Alexa

Pastori, sobre la quita de subsidios: «No vamos a abandonar el gradualismo, sino que se acelera la velocidad»

El diputado nacional por la UCR mantuvo una reunión junto a otros legisladores oficialistas con el ministro Nicolás Dujovne en la que el funcionario les explicó la situación económica y el funcionamiento del acuerdo con el FMI.

Luis Pastori, Radio República

Este martes, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne se reunió con legisladores nacionales del oficialismo para encomendarlos a defender el pacto con el FMI en el Congreso. Allí estuvo presente el diputado misionero Luis Pastori, quien manifestó que durante el encuentro el funcionario aprovechó para explicarles la situación económica del país.

Al respecto, el legislador reflejó que luego de «un primer trimestre que fue muy bueno», con un crecimiento «del 3,6 en la economía interanual y del 1,1 respecto al trimestre anterior», llegó un segundo trimestre con malas noticias: «Una sequía que nos bajó prácticamente un punto del producto, la suba del barril de petróleo, la suba de la tasa de los intereses en Estados Unidos, lo cual impactó en la Argentina en el dólar», una economía todavía débil.

Según Pastori, fueron esos los disparadores para que el Gobierno nacional haya decidido acudir al FMI: «Fue un momento oportuno y esto se está viendo ahora: el programa aprobado por el Fondo no es una imposición, sino que fue llevado por el Gobierno argentino y contó con la anuencia de ellos. Esto es importante destacar».

El acuerdo, además, implica una serie de «deberes» que debe hacer el Estado: «Fundamentalmente consiste en lograr los objetivos que el Gobierno tenía desde siempre, sólo que más rápido. No se abandona el gradualismo, sino que en todo caso se acelera la velocidad», con la meta de «lograr el equilibrio presupuestario un año antes de lo previsto». De lograr ese cometido, se contempla en «2020 lograr el equilibrio entre ingresos y gastos, todo lo cual va a producir que, al ser menor la diferencia, va a ser menor la necesidad de financiamiento».

Resta preguntarse en qué áreas va a seguir ajustando Nación para lograr un mayor caudal de dinero. Para Pastori, «se va a proseguir con la baja de los subsidios a la energía y el transporte», principalmente en el área metropolitana, donde hoy por hoy están en su mayoría concentrados.

En materia energética, en tanto, «se ha avanzado hasta un 70%, todavía está restando un 30% de subsidios en cuanto al costo real del servicio sobre el valor que se paga en la factura». No obstante, el legislador apuntó que cada provincia es un caso diferente, ya que «hay lugares en donde los subsidios se dan con mayor intensidad que en otros». Además, la medida no pondría en peligro a los sectores más vulnerables, a los que se va a seguir «protegiendo a través de la tarifa social, en la que no va a impactar esto».

Si bien lamentó la situación, Pastori recordó que «es la realidad que tenemos, no ha sido inventada por este Gobierno». Y ejemplificó: «En diciembre de 2015, en el área central particularmente, la boleta de luz cubría apenas el 10 o 15% del costo real del servicio. Esto no era parejo en todo el país, castigaba más a las zonas periféricas, donde pagábamos un precio mucho más acorde a la realidad».

Otra pata que seguramente se verá afectada son los «aportes discrecionales a las provincias: no la coparticipación, ni el fondo de la soja, ni los fondos de compensación; sino aquellos que son proporcionales de Nación, y fundamentalmente en la obra pública, que va a tener una recomposición».

Respecto a la relación con las provincias, el legislador indicó que este año «están recibiendo recursos como nunca antes en su historia. En el pasado, nosotros reclamábamos porque llegaba a las provincias entre el 24 y el 25, hoy estamos recibiendo alrededor del 32%. Esa diferencia es mucho dinero». En el caso de Misiones, ilustró que durante el período enero-mayo «recibió un 41,4% más» que en el mismo lapso el año pasado, «diez puntos o más arriba de la inflación».

Asimismo, descartó que el ajuste se realice en los ministerios, ya que no sería «tan relevante a efectos de achique presupuestario. En lo personal me parece que es factible, pero no estuvo presente en la conversación».

Por último, celebró la noticia del cambio en la consideración internacional de la Argentina, que según Stanley Morgan pasó de ser un país de frontera a uno emergente: «Nosotros habíamos perdido la categoría de emergentes en 2009, la recuperamos ahora. Es una buena noticia porque muchas de las empresas van a poder invertir en papeles y bonos de la Argentina. Ayer hubo un rebote muy importante en los mercados internacionales, en donde las acciones de las empresas que cotizan en bolsa van a valer más por esta demanda que van a tener, lo que significa beneficio para nuestras empresas».

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas