Un chico autista fue contenido por su perra cuando explotó un petardo

Un chico autista fue contenido por su perra cuando explotó un petardo

Aunque a los animales el estruendo también los altera, esta mascota se ocupó de proteger a su dueño y evitar una crisis.

Cada año cuando llegan las fiestas se lanzan campañas para que la gente no use pirotecnia, porque como ya sabemos, además de ser un potencial peligro para los que la usan, le hace mal a los animales y es una tortura para los ancianos y las personas con autismo o algún tipo de discapacidad.

Tal vez lleve tiempo tomar conciencia que determinadas cosas pueden ser muy divertidas para algunos, y a la vez ser dañinas para otros. Tal es el caso de la pirotecnia, unos la usan para festejar mientras que a los autistas, les puede generar exacerbación por la recepción de sonidos a muy altos niveles, influyendo en su sistema nervioso.

Hace unos días, Nicolás, un niño autista de ocho años, se encontró en una situación que pudo haber derivado en crisis a causa de un petardo. Sin embargo, por fortuna, su perra estaba ahí. Y si bien ella también sufre el estruendo, el inmenso amor de los animales es más fuerte.

Belén, la mamá del niño, compartió en su cuenta de Twitter un video en el que se ve a Nicolás tendido en el suelo, y la perra a su lado, conteniéndolo de tal manera que logró evitar una crisis. Otra pequeña muestra de que los animales nos curan, y su amor incondicional ayuda a mejorar nuestro bienestar.

Nuestras mascotas forman parte de la familia, nos acompañan incondicionalmente, son un apoyo emocional. Cuando estamos tristes o nuestra salud decae, ellos lo perciben y nos impulsan a movernos, a salir a la calle, a luchar por estar mejor.

Además, sin quererlo, nos ayudan a sanar o a hacer más llevadero el dolor. La presión arterial y el estrés disminuyen cuando los acariciamos. Cuidarlos nos hace sentirnos útiles, favorece el desarrollo de los niños y son una compañía en los momentos de soledad.

Muchas historias demuestran que los animales son incondicionales y la perra de Nicolás no es la excepción: “Tiraron un petardo justo debajo de mi ventana. Nicolás se tiró al suelo. Podría haberse desencadenado una crisis. Pero estaba ella. Esto solo es un fragmento. Estuvo con él media hora. Es otra Heroina sin Capa”, fue el mensaje que escribió Belén al publicar el video.

El posteo recibió más de 15 mil likes y fue compartido más de 18 mil veces.Belén, que se presenta en la red social como la “Madre de un niño con autismo y defensora acérrima de las personas con diversidad funcional”, respondió con afecto a los mensajes de apoyo.

Todavía falta bastante para que la gente tome conciencia del daño que le genera a los animales y a las personas con autismo el uso de la pirotecnia, pero de a poco las campañas están logrando el objetivo. Mientras tanto, contamos con ellos, los angelitos de cuatro patas.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE