La Cooperativa Citrícola de Misiones fortalece su presencia en el mercado local

La Cooperativa Citrícola de Misiones fortalece su presencia en el mercado local

La entidad distribuye sus mandarinas de la variedad nadorcott con un packaging diferenciado en cadenas de supermercados. También exporta a Rusia, sudeste de Asia, Europa, Canadá y en unos días los primeros embarques hacia Brasil.

La Cooperativa Citrícola Agroindustrial de Misiones salió este año a posicionar uno de sus productos emblemáticos, las mandarinas, en grandes verdulerías y cadenas de supermercados de la provincia. “A empacadores de otras provincias enviamos a granel en cajas de 200 a 300 kilos, mientras que en el área provincial tratamos de poner presentaciones alternativas o bolsas malla de un kilo para atraer a los consumidores. Estamos en grandes verdulerías y en cadenas de supermercados bajo la marca Cataratas”, comentó el gerente de la entidad, Jorge Ferreira.

Las oferta tiene como protagonistas a las mandarinas de la variedad nadorcott, la cual es producida en Misiones bajo licencia de una firma marroquí que posee el registro de patente por el desarrollo de este cítrico. Este año la cosecha alcanzó las 8.000 toneladas, que se repartirán entre exportación y el mercado interno. “Estamos tratando de promocionar el calibre de fruta más pequeña porque tiene un buen sabor y el precio es más bajo que las mandarinas más grandes”, explicó en diálogo con Canal 12.

La campaña comenzó en el mes de enero, con las mandarinas satsuma okitsu, luego las clementina, las nova y hace un mes las nadorcott. La cooperativa tiene su planta de packing en la localidad de Leandro N. Alem y desde allí exporta a Rusia, el sudeste de Asia, Europa y Canadá. En unos quince días podría concretarse el primer despacho a Brasil, con embarques de mandarinas, naranjas y limones. “La cooperativa trata de ser netamente exportadora, apostando a balancear un poco más la comercialización entre exportación y mercado interno. Esto implica fortalecer un poco más el mercado interno”, subrayó el gerente.

El sector citrícola misionero padeció reiterados vaivenes durante los últimos años, ya sea porque el clima no ayudó o porque el tipo de cambio no era competitivo. Ferreira se mostró esperanzado en que el escenario pueda cambiar. “La cuestión económica nos pegó bastante fuerte en los últimos años, sobre todo en las exportaciones. Esperamos que el dólar alto mejore las condiciones”, finalizó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE