Revelan detalles del momento en que Maldonado intentó escapar

Revelan detalles del momento en que Maldonado intentó escapar

El cantautor mapuche Nicasio Luna fue una de las dos personas que vieron a Santiago Maldonado antes de que este desapareciera en el área del río Chubut. El otro fue Lucas Naiman Pilquiman, conocido como Testigo E en el informe de los abogados de la APDH Córdoba.

Hasta hoy el único testimonio que se conoce del músico trasandino, que lleva su firma y la de otra persona en calidad de testigo, fue hecho el 26 de diciembre de 2017 en la ciudad de Talca, Chile. De aquel documento sólo habían trascendido fragmentos, pero la declaración completa, a la cual tuvo acceso Clarín, contiene nuevos detalles acerca de los hechos que rodearon la muerte del artesano el 1° de agosto pasado.

En su relato, Luna reconoce que durante el corte de la ruta 40 tanto él como Maldonado tenían piedras y ondas de revoleo en sus manos. También cuenta que junto a otros militantes mapuches se cruzaron piedrazos con los integrantes de Gendarmería Nacional cuando estos los perseguían. Por otro lado, detalla que hubo tres intentos fallidos de diálogo para desactivar la protesta. Explica que el río estaba profundo y que otro joven lo ayudó a salir porque, al igual que Maldonado, no sabía nadar. Finalmente, Luna recuerda que algunos gendarmes dispararon escopetas antitumulto pero no armas reglamentarias, como se había denunciado en un primer momento.

Ante la imposibilidad de contactar a Luna o de lograr que regrese al país, a fines de marzo pasado el juez federal Gustavo Lleral envió a Cochrane, localidad donde está domiciliado el músico en Chile, un cuestionario con 49 preguntas para que este lo responda pero, según pudo averiguar Clarín, hace meses que el folclorista permanece ausente de su pueblo.

“Los únicos elementos que yo portaba para mi defensa era el’huetruwe’ u onda revoleo la cual me fue enseñada a fabricar por los muchachos con los que estaba, mientras que Santiago Maldonado solo lo vi portando piedras, intentando lanzar con la onda revoleo, pero ambos sin experiencia en el uso de esta herramienta”, dice el músico en su testimonio en referencia a su paso por la ruta 40 y a los acontecimientos que se sucedieron antes de escapar al interior del predio.

“Fue en ese momento que más de 50 funcionarios de Gendarmería comenzaron avanzar por la ruta hacia nosotros disparando de manera reiterada y los que no lo hacían, nos lanzaban piedras. En el grupo me encontraba yo, Santiago Maldonado y cinco personas más de la comunidad, quienes repelíamos el avance solo con piedras…”, detalla Luna.

Después, el relato sigue en el territorio ocupado cuando huían de los efectivos. “En un momento mientras corría, veo a Santiago Maldonado corriendo delante de mí con su mochila puesta hacia el río y el personal de Gendarmería que nos seguía más atrás”, señala. “Yo tomé la decisión de seguir a uno de los muchachos de la comunidad porque no conocía la zona y cuando llegamos a orillas del río la única opción de no ser capturado por los Gendarmes era lanzarme al río y cruzarlo, a pesar de no saber nadar. Lo que me ayudó, fue que pude sostenerme de las ramas de sauce presente en el lugar y quedé agarrado hundiéndome a unos cuatro metros de la costa. En ese momento llegaron cuatro efectivos de Gendarmería y me vieron que estaba inmovilizado en el río, donde comenzaron a insultarme, lanzarme piedras, y uno de ellos me apuntó con la escopeta que portaba, mientras el superior que estaba con los escopeteros, le decía ‘fuego libre’ pero quien portaba la escopeta no lo quiso hacer o claramente se le trabó”, explica el músico. En ningún momento de su relato el músico menciona la utilización de armas reglamentarias 9 mm.

“Fue en ese momento que me atreví a cruzar el río, el cual debe haber tenido un ancho de 15 metros aproximadamente, cuando logré con dificultad llegar a la orilla, me dio la mano otro joven de la comunidad del cual desconozco su nombre y nos refugiamos con los otros muchachos. En ese momento, uno de los muchachos comentaba que habían agarrado al ‘Brujo’ por Santiago Maldonado, situación que no me consta, pero otro de ellos Matías Santana comentó que vio a los gendarmes llevárselo a través de los binoculares”, cierra Luna.

Después de aquel 1° de agosto, el cantautor trasandino cuenta que recuperó una parte de sus pertenencias. Volvió a Cushamen, donde estuvo tres días, y luego recorrió distintos puntos de la Argentina dando recitales hasta el 22 de septiembre.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE