Alexa

ARA San Juan: «No lo veo comprometido a Macri», sentenció la madre de uno de los tripulantes del submarino

Luisa Rodríguez, madre de uno de los 44 tripulantes de la nave desaparecida hace cinco meses, mostró su disconformidad tras presentación de Aguad en la Bicameral: «Ya son cinco meses de que se perdió el submarino y no hemos tenido respuesta de parte del ministro».

Luisa Rodríguez, Radio Municipal

El suboficial Ricardo Alfaro Rodríguez era uno de los 44 tripulantes desaparecidos a bordo del ARA San Juan y su historia toca de cerca a nuestra provincia: si bien Rodríguez era sanjuanino, estaba casado con una misionera –Andrea Mereles– con la que tuvo tres hijos que lo siguen esperando.

A pesar de que ya van cinco meses sin noticias de la embarcación, sus familiares no bajan los brazos y continúan bregando por su aparición, aunque cada vez encuentran menos respuestas en el Estado: «Los partes son iguales. Hubo días en los que no hubo ninguna embarcación que haya salido a rastrillar», relató Luisa Rodríguez, madre del submarinista sanjuanino.

Asimismo, la presentación del ministro de Defensa Oscar Aguad ante la Comisión Bicameral del Congreso días atrás dejó aún más confusión que certezas entre aquellos que piden soluciones: «Ya son cinco meses desde que se perdió el submarino y no hemos tenido respuesta de parte del ministro, hasta el momento no hubo nada. No sé hasta dónde llega el compromiso del Gobierno. Al presidente no lo veo comprometido, él tendría que haber estado en la Bicameral», consideró la mujer, quien aprovechó la oportunidad para pedirle la renuncia a Aguad en forma personal: «Si él no está cumpliendo como ministro de Defensa, que se vaya y le deje el lugar a otro».

En su presentación en el Congreso, Aguad confirmó que se va a contratar una empresa venezolana para continuar con la búsqueda con tecnología AUV, aunque la medida no despertó mayor entusiasmo entre los familiares: «No queremos que se demore, queremos a nuestros hijos, como sea. Queremos encontrar el submarino y saber qué pasó, la verdad, porque acá nadie sabe nada».

Por otro lado, Rodríguez denunció que de las dos embarcaciones de bandera nacional que en este momento se utilizan para continuar con la búsqueda de la nave perdida, «una de ellas tiene el sonar con 40% de operatividad, así que no son búsquedas que vayan a ser efectivas. Solamente van a detectar objetos».

En el interín, en el círculo íntimo de los tripulantes «se manejan muchas hipótesis» en torno a lo que pudo haber sucedido con la embarcación: para ellos, la desaparición no sólo se pudo haber debido «a roturas y averías» (versión más cercana a la hipótesis que maneja el oficialismo), sino que también barajan la posibilidad «de que haya sido atropellada, intencionalmente o no, por un barco pesquero ilegal; o atacada por un avión de la fuerza aérea inglesa».

Esa última posibilidad no parece tan descabellada si se tiene en cuenta que, según relató Rodríguez, su hijo le contó que tiempo atrás «los habían perseguido dos submarinos ingleses. Ellos habían estado sumergidos sin hacer ruido para que estos ingleses no los descubrieran».

En aquella ocasión, habían salido tanto el ARA San Juan y el ARA Salta, pero sólo el segundo tocó puerto en Mar del Plata. En lo que podría considerarse un episodio premonitorio de la catástrofe ocurrida hace cinco meses, Rodríguez contó que los familiares ya habían comenzado a movilizarse cuando «después de 24 horas dieron aviso de que estaban llegando. Eso fue porque el ARA San Juan estaba agazapado escondido».

«Esto desde un primer momento fue una confabulación de mentiras. Yo no sé qué es lo que está ocultando el gobierno», expresó la desconsolada madre. Esa sospecha de que hay algo oculto fue intensificada por el propio ministro días atrás cuando les dijo a los presentes en el Congreso que «no sabían lo que traía el submarino, no se imaginan».

Mientras tanto, del otro lado de la superficie, los familiares sufren la falta de la ayuda prometida por el Estado: «Dijeron que se les iban a dar becas a los chicos, que se les iba a dar ayuda. Mi nuera alquila, y con las boletas impresionantes que han llegado de luz y gas es una situación que se hace insostenible. El Gobierno no las tiene contempladas».

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas