Seguridad vial: “Los accidentes se llevan muchas más muertes que los delitos en la Argentina”

Seguridad vial: “Los accidentes se llevan muchas más muertes que los delitos en la Argentina”

Carlos Pérez, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, está en la provincia para presidir un nuevo Consejo Federal de Seguridad Vial. Antes, visitó los estudios de Misiones Online TV para hablar sobre la adhesión a la licencia nacional, las estadísticas en Misiones y la radarización proyectada para la tierra colorada.

Hoy arranca el Consejo Federal de Seguridad Vial en el Centro del Conocimiento de Posadas, evento en el que cada dos meses los funcionarios responsables de seguridad vial de todas las provincias del país cada dos meses. “En este caso, tenemos la confirmación de 23 provincias, así que vamos a tener una buena concurrencia y venimos en esa tendencia”, explicó Carlos Pérez, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, quien se encuentra en Misiones para presidir la actividad.

En ese sentido, el funcionario consideró que se trata de una herramienta importante para “trabajar con un poco más de foco las políticas de seguridad vial”, ya que “estamos en un problema: tenemos un alto índice de siniestralidad en el país. Aunque no escapa a la media mundial, tenemos que trabajar mucho para tratar de reducir los índices de mortalidad en incidentes de tránsito”. El Consejo Federal, entonces, “permite coordinar políticas a lo largo y a lo ancho de un país extendido y federal, donde las provincias y municipios tienen autonomía en materia de tránsito y transporte. Tenemos 2.400 municipios en todo el país, entonces es muy trabajoso para una agencia nacional tener que ir interactuando con cada uno de los municipios para lograr aunar políticas”.

La problemática es particularmente ardua ya que compromete no sólo a “las acciones que el Estado pueda realizar, se trata también de la responsabilidad que cada uno de nosotros tiene como ciudadano. Una gran parte de los siniestros que se producen tiene que ver con la responsabilidad de las personas. Por eso tenemos que trabajar mucho en la educación vial, en las campañas de concientización y lograr un cambio cultural. Tenemos que lograr que la Argentina empiece a tener índices más bajos, porque es evitable”.

En cuanto a nuestra provincia, Pérez indicó que, si bien tiene una tasa de mortandad importante, “es una tasa promedio a nivel nacional. Hay provincias que tienen tasas más altas, como ser el caso de Santiago del Estero y Tucumán. Misiones tiene una geografía muy particular, las rutas que atraviesan la provincia son sinuosas, en algunas casos de serranía, cuchillas y demás que hacen dificultoso el manejo si uno no tiene toda la prudencia que tiene que tener cuando sale a conducir”. De todos modos, el referente nacional de Seguridad Vial evaluó que con “Misiones estamos trabajando muy bien, con mucho consenso. Venimos de inaugurar el nuevo centro de emisión de licencias de Candelaria y estamos de a poquito avanzando en todo el territorio. Son muy pocos los municipios que no están adheridos a la licencia nacional de conducir, un proceso que es muy importante porque en principio nos va dando el perfil de la persona y permite conocer cuáles son sus antecedentes. Es un proceso que tiene que mejorar y poner cada vez más alta la vara para el otorgamiento de la licencia de conducir”.

En la actualidad, “tenemos poco más de 550 municipios adheridos a la licencia, lo que representa más del 86% de la población del país. Nos quedan muchos municipios chicos, de manera que tenemos un desafío todavía grande”. Además, la adhesión al sistema nacional de licencias permitirá la implementación del scoring integrado en todo el territorio nacional, una medida que “va a tardar un poco más porque es importante que tengamos todos un sistema unificado de licencias para poder tener los registros y que sean ecuánimes. Cuando vos imponés un scoring dentro de un territorio y en el resto del país no lo tenés aplica como una cierta injusticia para aquellos conductores que hacen las cosas bien para mantener los puntos en su licencia”.

Otro ítem transversal en al actual gestión, que es “el corazón de la agencia”, es la Dirección Nacional de Observatorio: “Ahí es donde uno ve las estadísticas y va juntando todos los datos de siniestralidad que se presentan a lo largo y ancho del país. Es muy importante porque nos permite analizar estos datos y a partir de ahí generar las políticas que necesitamos para ir resolviendo el problema. Hay países que han tardado más de veinte años en un proceso de construcción de la seguridad vial, nosotros pretendemos que nos lleve menos tiempo”.

Entre las medidas que buscan integrar a todas las provincias bajo la órbita de un mismo sistema, también se encuentra en proceso el proyecto de llevar el mismo método estadístico a todo el país. “Hoy ya son 16 provincias las que están registrando con una misma metodología. Lo que hemos encontrado es que había mucho subregistro, fallecimientos que no estaban dentro de las estadísticas. Al poner un sistema informático de primera generación, empezamos a ver que la cifra en lugar de decrecer, va creciendo, pero tiene que ver con el importante subregistro que había”, explicó el funcionario. Cabe destacar que ese nuevo sistema, además, se hace sobre los que mueren en el momento y hasta los treinta días posteriores al accidente.

 

Todo eso es complementario al trabajo conjunto con Vialidad Nacional para recuperar las vías y rutas, “que estaban con un alto grado de deterioro. Ya hay más de mil kilómetros de autovía construidos, vamos a terminar con 2.400 en el primer período de gestión de gobierno. Ahora, con el proyecto de participación público-privada hemos logrado conseguir la presentación de más de treinta empresas que, más allá de los avatares de la economía, han apostado y se van a licitar más de 2.400 kilómetros de vías nuevos”.

Con la aparición de las autovías, en tanto,”cambia la modalidad de la siniestralidad. Normalmente en una ruta de dos vías, el más común de los incidentes es el choque frontal o el choque por alcance -cuando uno va muy lento y el otro muy rápido y termina impactando-. Esa modalidad va teniendo menos posibilidades en una doble vía. Lo que sí se ve muy común son los despistes por el exceso de velocidad”.

Entre las medidas que buscan integrar a todas las provincias bajo la órbita de un mismo sistema, también se encuentra en proceso el proyecto de llevar el mismo método estadístico a todo el país. “Hoy ya son 16 provincias las que están registrando con una misma metodología. Lo que hemos encontrado es que había mucho subregistro, fallecimientos que no estaban dentro de las estadísticas. Al poner un sistema informático de primera generación, empezamos a ver que la cifra en lugar de decrecer, va creciendo, pero tiene que ver con el importante subregistro que había”, explicó el funcionario. Cabe destacar que ese nuevo sistema, además, se hace sobre los que mueren en el momento y hasta los treinta días posteriores al accidente.

Misiones recibirá hoy dos nuevos radares para reforzar los controles

Además de las actividades previstas por el Consejo Federal de Seguridad Vial, hoy el director nacional también le entregará al ministro Marcelo Pérez dos radares con tecnología de punta.

“Son radares móviles que van a ser provistos a la Provincia para que los opere la Policía de Misiones. La idea es que con esos radares, conociendo cuáles son los puntos negros que arrojan los observatorios en las rutas 14 y 12, en conjunto con el Observatorio Nacional de Vialidad, vamos a ir determinando cuáles son los lugares donde se van a instalar”, indicó Pérez. La novedad es que estos artefactos “permiten detener el vehículo: es decir, el infractor va a poder conocer con la fotografía la infracción que está cometiendo. Se va a registrar la infracción en un punto y unos kilómetros más adelante se lo va a detener y se le va a poder mostrar la infracción, de manera que va a haber transparencia en el proceso de labrado de infracciones”. No obstante, con la tecnología sola no alcanza, por lo que también se han reforzado las capacitaciones para la policía caminera “en los últimos tres meses para que ellos pongan foco a los controles que tienen que hacer desde el punto de vista de la seguridad vial”.

Para la Agencia Nacional de Seguridad Vial, la radarización es una herramienta efectiva para prevenir los siniestros, siempre y cuando sea “un plan de radarización que venga a la prevención de incidentes y no a la recaudación. En muchos casos hay empresas que se dedican a falicitarle la vida al intendente municipal ofreciéndole un programa de control y fiscalización que en definitiva después termina siendo un negocio de recaudación que no contribuye a la prevención. Nosotros estamos denunciando todos los casos en que encontramos este tipo de irregularidades. Hay un protocolo establecido en la norma de cómo se deben efectuar los controles en las rutas: cuánto personal tiene que estar afectado, en qué lugares se tienen que hacer, dónde los observatorios dicen que es importante tener un control porque las características de la vía hacen que la persona pueda excederse”.

La idea de Nación con esta serie de medidas es apuntar a la transparencia: “Todo lo que ocurre en rutas nacionales es responsabilidad de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y de Vialidad Nacional. Lo que nosotros hacemos cada vez que recibimos una denuncia de este tipo es ver si los radares están o no homologados por la agencia. Las infracciones que se cometen en una ruta, normalmente uno las comete fuera de su jurisdicción. Cuando eso sucede, si está integrado al sistema de infracciones de Nación, nosotros directamente si el radar no está homologado, damos de baja esa infracción. Entonces cuando uno va a renovar su licencia o vehículo, esa infracción no aparece en el registro. Estamos tratando de combatir de esa manera a este tipo de controles que se hacen con fines recaudatorios. Cuando te ponen un radar escondido o alteran las señales verticales de velocidad para que se convierta esto en una trampa, nosotros quitamos del sistema las infracciones que se producen desde ese radar”.

Por último, el funcionario volvió a poner de relieve la importancia de la seguridad vial, ya que los accidentes “se llevan muchas más muertes que los delitos en la Argentina, entonces tenemos que hacer mucho foco en controlar, prevenir y educar, que es lo que pretendemos que hagan los que tienen las posibilidades de colaborar con la Agencia Nacional. Nosotros no tenemos todos los recursos humanos, entonces nos apoyamos sí en las policías provinciales, previa capacitación y concientización para que conozcan esa enorme responsabilidad que tienen en la preservación de la vida de las personas”.

Más allá de las pérdidas de vidas, que sin dudas es factor más importante, los siniestros también significan un alto costo al Estado. Si bien en la actualidad todavía se está trabajando en un sistema nacional para registrar el desembolso total, la media mundial es que los accidentes demandan entre un 1,5% y 2% del producto bruto de cada país. Para Pérez, “cuando logremos tener el sistema que nos va a poder proporcionar los costos que implica un incidente de tránsito al sistema de salud de Argentina nos vamos a llevar una sorpresa enorme: con mucho menos que ese presupuesto, seguramente vamos a poder generar mejores acciones de seguridad vial y vamos a tener la posibilidad de reducir la cantidad de siniestralidad en Argentina”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE