempo es innecesario pero no dañará la batería”, afirma Narvaja.

Siempre usar cargadores originales

Recomendable. Los cargadores genéricos pueden llegar a dañar las baterías y a los celulares. Obviamente no todos son malos, pero los que trae cada teléfono están adaptados a la corriente que soporta ese dispositivo.

“Las baterías son muy sensibles a las variaciones de tensión, si el cargador no es de buena calidad puede entregar una tensión superior a la permitida y dañar el circuito de carga interno de la batería que se encuentra dentro del celular. O no lograr la plena carga con lo cual los ciclos de vida de la batería serían menores”, resume Vales.

Clave: muchos celulares modernos tiene un sistema de carga rápida, que requiere un cargador compatible con esta función. Pero según Calvo, estos sistemas hacen que la carga no sea tan rendidora.

“Si cargo a más corriente, le pongo menos carga. Si yo cargo a baja corriente, el celular me dura un día. Pero quizás si cargo más rápido, me dura medio día. Sería como si en el tanque de nafta de un auto, no le puedo poner los 50 litros de capacidad, solamente pongo 30, porque lo hago rápido. Entonces no me rinde como 50”, afirma.

Tener mala señal gasta más batería

Cierto. Cada vez que el teléfono busca una antena gasta energía. Esto puede pasar si no logra conectarse a nuestro proveedor de telefonía, como al intentar subirse a una red WiFi con muchos usuarios o que no funciona bien. Si vemos que no tenemos señal, lo mejor es poner el teléfono en modo avión para no consumir por completo la batería.

Se carga más rápido enchufado a la pared que a un puerto USB

Verdadero. La corriente de un cargador siempre es más que la corriente o amperaje que genera un puerto USB de una computadora (1A vs 500mA máximo). Si queremos velocidad, lo mejor es ir al enchufe. Dato extra: también si queremos una carga más veloz, podemos apagar el teléfono o dejarlo con las funciones básicas.

¿Se puede usar el teléfono mientras lo cargamos?

Sí, pero no conviene abusar. Lo docentes de UTN explican que el principal factor que afecta a las baterías son las altas temperaturas. “Cuando utilizamos el celular (especialmente si estamos viendo videos, jugando juegos, etc.) el teléfono empieza a elevar su temperatura.

Cuando el celular se está cargando también se eleva la temperatura de la batería ya que se produce una reacción exotérmica (donde se libera calor). Es por eso que no conviene cargar la batería y a la vez utilizar el celular en modo continuo y con gran demanda de energía ya que haría que la temperatura del dispositivo se eleve por demás y esto disminuya la vida útil de la batería”.

Dato extra: para evitar el calor tampoco es bueno dejarlo al sol, en la pileta o en la playa, o en un auto expuesto a altas temperaturas.

(Fuente: TN Tecno)

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE