comScore

Con un golazo de Gigliotti, Independiente hundió a Talleres y alivió a Boca

Con un golazo de Gigliotti, Independiente hundió a Talleres y alivió a Boca

El «Puma» recibió la pelota del misionero Benítez y clavó un remate espectacular para el 2-0 en Córdoba y le impidió al local acercarse al líder.

Independiente visitaba a Talleres en un escenario complejo y, para colmo, llegaba de perder dos partidos en cadena (Atlético Tucumán y San Lorenzo) y con una colección de lesionados. Los cordobeses tenían la ilusión, tras la caída de Boca, de que sumando de a tres volvían a colocarse cerca del puntero. Pero en este choque de situaciones los de Ariel Holan dieron el golpe, fueron contundentes, aguantaron gracias a su arquero y se impusieron 2 a 0 como visitantes. Así, el Rojo entró en zona de clasificación a la Copa Libertadores 2019 con 39 unidades, a 11 de la punta. Los cordobeses siguen cuartos con 41.

De entrada, Joao Rojas empezó a transformarse en una preocupación para la defensa de Independiente. A los 8 minutos, el ecuatoriano desbordó por izquierda y Campaña lo cortó cuando estaba por definir. Diez minutos después, el siete de los cordobeses, otra vez, escaló por su banda y centró para la aparición del uruguayo Silva, quien de primera remató para que se luzca el arquero de los de Avellaneda: con una mano y sin dar rebote, se quedó con una pelota difícil. A los 21′ Rojas llegó de nuevo a posición de gol tras una pifia de Figal, pero su remate pasó cerca del palo izquierdo.

Y ya se dijo una y mil veces: «Los goles que no se hacen en un arco…». El Rojo le hizo honor al dicho popular y en la primera que tuvo a fondo marcó la diferencia con un poco de suerte. Tras un disparo largo desde abajo de Fernando Amorebieta, la pelota se desvió en un jugador de la T en el mediocampo y quedó servida para la corrida mano a mano de Silvio Romero.

El ex América de México esquivó a Guido Herrera con alguna dificultad y definió improvisando una buena media vuelta que sacó de manera espectacular Carlos Quintana con un cabezazo en la línea. Pero Gonzalo Verón estaba atento siguiendo la jugada y sólo tuvo que empujarla con su cabeza para el 1 a 0.

El arquero visitante iba a evitar el empate a los 33′. Fernando Godoy mandó un centro que encontró el cabezazo frontal de Aldo Araujo y Campaña volvió a lucirse.

Así, el equipo de Ariel Holan tuvo en los primeros 45′ una virtud de la que suele carecer: la contundencia. Talleres, en cambio, jugó mejor y consiguió las jugadas más claras para romper el cero, pero encontró a Campaña y sus propias limitaciones a la hora de definir.

En el complemento Talleres volvió a tomar el protagonismo del encuentro. Primero fue Rojas el que, tras una jugada individual frente a Silva, metió un centro luego de enganchar dos veces. Al mismo lo bajó Junior Arias y luego Ian Escobar remató desde lejos, disparo que pasó muy cerca del palo. Pero a los 20′ llegó una increíble para los cordobeses.

Leo Godoy tuvo una triple chance que desperdició, en gran parte, por la culpa de Campaña, a esa altura recibido de figura del partido. Primero recibió mano a mano contra el arquero uruguayo, que lo frustró de manera espectacular. El rebote dio en su cabeza y Figal sacó en la línea con un cabezazo. Un jugador la volvió a meter y le quedó de nuevo a Godoy, que esta vez mandó la pelota por arriba.

Y la sentencia llegó gracias a un golazo de Emmanuel Gigliotti de contra sobre el final. Martín Benítez le metió un pelotazo preciso que dominó el «Puma», corrió con la pelota y remató a colocar al ángulo de Herrera, que nada pudo hacer para evitar que la pelota se colara por allí.

ezequielacostaf-

Canal W



Quizás tambien le interese...