Incertidumbre, el factor que empaña el panorama económico y financiero

Incertidumbre, el factor que empaña el panorama económico y financiero

El especialista en mercados Franco Vanzetto sostuvo que una de las incógnitas más relevantes está relacionada con saber qué medidas tomará el Gobierno para cumplir con las metas acordadas con el FMI. Calificó al escenario actual como “de alto grado de volatilidad”.

Si bien en los últimos días la corrida cambiaria se encuentra en una meseta, los analistas económicos coinciden en que todavía el panorama económico del país se ubica muy lejos de ser atractivo para los inversores y los actores del sistema financiero.

Entre ellos se encuentra el licenciado Franco Vanzetto, especialista en mercados financieros. “Hay un consenso entre los analistas de mercado de que el futuro inmediato no va fácil para la economía real. Más allá de la recesión, todavía hay una gran incertidumbre respecto a cómo se implementarán las medidas y ajustes para cumplir con las metas acordadas con el FMI”, sostuvo.

En esa línea de análisis, enfatizó que la ausencia de certeza restringe las expectativas y las inversiones; derivando en actitudes especulativas como la colocación de dinero para aprovechar las tasas bancarias, en vez de volcar esos recursos para reactivar la economía.

De todos modos, Vanzetto estimó que las metas convenidas con el organismo internacional son “cumplibles”, ya que – consideró – “está bastante bien delineado cómo se van a cumplir”. Según su punto de vista, desde el FMI “existe voluntad política” para que se mantenga el camino, a pesar de los “pequeños desvíos” en que pueda incurrir la Argentina. “Podría ponerse un coto a esa incertidumbre y en algún momento del 2019 comenzar a ver alguna recuperación”, añadió esperanzado.

Luego de explicar que un sistema financiero ideal es aquel que oficia de canal entre los ahorros de la gente y las empresas o familias que necesitan de esos ahorros, el especialista indicó que -bajo el actual contexto – existen variantes para invertir. “La síntesis es que las inversiones en pesos, en un año que fueron muy golpeadas, se encuentran en un escenario un poco más benigno, ya que el Estado está haciendo esfuerzos por sostener su moneda. Para algunos inversores de riesgo, es una alternativa que vale la pena tomar. En cambio, para aquellos inversores más conservadores y atentos a la volatilidad, se recomiendan los títulos de deuda en dólares, a corto plazo y con un menor rendimiento”, apuntó.

Sobre el final, planteó que las altas tasas de interés, en principio dispuestas como un anzuelo para atraer el ahorro en pesos, pueden terminar por generar un impacto negativo. “Las tasas por encima de la inflación esperada son riesgosas para la economía real. Estimo que el Gobierno no pretende prolongar por demasiado tiempo esta situación”, finalizó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE