“Las pymes necesitamos que se regularice el sistema crediticio”, planteó el titular de la CEM

“Las pymes necesitamos que se regularice el sistema crediticio”, planteó el titular de la CEM

El presidente de la Confederación Económica de Misiones (CEM), Alejandro Haene, refirió que la actividad productiva se encuentra en una encrucijada. Puso como ejemplo a la tasa para la compra de cheques mayores a 90 días, la cual tiene un piso del 39%. Esto impide a las pymes contar con recursos, ya que en muchos casos los proveedores acortaron los plazos de pago.
La combinación de una inflación elevada, salarios atrasados, dólar en ascenso y altas tasas de interés bancarias resultan un combo muy complicado para la actividad productiva de la provincia; sobre todo para las pymes, ya que habitualmente las mismas operan con plazos de 30, 60, y 90 días para la compra de mercadería e insumos.

“Las pymes necesitamos que se regularice el sistema crediticio”, planteó el presidente de la Confederación Económica de Misiones, Alejandro Haene. El directivo coincidió con el análisis efectuado por el vicepresidente de la entidad, Martín Oria, quien advirtió que durante el mes pasado se registró una interrupción en la cadena de pagos.

En ese sentido, Haene explicó que “lo lógico” en la actividad económica, especialmente en la mayoría de las pymes, es comprar insumos o mercadería a 30, 60 o 90 días. En las últimas semanas el panorama se tornó tan incierto que los proveedores requieren pagos al contado, lo cual complica la reposición de stocks.

Por lo general, una de las herramientas financieras utilizadas es la compra de cheques; operatoria que se ha vuelto casi inaccesible debido a las tasas vigentes. “ Las líneas de créditos para vender cheques a más de 90 días tienen una tasa del 39% anual, que sumada a otros items llega hasta el 48% o 49%”, explicó Haene. Hasta que un determinado producto se venda al consumidor pueden pasar varias semanas, incluso meses, mientras que el pago por la mercadería debe realizarse prácticamente al contado. Este circuito puede llevar a una pyme a licuar su capital de trabajo. “La mayoría tiene poca espalda para aguantar esta situación”, advirtió.

Una de las salidas posibles, estimó el titular de la CEM, sería que el Estado absorba algunos puntos de las tasas bancarias para los créditos destinados a pymes. Aunque elevada, una tasa del 29% en coincidencia con la inflación proyectada para este año sería más adecuada. “Una tasa lógica debería ser del 20%, pero no creo que el Estado esté en condiciones de absorber 9 puntos”, refirió.

En medio de tanto desencanto, la prórroga de los planes de las tarjetas, como el caso del Ahora 12 y Ahora 18 aportan un pequeño bálsamo; sobre todo en las espaldas de los comerciantes. Aunque deben pagar las correspondientes comisiones bancarias, pueden hacerse de los pagos en unos 20 días. “Las tarjetas ayudan, como también el Ahora Misiones”, finalizó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE