comScore

El policía acusado de haber avisado al prófugo Sotelo que iban a detenerlo se declaró inocente

El policía acusado de haber avisado al prófugo Sotelo que iban a detenerlo se declaró inocente

El juez de Instrucción Uno de Posadas, Marcelo Cardozo, indagó este miércoles por la tarde al sargento primero de la Policía que está preso desde el fin de semana acusado de haber ayudado a escapar a Franco Emanuel Sotelo (24), sindicado como la persona que el sábado raptó, violó y golpeó de manera brutal a una nena de seis años en Pozo Azul.
El suboficial Hugo Provenzal está acusado de haber alertado al buscado, vía mensaje telefónico, de que iban por él y de esta manera Sotelo salió de la casa de su ex en el barrio Los Kiris y escapó corriendo por los techos de las casas vecinas, el domingo por la tarde. Al policía, que presta servicios en la comisaría Primera, se le incautó el celular. Con ese aparató habría enviado el siguiente mensaje a una familiar de Sotelo: “Decile que se las tome; la Policía lo busca por algo grave”.
Por la mañana, el funcionario, que ya fue pasado a disponibilidad en la fuerza, al tiempo que se le abrió un sumario interno, fue llevado a los estrados judiciales y designó como defensora particular a la abogada Graciela Becaluva.
En un principio, trascendió, pensó en no declarar. Pero después cambió de idea, aunque aclaró que le comprendían las generales de la ley porque es muy amigo de los familiares de Sotelo, que murió el martes cuando huía de la Policía (quiso cruzar corriendo la ruta nacional 12, a la altura del acceso a Garupá, y lo atropelló un camión). Contó incluso que muchas veces ayudó a la madre, a la hermana a la abuela y hasta al cuñado de Franco Sotelo.
Primero lo imputaron del delito de “encubrimiento”, que contempla castigos de entre seis meses y tres años de cárcel. Fuentes judiciales indicaron que el hombre admitió la amistad que lo une con los parientes del fallecido, pero se declaró inocente de la acusación que pesa sobre él. Varias veces repitió “soy cristiano” y explicó que él desde la religión intenta ayudar a la gente.
Aclaró que él envió un mensaje, pero para avisar a los familiares que no le dijeran a la abuela de Franco que lo estaban buscando, porque la anciana está mal de salud y eso la hubiera deteriorado más.
En los próximos días, el policía recuperaría la libertad.
Provenzal se hizo conocido en marzo de 2013, porque fue apuñalado en un operativo policial hecho en el barrio San Isidro de Posadas.
En esa ocasión, vecinos del barrio San Isidro avisaron que un grupo de jóvenes estaba causando desmanes frente al complejo polideportivo. Al lugar llegó personal de guardia de la comisaría 15º, que enseguida tomó contacto con los jóvenes. Uno de ellos, conocido por sus antecedentes delictivos, sin mediar palabras, atacó con un cuchillo al entonces cabo Provenzal. Le asestó un corte profundo en el abdomen del lado izquierdo. El uniformado fue retirado por sus colegas y rapidamente evacuado al CAPS del barrio A-4 en el patrullero y de ahí en ambulancia al hospital.
En ese interín, el mismo agresor atacó al oficial auxiliar José R., a cargo de la patrulla, causándole un corte en el brazo, oportunidad en que el policía efectuó un disparo intimidatorio al suelo. El sujeto continuaba con su accionar agresivo y nuevamente atacó al efectivo causándole otro corte en el abdomen. En ese momento, recibió un disparo en la pierna. Como volvió a abalanzarse sobre el oficial, le efectuaron otros dos disparos: uno en el abdomen y otro en la pierna. Pese a las heridas, el malviviente sobrevivió.

M.S.-


Quizás tambien le interese...