Peña en el Senado: Closs criticó el modelo de ajuste agobiante y afirmó que la consecuencia será una recesión económica aún mayor

Peña en el Senado: Closs criticó el modelo de ajuste agobiante y afirmó que la consecuencia será una recesión económica aún mayor

El senador misionero Maurice Closs intervino ayer durante la visita del Jefe del Gabinete Nacional, Marcos Peña y fue duro respecto a sus apreciaciones sobre el modelo de ajuste que afecta la mayoría de los argentinos, pero a su vez beneficia al campo y el sector financiero. Fue categórico al argumentar que las políticas económicas del gobierno de Cambiemos conducirán al país en una recesión económica más grave de la que se vive en la actualidad.

 

“Promediando los primeros meses del gobierno yo empecé a tener un sesgo crítico en especial en un punto de la economía. Lo que me preocupó mucho es lo que yo llamaba un cóctel explosivo y l dije ya en Diputados de lo que era el atraso cambiario, la carrera incesante de lo que era descripta con la emisión de las LEBAC y el déficit comercial. Infelizmente muchos de los que veíamos que esto siempre había terminado mal en la Argentina, en abril y mayo de este tiempo, terminó no bien”, comenzó su alocución Closs.

 

Acto seguido explicó que sus preocupaciones eran simplemente análisis desde el sentido común, de alguien que conoce la dinámica de la frontera. “El tipo de cambio atrasado primero pega en la frontera y era evidente de que esto iba a terminar con problemas. Hoy mi preocupación tiene que ver con el tiempo de ajuste que se viene, cómo se está ajustando y los ganadores y perdedores del ajuste. En especial quizá con algunas ideas y recomendaciones intentar que este ajuste no se vaya realizando sobre casi la totalidad o el 99,9 por ciento del pueblo argentino mientras esos al mismo tiempo ven, como muy poquitos se están quedando con enormes rentabilidades. Era lo que le hacía en la pregunta por escrito, si estaban advirtiendo desde el Gobierno, mirando y monitoreando las enormes rentabilidades que se estaban dando en algunos sectores de la economía”.

 

A modo de ejemplo dijo habló del campo. Mencionó que lo que hubiera pasado si no se tocaban las retenciones y se quedaba en un 35 por ciento, del 20 y 23 se fueran soja, maíz y trigo. “Lo que estaría recaudando el país serían más o menos 65 mil millones de pesos, por año. Yo creo que ha sido una buena intención del gobierno nacional más con un sector que ha sido fuertemente aliado desde lo político, sacar esas retenciones. Pero a la luz de los hechos uno ve que muchos sectores están pagando costos y ajustes que no estaban previstos en la plataforma electoral. A mí la verdad me preocupa saber las primeras liquidaciones de exportación de la semana que viene donde el campo tiene anunciada una baja, cuando todo el mundo tiene ajuste el campo tiene una baja gradual y eso no lo entiendo”.

 

En esa línea Closs insistió en que sin pedir que se vuelva a las cifras anteriores para las retenciones, no es justo que todo el pueblo argentino ve cómo hay ajuste para todos, y un sector “que además no es generoso con el Gobierno le está escondiendo la soja”. “Liquidación de importaciones que le está haciendo falta para el equilibrio en el tipo de cambio. Y claro que le van a seguir escondiendo porque le avisaron de que al mes que viene vuelve a bajar las retenciones, y el mes siguiente también. Todos sabemos porque tenemos familiares, amigos y personas que nos dicen hace dos años que no liquido mi soja, la tengo en silo bolsa. La verdad que me hace mucho ruido un país que tenga que encarar enormes ajustes y por el otro lado, tenga al sector del campo con estos privilegios”, dijo.

 

El senador misionero también se refirió a la política del gobierno de Mauricio Macri para con la minería. “Si a lo anterior le sumo lo de la minería estamos hablando de 7 u 8 mil millones de pesos porque también se han caído las exportaciones porque les han dado beneficio a la minería, pero en definitiva no está exportando más. En definitiva entre minería y el campo estamos hablando de 75 mil millones de pesos que se les ha dado. Se ha decidido desde el Estado darle ese recurso y que tenga el nivel de rentabilidad que tienen. Me preocupa mucho también la rentabilidad del sector financiero. Yo no quiero que nadie pierda plata, lo que si me preocupa que sean rentabilidades manifiestas y enormes en un tiempo de ajuste. Quizá el año pasado o hasta marzo o abril de este año la gente esto lo miraba y decía bueno, esto pasa porque el país venía creciendo, pero ahora no. Hoy la Argentina ve cómo algunos están ganando mientras el 99,9 por ciento pierde, es delicado”.

 

Closs sostuvo también que si el gobierno pide apoyo para volver a la retención del 30 por ciento, sería un esfuerzo compartido, donde todos pongan un poco. Y remarcó que hoy el campo es quien se lleva mayores beneficios.

 

Al hablar de la rentabilidad del sistema financiero y haciendo referencia al año pasado, dijo que consolidada era de al menos 90 mil millones de pesos, y que si se mira hoy la rentabilidad de los tres primeros meses del año esa cifra se ha incrementado hasta en un 50 por ciento “y en algunos casos arriba del 70 comparando con la rentabilidad de los primeros meses del 2017. Se están llevando mucha plata y eso es sinónimo de recesión. Porque todos nosotros, ustedes, el gobierno y los 45 millones de argentinos estamos honrando tasas de entre el 40 y 47 por ciento depende de cuando sea la colocación de las LEBAC o las LETES. Todo sale caro, pero lo complicado es que las Pymes que usted decía que aumentaron mucho el año pasado la toma de créditos, se están endeudando con una tasa de cheques de primera línea con una tasa del 42 por ciento, con suerte. Una tasa común está a 70 por ciento, para cualquier Pyme. Pero días pasados miré una tasa que es la que están pagando los argentinos cuando no pueden con el vencimiento de la tarjeta de crédito y pagan el mínimo, que son la gran cantidad de personas que están consumiendo con tarjeta de crédito y ni miran lo que pagan. No saben que hay un banco que está cobrando el 114 por ciento de interés anual para refinanciar las tarjetas de crédito. Hay otro que vi del 85 por ciento. Eso es recesión. El problema que vamos a afrontar en el corto tiempo es que se va a ir profundizando la recesión”.

 

Closs insistió en que si se le está sacando plata al consumo para darle a la tarjeta de crédito, o si una empresa en vez de endeudarse al 17 por ciento con la línea de inversión productiva hoy se endeuda al 70 por ciento, es menos plata para el consumo, menos plata para la inversión. “Al Estado le sacan dinero con el tema de las LEBAC, no tiene para inversión pública y esto es igual a recesión. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que esto va a terminar en recesión. Entonces la pregunta es si están mirando la renta del sector financiero y pensando algunas medidas. Alguna medida extrema podría ser repactar todas las LEBAC y así le alivianamos las tasas de interés que paga el Estado”.

 

Preguntó porqué se sacaron las líneas de inversión productiva que obligaba a los bancos a prestar dinero. Remarcó que el año pasado les fue muy bien a los bancos, quiere decir que podían sostener esa propuesta.

 

El Senador reiteró que el Gobierno debe hacer algo para sacar del ahogo financiero a la familias que deben con tarjetas de crédito y están pagando el 114 por ciento de intereses y la urgente necesidad de rehabilitar un sistema de líneas de crédito para que vuelva la inversión.

 

Hizo referencia al sector energético y puntualmente al caso de la empresa Central Puerto, que el año pasado ganó 3.728  millones de pesos, repartió 1060 millones de pesos y en lo que va del primer trimestre de este año “pareciera ser que ganó 7500 millones de pesos”. “Si este número está bien imagínese cómo se sienten todos los contribuyentes, usuarios, todos los argentinos que están pagando una enorme tarifa para que esto se vaya a una enorme renta. Va a llegar un momento en que van a decir basta. El pueblo va a decir basta porque son rentas muy grandes. Entonces mi pregunta es o mi consejo es que miren las rentabilidades extraordinarias de algunas empresas porque esas rentabilidades no salen de un repollo. Salen del bolsillo de los argentinos que están pagando mucha tasa de interés en tarjetas de crédito, en créditos para la producción, en créditos para la inversión, tarifas muy altas, y un Estado que está haciendo un enorme esfuerzo para beneficiar a tres sectores y que tiene ese déficit fiscal que tampoco sale de un repollo. Sale porque bajaron 65 o 70 mil palos la recaudación para darle al campo, sale porque le están pagando tasas del 47 por ciento del sistema financiero y sale porque le siguen subsidiando a empresas energéticas que por ejemplo una sola en un trimestre ganó 7.500 millones de pesos”.

 

Finalmente remarcó que a su criterio era obvio que ningún plan iba a andar bien con un tipo de cambio atrasado, que ahora está corregido “permítame decirle que llevar adelante un ajuste cuando el pueblo ve que hay tres sectores que están ganando muchísima plata, al pueblo le va a caer mal. Y todas estas cosas que le dije son de impacto sumamente recesivo y domar la recesión va a ser uno de los grandes desafíos de los próximos meses del gobierno nacional”, sentenció.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE