Nena violada en Pozo Azul: vecinos aseguran que hubo disparos de los efectivos que intentaban detener a Sotelo

Nena violada en Pozo Azul: vecinos aseguran que hubo disparos de los efectivos que intentaban detener a Sotelo

Hay varias personas que afirman que durante la persecución a Franco Sotelo hubo uniformados que dispararon. Se habla de uno o dos tiros. Lo que falta determinar es si el joven murió a causa de esos balazos o si lo remató el camión que lo piso cuando ya estaba al caer en plena ruta en el acceso a la rotonda de Garupá.

Desde anoche el caso de la nena abusada en Pozo Azul tuvo un inesperado giro. Se confirmó mediante una placa y también una radiografía que el joven Franco Sotelo (24) tenía dos heridas, aparentemente de balas. Una en el brazo izquierdo y otra en la espalda, incluso con el plomo aún dentro del cuerpo.

El juez Cardozo ordenó secuestrar el cuerpo mientras realizaban en velatorio y los familiares denunciaron esas heridas que en primera instancia no se habían informado en los primeros estudios. Ahora lo que se trata de determinar es en qué condiciones fue disparado, si por efectivos policiales o en todo caso de que fuerza y porque no se puso eso en el primer informe, tanto del médico policial como el del Poder Judicial en la primera autopsia.

Vecinos del barrio en donde el muchacho se había escondido por algunos días, comentan que lo vieron correr de los uniformados en la tarde del martes cuando estaba cercado por casi una centena de efectivos. Que en plena persecución hubo un uniformado que le dio la voz de alto y ante la posibilidad de que el sujeto escapara, efectuó un disparo que no pueden precisar sí llegó a impactar en el hombre o no. Sí dijeron que alcanzó a correr unos metros más hasta caerse en la ruta y fue allí que lo atropelló el camión. Aunque también hablan de un primer contacto con otro vehículo, una camioneta.

Un audio relatando los lugares del cuerpo en donde Sotelo había recibido los dos tiros llamó la atención de la Justicia, más la denuncia de los familiares al momento que le entregaron el cuerpo hicieron que la causa cambiara. No está resuelta en su totalidad y tampoco hay certezas que el joven muerto haya sido el violador en un 100 por ciento. Esto en base a fuentes de caso.

Tal es la confirmación de los vecinos del barrio que hubo disparos, que un hombre que llevó a algunos de los uniformados en su moto durante la persecución, afirma que el disparo existió aunque no pudo precisar si dio o no en la humanidad de Sotelo. También vecinos afirman que lo vieron caminar por el barrio antes de que lo empezaran a perseguir y en ningún momento pareció estar herido de ante mano, descartando así está hipótesis de que pudo haber sido lesionado antes de salir a la ruta.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE