Doce provincias quedan afuera del beneficio para pymes de frontera tal como lo planteó el Gobierno nacional

Doce provincias quedan afuera del beneficio para pymes de frontera tal como lo planteó el Gobierno nacional

En reunión con directivos de la Cámara de la Mediana Empresa (CAME), ministros del Ejecutivo nacional se comprometieron a anticipar la aplicación del mínimo no imponible de contribuciones patronales a pymes radicadas en zonas de frontera, sin embargo anticiparon que sólo lo harían en aquellas cuya alícuota de ingresos brutos al comercio minorista fuera de no más de 3 por ciento. Sólo 3 de las 15 provincias a las que apunta la medida cumplen con dicha condición.

El directorio de la CAME, encabezado por el misionero Gerardo Díaz Beltrán, recibió al presidente y a buena parte de su gabinete en el Día Internacional de las Pymes. En ese marco, el Presidente anticipó decisiones que adoptaría el Gobierno de forma inmediata para intentar paliar el vendaval que enfrentan las economías regionales debido a una serie de factores vinculados a la suba de costos, la caída del mercado interno y la falta de financiamiento.

Poco antes de la llegada del mandatario, los ministros de Producción, Dante Sica; Interior, Rogelio Frigerio y Trabajo, Jorge Triaca explicaron a los representantes del sector empresarial algunas de las medidas en las que pretende avanzar el Gobierno para fortalecer a las Pymes.

En lo que representaría la primera acción concreta el Ejecutivo nacional apoyándose en el artículo 10 de la Ley Pyme, que lo faculta a otorgar beneficios fiscales para zonas de frontera, los ministros indicaron que para las pymes ubicadas en ciudades limítrofe se adelantaría dos años la entrada en vigencia del mínimo no imponible de contribuciones patronales, beneficio incluido en la reforma tributaria.

Sin embargo, apelando al principio de “esfuerzo compartido” con las provincias, la medida solo regirá en aquellas provincias con alícuotas de Ingresos Brutos para comercio minorista de hasta 3 por ciento en 2018.

Desde el punto de vista geográfico, la medida sería aplicable solamente en los departamentos de frontera de las provincias de Catamarca, Chaco, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Mendoza, La Rioja, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan y Santa Cruz.

Pero ocurre que solamente tres de esas provincias, Corrientes, Catamarca y San Juan, cumplen el requisito de cobrar una alícuota igual o inferior a 3 por ciento a comercio minorista y las restantes 12 quedan fuera.

La exigencia relacionada a la alícuota de Ingresos Brutos fue criticada puertas adentro en todas las provincias que se quedarían afuera del beneficio, especialmente teniendo en cuenta que hace menos de seis meses la Nación y las provincias firmaron un acuerdo fiscal en el que se consensuaron las alícuotas máximas de ese impuesto provincial y ahora se plantean metas diferentes a las expresadas en dicho acuerdo.

Además consideran contradictorio que la Nación reconozca que las economías en zonas de frontera presentan dificultades tales que ameritan un tratamiento fiscal diferencial y al mismo tiempo pretenda que las administraciones provinciales de esos lugares, cuyas recaudaciones se ven perjudicadas por las asimetrías de frontera, bajen sus impuestos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE