Economista advierte que la recesión se va a extender al menos tres trimestres y que es pronto para dar por terminada la corrida

Economista advierte que la recesión se va a extender al menos tres trimestres y que es pronto para dar por terminada la corrida

José Siaba Serrate, economista y un influyente columnista para el sector financiero disertó ayer en Posadas. Horas antes, en diálogo con Radio Libertad y Misiones Online, dejó sus impresiones en relación al rumbo de la economía argentina. Indicó que el complicado panorama actual es el resultado de un contexto internacional menos favorable, una sequía de proporciones y una descomunal corrida contra el peso y los activos argentinos. Pronosticó que la recesión se prolongará por al menos tres trimestres. Consideró que todavía es muy pronto para dar por terminada la corrida cambiaria: “uno todavía ve nubarrones, el cielo no se ha despejado. Decir que lo peor ha pasado es una expresión de deseo, la situación es adversa, hay que tomas las decisiones que son necesarias y esperar que el tiempo transcurra para que tomen efecto”, dijo.

El reconocido columnista de publicaciones orientadas al sector financiero que firma bajo el seudónimo Gordon Gekko, indicó que el año pasado Argentina “venía navegando bien la situación” y que podía mostrar un crecimiento “importante aunque no se percibiera mucho”, pero advirtió que a partir del primer trimestre de este año el panorama cambió de manera rotunda “en parte por la sequía, eso ya lo sabíamos, pero más allá de eso lo que tuvimos fue una corrida cambiaria y contra los activos argentinos, como bonos y acciones, que fue muy fuerte, devastadora. Generó un problema de confianza y ese crecimiento que hasta el primer trimestre era del 3,6 por ciento hoy es una recesión, no la hemos medido bien, no sabemos qué profundidad va a tener pero sabemos claramente que la expansión terminó, que empieza un nuevo ciclo con una recesión que se va a prolongar mínimo dos o tres trimestres. La expectativa de que Argentina vuelva a crecer quedará pendiente para el año próximo y dependerá de que se solucionen muchos de los problemas que van a salir a la luz estos meses”, señaló.

En referencia a la inestabilidad del tipo de cambio, indicó que “todavía uno ve nubarrones, el cielo no se ha despejado. Decir que ha pasado es más una expresión de deseo, la situación es adversa, hay que dejar que el tiempo transcurra, hay que tomar decisiones y estas decisiones tienen tiempo hasta producir efectos, estamos en una calma pero no sabemos qué vendrá después”.

Opinó que el acuerdo con el Fondo Monetario evitó que la economía cayera en una crisis más profunda, pero a cambio de imposiciones que el Gobierno deberá cumplir. “Estábamos al garete en la tempestad. El FMI provee un muelle, pero impone condiciones, exigen algunos cambios. En el tema fiscal el programa no es muy distinto al que venía ejecutando el Gobierno, pero son diferentes los tiempos. Vamos a tener que cumplir metas fiscales más exigentes en menor cantidad de tiempo. Para el año próximo se espera un esfuerzo fiscal de 1,5 puntos del PIB en plena campaña electoral, eso va a resultar difícil”, consideró Siaba Serrate.

Anticipó que en los próximos meses todos los indicadores van a mostrar comportamientos negativos. “Va a haber que tener mucha templanza, todo lo que uno vea va a venir con signo negativo y eso va a ser así por los dos meses próximos. Lo que no hay que hacer es perder la cabeza, uno recuerda 2001 cuando tiramos todo por la borda y después nos enteramos que en el propio 2001 estaban mejorando los precios de las comodities y con la perspectiva del tiempo uno se da cuenta que ese año no tomamos la decisión más inteligente”.

“Vamos a ir a un horizonte más difícil, más complicado, del que no se va a salir rápido, que no se va a superar con anuncios, gestos, va a haber que cumplir y obtener resultados que van a demorar en verse. Los dos primeros años de este Gobierno nos prestaba el mercado, que nos prestó con cierta laxitud, pero el mercado tiene un carácter muy cambiante, por momentos te presta, te toca el timbre a las 3 de la mañana y te ofrece dinero que no necesitás, pero de buenas a primeras después no te presta más, te reclama lo que prestó y ese es el esquema en el que estamos hoy. Los mercados nos son esquivos, tenemos la financiación del fondo, que es importante para no tener que ir a un ajuste brutal, pero eso significa un sacrificio”, indicó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE