La insólita exposición de un abogado en el caso Nahir Galarza: “Trataré de ser breve porque a las 3 juega Argentina”

La insólita exposición de un abogado en el caso Nahir Galarza: “Trataré de ser breve porque a las 3 juega Argentina”
Lo dijo frente al tribunal Rubén Virué, letrado de la madre de Fernando Pastorizzo, el joven asesinado.

Cuando el abogado dice eso el fiscal mira la hora en su reloj. Aunque no se escucha en el video, la mamá de Nahir contestó en ese momento “que me importa el partido”. Después, el abogado del padre de Pastorizzo, también de la querella, dijo “voy a hablar cortito por el partido”.

Nahir Galarza: todas las facetas que mostró en las nueve audiencias del juicio

Del juego con el pelo al llanto y de la tranquilidad al grito, cómo estuvo la acusada de matar de dos tiros a Fernando Pastorizzo.

 

Desde el entorno de Nahir Galarza cuentan que ella está confiada, que basa su esperanza en la numerología, disciplina que aprendió en prisión, donde los números le dicen que “todo saldrá bien”.

De las 11 audiencias que duró el juicio, ella participó en nueve. Se la vio pasar por diferentes facetas de sus estados de ánimo: del llanto al grito, del “juego” con su pelo a la desesperación y de la tranquilidad al nerviosismo. En el medio le dijo “mentirosa” a la mamá de Fernando Pastorizzo cuando ésta declaraba, no se inmutó cuando la describieron como una asesina a sangre fría, amenazó con suicidarse si se viralizaba un video íntimo de ella y se quebró cada vez que se mencionaba los supuestos golpes que recibió por parte de Fernando.

 

El martes que viene se sabrá lo que ocurrirá con su futuro, en un juicio que duró cuatro semanas y donde pueden condenarla a prisión perpetua, un hecho casi sin antecedentes en la historia de la criminología argentina.

 

El primer día la joven llegó con su rostro cubierto por una gorra oscura y “apretada” entre dos policías que la taparon de las cámaras de televisión. Sería la forma en la que ingresaría siempre a los tribunales de Gualeguaychú en el transcurrir de las jornadas.

 

Su pelo lacio, largo y rubio lo llevó siempre suelto y lo usó como escudo, cuando se ocultaba ante cada cámara fotográfica que intentaba retratarla. Las uñas bien prolijas y sus cambios de looks fueron también algunas de las críticas que más recibió en las redes sociales.

 

Los momentos más tensos que la tuvieron como protagonista fueron dos. El primero, cuando le dijo mentirosa a la mamá de Pastorizzo mientras declaraba que una vecina le había dicho cómo Nahir maltrataba a su hijo. No fue un grito, pero en el contexto de una sala silenciosa, su voz retumbó y provocó que los presentes depositaran sus miradas en ella. El segundo fue cuando, luego de que se pidiera al Tribunal que se mostrara un video íntimo entre Galarza y Pastorizzo, la estudiante de abogacía amenazó al fiscal con suicidarse si las imágenes salían a la luz: “Ustedes van a ser los responsables de que me suicide”, le dijo.

Nahir declaró ante el tribunal que se le escaparon los dos tiros y pidieron perpetua

 

Luego de aquel pedido desesperado, sus abogados afirmaron que la chica no estaba bien de ánimo y que no presenciaría ninguna audiencia más hasta que se conociera el veredicto. Pero su ausencia duró sólo dos jornadas.

 

Desde su círculo íntimo contaron que ella prefería estar ahí antes que encerrada en la celda de 2×4 metros en la que permanece, sin ventanas ni televisor. Sin siquiera compañeras de prisión, ya que es la única detenida en la Comisaría del Menor y la Mujer. Entre la soledad y la oscuridad prefirió la luz y el movimiento, y entonces reapareció.

 

 

 

 

 

En general se la vio tranquila y por momentos movía su pierna derecha con intensidad. Hubo quienes la acusaron de sonreír, pero los gestos se parecieron más a muecas de nerviosismo que a una sonrisa.

 

 

 

Las veces que se quebró fueron cuando se hablaba de la violencia que dice haber sufrido por parte de Fernando. Lloró en la primera jornada mientras se le leyó la declaratoria que hizo en la fiscalía días después del crimen, cuando se mostraron los mensajes de las conversaciones de WhatsApp, también en el momento que declaró una vecina y luego su mamá. Siempre relatos que la mostraban a ella como víctima.

 

 

 

Durante varios pasajes de las audiencias apoyó la cabeza en el hombro de su abogado, Horacio Dargainz, y algunos medios de comunicación se atrevieron a decir que los unía una relación que iba más allá de la de defensor y defendida. Algo que el propio letrado -enojado- descartó de raíz.

 

En todo el proceso la joven estuvo sola. Es que sus padres estaban citados a declarar y por eso no podían presenciar el juicio desde adentro de la sala. Lo hicieron recién el último día, cuando fue el turno de los alegatos de la defensa.

 

En el momento en que el juez Mauricio Derudi dio por terminado el litigio, el martes pasado, las dos se abrazaron y quedaron así por varios minutos. La próxima vez que se vean en ese mismo sitio, el propio Derudi leerá la sentencia final.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE