Mataron de un cuchillazo a un joven de 23 años en Virasoro

Mataron de un cuchillazo a un joven de 23 años en Virasoro

Un mu­cha­cho de 23 años mu­rió a con­se­cuen­cia de una he­ri­da pro­du­ci­da por un ar­ma blan­ca, he­cho que se re­gis­tró en la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na de Go­ber­na­dor Vi­ra­so­ro.
La tra­ge­dia se pro­du­jo tras una pre­sun­ta pe­lea ca­lle­je­ra. Por el he­cho hay dos sos­pe­cho­sos que fue­ron de­te­ni­dos.
De­be se­ña­lar­se que ha­ce una se­ma­na atrás en la mis­ma lo­ca­li­dad, ya se ha­bía re­gis­tra­do una muer­te a cau­sa de una pe­lea ca­lle­je­ra.
Con res­pec­to a la úl­ti­ma tra­ge­dia, el fa­lle­ci­do fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Ra­món Aya­la. Su muer­te se pro­du­jo al po­co tiem­po de que fue he­ri­do ya que se tra­tó de una le­sión en una zo­na ex­tre­ma­da­men­te sen­si­ble: en la te­ti­lla iz­quier­da, a la al­tu­ra del co­ra­zón. Es­to pro­du­jo que rá­pi­da­men­te Aya­la per­die­ra la es­ta­bi­li­dad -­debido a la hemorragia-­, ca­ye­ra y mu­rie­ra fi­nal­men­te.
To­do acon­te­ció a eso de las 19:30 del vier­nes, en una vi­vien­da ubi­ca­da cer­ca de la es­qui­na de las ca­lles Pa­so del Rey y Re­me­dios de Es­ca­la­da del ba­rrio Bel­gra­no.
“En ese lu­gar se ha­bría pro­du­ci­do un al­ter­ca­do en­tre un gru­po de hom­bres”, co­men­tó una voz ofi­cial que ex­pli­có lo ocu­rri­do.
Lo cier­to es que tras la pe­le­a, Aya­la fue en­con­tra­do ya sin vi­da por par­te del per­so­nal po­li­cial de la co­mi­sa­ría Pri­me­ra.
Lue­go de al­gu­nas ave­ri­gua­cio­nes, los agen­tes arres­ta­ron a dos sos­pe­cho­sos, quie­nes ha­brí­an pro­ta­go­ni­za­do el al­ter­ca­do fa­tal. Uno es de ape­lli­do Bor­ges y el otro fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Pe­rei­ra. “Ten­drí­an vin­cu­la­ción di­rec­ta con el he­cho”, di­jo una de las fuen­tes in­ves­ti­ga­ti­vas.
El ca­dá­ver, se­gún de­ci­die­ron las au­to­ri­da­des, fue tras­la­da­do ha­cia el hos­pi­tal lo­cal pa­ra que en la mor­gue se lle­ve ade­lan­te la co­rres­pon­dien­te au­top­sia con la in­ten­ción de po­der con­fir­mar la ra­zón de la muer­te.
En tan­to el ar­ma ho­mi­ci­da aún no ha­bría si­do ha­lla­da.
La es­ca­la­da de vio­len­cia ca­lle­je­ra man­tie­ne pre­o­cu­pa­da a la lo­ca­li­dad. Co­mo ya se di­jo, ha­ce una se­ma­na hu­bo otro muer­to en un ase­si­na­to ca­lle­je­ro. Se tra­tó de un jo­ven de 18 años que com­par­tía una ron­da de tra­gos con un ado­les­cen­te, quien lo hi­rió un pun­ta­zo en el tó­rax y lo ma­tó.

Fuente: diario Época



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE