Una mujer apareció en el hogar de abuelos que están abandonados, se llevó todos los papeles y escapó cuando llegaba la Policía

Una mujer apareció en el hogar de abuelos que están abandonados, se llevó todos los papeles y escapó cuando llegaba la Policía

Tras la publicación de Misiones Online sobre la situación de los abuelos que se quedaron a la deriva sin su dinero, sin sus tarjetas de debito, ahora apareció una mujer, Norma Peña, que dijo ser la apoderada de cinco de ellos, nunca antes vista por las cuidadoras, según declararon ellas. Se llevó los papeles y cuando esta mañana quiso llevarse a los abuelitos, huyó al ver a la Policía.

El hogar que contiene a 11 abuelos ubicado por Félix Aguirre 1634 de Posadas, fue noticia nacional desde que este medio dio a conocer la situación donde quienes fueran los encargados del hogar los habrían dejado sin sus tarjetas y las cuidadoras sin saber cómo seguir, ya que éstos serían los apoderados de los abuelos.

Las cuidadoras hicieron la denuncia policial y en paralelo muchos fueron los que se acercaron a ayudar. Mientras, se sigue sin saber quienes son realmente los apoderados.

Este lunes por la tarde, una mujer dijo ser la apoderada de los cinco abuelos que no tienen familiares y se llevó los papales. “Mi compañera le dio porque se asustó, estaba sola”, contó Karina Rotela, una de las chicas que sigue cuidando a los abuelos con otras tres mujeres. “Hoy esta mujer vino a llevárselos, no sabemos a dónde, pero justo llegó la policía y ella huyó”, relató Karina.

Ayer también, el propietario de la casa dijo a las mujeres que siguen trabajando ad honorem, que necesitaba que desalojen el lugar “porque tomó mucha repercusión y no quiere problemas”, según manifestaron las chicas.

Solidaridad en medio del desamor: Aldo quiere hacerse cargo de los abuelos

No todo fue pálidas el día de ayer. Por un lado, la voluntad y fuerza de estas tres mujeres que siguen al frente sin recibir nada a cambio. Por el otro la cantidad de gente que se acercó a brindar ayuda. “Recibimos mercadería, ropas y hasta dinero”, destacan Carmen y Karina quienes aseguran que no bajarán los brazos hasta lograr el bienestar de estos abuelos.

En medio de esta tormenta también apareció Aldo Quintana, encargado del Hogar Adelaide.

Contó a este medio que trabaja con 11 abuelos, y su hogar sí está registrado de forma legal. Su intención es contener a los abuelos bajo la órbita de su hogar y que las chicas no pierdan el trabajo. Para ello, primero busca el aval de las familias, luego hablar con el propietario de la casa para firmar contrato y ponerla en condiciones.

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE