Empleado de lavadero posadeño confirmó que el auto del presunto violador Sotelo estaba lleno de sangre

Empleado de lavadero posadeño confirmó que el auto del presunto violador Sotelo estaba lleno de sangre

La pericia de luminol llevada adelante por orden judicial en el auto de Franco Emanuel Sotelo (24), acusado de haber raptado, violado y golpeado a una nena de seis años en Pozo Azul, dio positivo en cuanto a la presencia de sangre en el rodado. Había vestigios en los asientos y en el techo. Ahora, un testigo confirmó que el coche estaba casi inundado de sangre. Se trata del empleado de un lavadero, que prestó declaración ante el juzgado de Instrucción Uno de Posadas.
El hombre contó que Sotelo llevó su auto VW Gol blanco el sábado. Como al trabajador le llamó la atención la cantidad de sangre que había, interrogó sobre el origen y recibió como respuesta del joven que había trasladado a un amigo que había sufrido un corte en la cabeza.
Todo indica que luego de cometer el hecho en Pozo Azul (y de un intento de asalto anterior en San Pedro), el muchacho viajó hacia Posadas, donde intentó deshacerse de la evidencia.
Cuando secuestraron el auto, el domingo, cerca del cruce entre las avenidas Ituzaingó y Zapiola, encontraron una pata de cabra, sería el arma con la que golpearon a la niña.
Sotelo murió el martes cuando huía de la Policía. Fue embestido por un camión cuando pretendía cruzar la ruta nacional 12, en Garupá.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE