Con el Parque Nacional Iberá, el humedal más grande del país, Misiones se destaca en el centro de un corredor natural único en el mundo

La provincia queda rodeada del Parque Nacional Iguazú, del Parque Provincial Moconá y Parque Estadual do Turvo (Brasil) y del nuevo Parque Nacional Iberá, en Corrientes, en un área de extensión del humedal más grande del país -y el segundo a nivel mundial después del Gran Pantanal brasileño, paraguayo boliviano-. Misiones, además, resguarda el último reducto de Selva Paranaense con la mayor biodiversidad de la ecorregión del Bosque Atlántico en Sudamérica. Así la provincia se posiciona como puerta de entrada para conectarse con una de las áreas naturales de mayor valor ambiental,  paisajístico y cultural del planeta.

Con una superficie de 159.000 hectáreas y 23.000 hectáreas de Reserva Natural, el Parque Nacional Iberá fue creado esta semana como unos de los 10 parques nacionales más grandes de la Argentina. El Senado lo votó por unanimidad y ahora se encuentra en Diputados para la sanción definitiva de la ley que lo incluirá entre los 47 parques nacionales, según datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

El Gran Parque Iberá será inmenso y sumará unas 700.000 hectáreas –casi le tercera parte de la superficie de Misiones, que tiene alrededor de 3 millones de hectáreas- si se suma el Parque Provincial Correntino de 553.000 hectáreas. El Iguazú tiene 54.380 hectáreas con una reserva nacional de 12.620 hectáreas. Enfrente, Brasil tiene su parque de 170.000 hectáreas.

Y un dato más sabroso aún, para el turismo desde Posadas. El Portal Cambyretá para ingresar al nuevo Parque Nacional Iberá, queda a 15 kilómetros de Ituzaingó. Desde ese acceso de la ruta nacional 12 hay que transitar un camino áspero –no para cualquier vehículo- hasta llegar a un camping y a una de las estaciones de guardaparques. ¿Desde Posadas? Apenas unos 130 kilómetros, con solo 29 kms de tierra.

La información fue dada a MisionesOnline por voceros de The Conservation Land Trust (CLT), la entidad que donó las tierras adquiridas por el conservacionista norteamericano Douglas Tompkins (fallecido en diciembre de 2015) y su esposa Kristine McDivitt. Su viuda continuó el legado de su esposo y las donó para erigir un parque nacional que resguarde el ecosistema Esteros del Iberá, en el marco de la Ley Nacional 22.351 de Parques Nacionales.

En 2016 la Legislatura de Corrientes sancionó la ley autorizando el traspaso y comenzó la transferencia a la Administración de Parques Nacionales. Pero hacía falta una nueva ley y es la que esta semana obtuvo la sanción del Senado. El senador misionero Maurice Closs aseguró que, “esto va a ser pura sinergia con los destinos turísticos de naturaleza que tiene el norte argentino, especialmente el noreste argentino. Chaco con El Impenetrable, nosotros con Iguazú, con el provincial del Moconá”. Mencionó la accesibilidad necesaria para el turismo, hermanada con la conservación de la biodiversidad, y la consideró una cuestión de estado. También manifestó su apoyo el senador y presidente del PRO nacional, Humberto Schiavoni.

La región del Iberá contiene uno de los humedales más importantes del país, y el segundo más extenso del mundo, además de presentar un gran potencial para el desarrollo de una economía local basada en el uso racional de los recursos naturales y el turismo. Los Esteros albergan una enorme diversidad de vida silvestre, incluyendo especies con un frágil estado de conservación como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, el aguará guazú y una amplia variedad de aves.

Las tierras cedidas por Corrientes son propiedad de Conservation Land Trust (CLT). Navegando en el fárrago informativo, la noticia pasó uno tanto desapercibida, pese a su importancia. Es que la entrega por parte de CLT ha sido por parcelas, a fin de poner a punto cada espacio ambiental. “Se pactó con Parques Nacionales la entrega escalonada de 4 (cuatro) núcleos”, informó la vocera Marisi López a MisionesOnline.

“En noviembre de 2016 se entregó Cambyretá con 23.000 hectáreas, al que siguió el segundo núcleo de San Nicolás(cercano a San Miguel) en noviembre de  2017,con 90.000 hectáreas; a fines de 2018 se entregará Laguna Iberá Laguna Iberá (Pellegrini), con 16.000 hectáreas; y en 2019, el último núcleo que es Carambola, de 20.000 hectáreas. Son todas superficies de tierras y se suman al Parque Provincial Iberá de 553.000 hectáreas, perteneciente a la provincia de Corrientes”, agregó Marisi López, directora del Proyecto Iberá.

La vocera explicó que, “contando las 700.000 hectáreas, lo que tiene este parque es la gran biodiversidad. Desde Ituzaingó son 15 kilómetros de ruta 12 y 29 kilómetros desde el Portal Cambyertá, aconsejable solo para camionetas 4 x 4 porque no es de fácil acceso. Desde el Portal Cambyretá, en esos 29 kilómetros hasta el Parque Nacional Iberá, ya se puede disfrutar de la flora y fauna de enorme biodiversidad”.

La oficina central del flamante parque nacional estará en el Portal San Nicolás, cercano a San Miguel y a 130 kilómetros de Corrientes capital. El lugar está ubicado entre Murucuyá y Caá Catí. “La idea es que Misiones se beneficie de los turistas del Corredor de Naturaleza del Litoral y que a su vez también lo haga Corrientes”, dijo la vocera de la fundación de los Tompkins, en lo que se prevé una productiva cooperación de vecinos.

 

Fotografías: Facebook de The Conservation Land Trust (CLT), Parque Iberá, Proyecto Iberá.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE