Con un minicorazón artificial salvaron la vida de una nena de 3 años en Italia

Con un minicorazón artificial salvaron la vida de una nena de 3 años en Italia

El aparato, que todavía está en fase experimental en EEUU, mide 15 milímetros y pesa 50 gramos. Se logró un permiso especial para utilizarlo en este caso.

Un mini corazón artificial de 15 milímetros y 50 gramos de peso, del tamaño de una batería y llamado Infant Jarvik, fue implantado por un equipo de cardiocirujanos del hospital pediátrico del Niño Jesús de Roma, que es propiedad de la Santa Sede. El anuncio se formalizó este lunes pero la intervención se realizó el 2 de febrero y “son buenas las condiciones de la paciente”.

Esta es la segunda vez que en el legendario “Bambin Gesú”, el hospital para niños al que acuden familias con sus pequeños venidos de toda Italia, de otros países de Europa y del Tercer Mundo, se realiza esta operación. Desde Estados Unidos fue concedida una autorización especial para utilizar el corazón miniaturizado de asistencia ventricular, que está siendo experimentado en una clínica norteamericana.

La hazaña quirúrgica, que ayudará a salvar millones de niños en todo el mundo la protagonizó el doctor Antonio Amodeo y su equipo. También el ente estadounidense para los fármacos y el ministerio de Sanidad italianos dieron la autorización al exitoso experimento.

Los médicos explicaron que a la chiquita le había sido ya implantado un Berlin Heart, corazón artificial extracorpóreo, un aparato externo que con una cánula se conecta a tórax del paciente.

El Berlin Heart debió ser retirado por una infección y un derrame artificial que comprometieron gravemente la salud de la pequeña.

El minicorazón intratorácico, conectado al paciente a través de un pequeño cable abdominal, había sido utilizado en el hospital pediátrico romano ya en 2015 pero no en el nivel de la operación realizada en febrero. El Infant Jarvik fue desarrollado en Estados Unidos con fondos del Instituto Nacional de Salud, para ser implantado en los niños con menos de 25 kilos de peso.

El próximo paso, informó el Bambín Gesú de Roma, será trasplantar un corazón normal a la pequeña.

Fuente: Clarín



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE